Castellón: Vacaciones en el mar. Pedaleando como un profesional

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Castellón es tu destino ciclista si, como en la famosa serie de televisión de los años 80, quieres relajarte cerca del mar y disfrutar de unas buenas vacaciones. Kilómetros y kilómetros de carreteras y caminos para que te enamores de un territorio que te hará olvidar que, en Navidad, hace mucho frío. Como en el barco del amor pero en bicicleta.

2020 será recordado como el año del Covid-19, el año del confinamiento y el año en que hemos tenido que posponer la mayoría de las actividades que nos apasionan.

Por suerte para todos, cada día que pasa es un día menos que queda para llegar a la normalidad, una normalidad que en nuestro caso pasa por descubrir nuevos territorios a golpe de pedal. Si como nosotros ya estas planeando dónde pedalear en 2021, aquí te presentamos el último destino que hemos descubierto, Castellón.

Castellón cuenta con muchos días de sol y con sorpresas en forma de montañas y vistas
Castellón cuenta con muchos días de sol y con sorpresas en forma de montañas y vistas

La Comunidad Valenciana tiene una larga tradición ciclista, esto no es algo que vayamos a descubrir nosotros. Marchas multitudinarias como la Gran Fondo Alberto Contador o ser el lugar escogido por muchos equipos ciclistas profesionales para entrenar durante el invierno demuestran que la Comunidad Valenciana es el destino predilecto de miles de ciclistas de todo el mundo, sobre todo cuando en sus países nieva y hace frío.

El invierno es temporada alta en esta zona y es fácil ver grupetas de ciclistas que entrenan a velocidades de vértigo por su inmensa red de carreteras secundarias. Es por ello que, cuando nos dijeron que podíamos ir a pedalear por sus carreteras, no nos lo pensamos.

Uno de los principales motivos de la popularidad de esta región entre el pelotón internacional es su clima. Tiene muchos días de sol y es muy difícil que vayamos una semana y no podamos salir a pedalear.

Durante nuestra estancia en Castellón a principios de diciembre pudimos disfrutar de una temperatura muy agradable, con máximas de 15-20ºC al mediodía que nos permitieron pedalear en culotte y maillot cortos. En estas condiciones, ¿a quién no le apetece salir a pedalear?

Rutas ciclistas, ¿qué nos ofrece Castellón?

Una vez elegido el destino, lo más importante es contar con una buena selección de rutas a escoger. Para decidir sin equivocarnos, escogimos las rutas que tiene el Hotel del Golf Playa Castellón, un hotelazo con sello de calidad Bikefriendly situado en primera línea de mar.

Tomando como base este hotel pudimos disfrutar de una buena selección de rutas, tanto de montaña como de carretera, que hicieron nuestras delicias durante nuestra estancia. Si tu idea es tomarte unos días para desconectar y entrenar en la zona, en este hotel irás sobre seguro porque tiene todo lo que puedas necesitar.

Poder entrar con tu bici en el Hotel del Golf Playa Castellón y ser bien recibido es un lujo
Poder entrar con tu bici en el Hotel del Golf Playa Castellón y ser bien recibido es un lujo

De las numerosas rutas con las que cuenta este hotel, todas descargables desde su web y totalmente gratuitas, pudimos escoger entre rutas cortas y facilonas hasta rutas largas que se convirtieron en un auténtico reto. Si no vienes solo y quieres disfrutar de la zona con tu familia, no te preocupes.

El Hotel del Golf Playa Castellón cuenta con rutas de todo tipo, incluidas las familiares, aprovechando la densa red de carriles bici que se extienden por la zona.

Los atardeceres por el Paseo Marítimo de Castellón son ideales para relajarse
Los atardeceres por el Paseo Marítimo de Castellón son ideales para relajarse

Los paseos a última hora del día disfrutando del carril bici por el Paseo Marítimo es el lugar perfecto para dejar que los peques empiecen a dar sus primeras pedaladas.

Pisando asfalto

Repartimos nuestra estancia en el Hotel del Golf Playa Castellón entre rutas de carretera y MTB. Ambas modalidades conviven perfectamente en la zona, aunque para nuestro gusto la carretera fue superior. La cantidad de carreteras secundarias y puertos de todo tipo que encontramos en la zona fueron toda una sorpresa.

Nuestra idea de Castellón era la de una zona llana, ya que el apellido “de la Plana” que acompaña a Castellón así nos lo indicaba, pero nada más lejos de la realidad. Justo a la espalda de Castellón contamos con el parque natural del Desierto de las Palmas, un territorio protegido de más de 3000 hectáreas que se extiende paralelo a la costa y que tiene una carretera que lo recorre de punta a punta, desde Castellón hasta Benicássim.

En varios puntos de la geografía de Castellón tuvimos que exprimirnos cuesta arriba
En varios puntos de la geografía de Castellón tuvimos que exprimirnos cuesta arriba

Este puerto cuenta con unas vistas impresionantes de la costa y tiene un asfalto de primera, por lo que es uno de los puntos más visitados por los ciclistas de la zona. En 2015, la Vuelta a España coronó este puerto y desde entonces es un habitual, por lo que son muchos ciclistas los que lo visitan cada año. Si no quieres llevarte un susto, no mires el tramo de Strava de la subida al Desierto de las Palmas. El tiempo de Mathieu van der Poel es de otro mundo.

Aunque sea un puerto agradable, los más machacas tienen al final del puerto el inicio de otro puerto, la subida al Bartolo. Si no eres de los que te gustan los retos, mejor sigue recto, porque este desvío nos regala casi 3 kilómetros de puro infierno. Si la pendiente media del 11% o sus rampas del 20% no fueran suficiente, en esta subida hay que lidiar con un asfalto destructor.

Ojo con subir con desarrollos largos tipo Ironman o con llantas de escaparate, esta subida es para ciclistas de pura cepa, de aquellos que no se arrugan cuando el asfalto está roto, con piedras o patina. Eso sí, si consigues superar el reto, el Bartolo te recompensará con unas vistas impresionantes.

En invierno, con la carretera vacía y en un día soleado, la subida al Bartolo fue uno de los mejores momentos que vivimos en Castellón. La bajada, eso sí, fue otra cosa. El asfalto nos hizo perder incluso el bidón y nos acordamos muchísimo de nuestra querida KTM Scarp MT de montaña. Por suerte para todos, esta subida se puede hacer también en MTB por el lado de la Pobla Tornesa y la ermita de les Santes, así que podremos subir sin miedo a perder los empastes en la bajada.

A punto de coronar el puerto de Marianet
A punto de coronar el puerto de Marianet

Curiosamente, desde lo alto del Bartolo se puede divisar otro punto de interés para el ciclista en Castellón, la Sierra de Espadán. A escasos 25 km desde el Hotel del Golf Playa Castellón nos colocamos en el inicio de esta sierra y rápidamente comprobamos por qué era una de los secretos mejor guardados de Castellón. Subiendo por sus carreteras descubrimos la auténtica Comunidad Valenciana, una región cargada de tradición y preciosos rincones por descubrir a golpe de pedal.

Recordaremos especialmente la subida por el collado de Artana, una preciosa subida que nos separaba definitivamente de la costa para meternos de lleno en la sierra, por donde pedaleamos durante horas sin apenas ver un coche. Los ciclistas de la zona nos dijeron que esta subida era una de las más emblemáticas de Castellón y que en invierno es cuando mejor se puede estar, ya que en verano suele haber más coches en la carretera. 

Otra de las entradas a la Sierra de Espadán la pedaleamos desde Vall d’Uixó, siguiendo hacia Alfondeguilla y subiendo al conocido Marianet. Este puerto conecta Alfondeguilla con las poblaciones de Chóvar o Azuébar y nos mete de lleno en la Sierra de Espadán. La carretera tiene algunos tramos de rectas que nos permiten alcanzar velocidad, pero en la zona alta las curvas cerradas y divertidas son la tónica. Como en el resto de rutas, en este punto seguíamos pedaleando solos y únicamente habíamos pasado por pequeños pueblos que descansan al abrigo de las montañas. Pura paz ciclista.

La bajada hacia Eslida fue más divertida, sobre todo porque habían caído cuatro gotas y nos había mojado el asfalto, lo que unido a las curvas pronunciadas que tiene la bajada, nos hizo ir con cuidado para disfrutar de lo lindo. Como sabíamos que la ruta iba a continuar hacia Ahín y Alcudia de Veo, los locales nos recomendaron parar en el Bar Paquita de Eslida. Acabábamos de bajar con la carretera mojada y teníamos un poco de frío, así que al entrar en el Paquita pedimos lo que nos habían recomendado, un “carajillo de Castellón”.

Todos sabemos qué es un carajillo y seguro que más de uno lo toma en días fríos, pero os podemos asegurar que el carajillo del Paquita es el mejor carajillo que hemos tomado nunca. Con miel, granos de café y limón, nos cambió la cara y pudimos seguir de ruta con las pilas bien cargadas.

Pisando tierra

Como no solo de asfalto vive el ciclista, a Castellón también nos fuimos con la bici de montaña, una flamante KTM Scarp MT que aprovechamos para probar en tierras valencianas.

Para coger ideas y salir de ruta con las máximas garantías optamos por seguir los consejos del Hotel del Golf Playa Castellón, donde nos proporcionaron varias rutas que pudimos hacer durante nuestra estancia.

La MTB también es una buena opción en los caminos y sendas de Castellón
La MTB también es una buena opción en los caminos y sendas de Castellón

Las más largas se adentraban en el Desierto de las Palmas y cruzaban la sierra por caminos y pistas de diversa dificultad, subiendo de nuevo casi hasta la cima del Bartolo. Sin duda, esta es una de las zonas más bonitas de la sierra pero, como ya la habíamos subido con la bici de carretera, preferimos guardar fuerzas.

Las rutas están convenientemente señalizadas para facilitar su seguimiento
Las rutas están convenientemente señalizadas para facilitar su seguimiento

Aun así, visitamos el Coll de la Mola o la Ermita de les Santes y enlazamos una buena cantidad de caminos divertidos con tramos de asfalto que nos permitieron rodar con una buena media de velocidad. Al no encontrarnos prácticamente ningún punto técnico ni senderos, empezamos a pensar en la opción Gravel.

La opción Gravel es nuestra asignatura pendiente en Castellón
La opción Gravel es nuestra asignatura pendiente en Castellón

Estuvimos varios días rodando por la zona y algunos ciclistas que vimos por allí nos lo confirmaron: “Castellón es un paraíso Gravel”. Ciertamente es una bicicleta que no llevábamos con nosotros pero que después de rodar por la zona, nos llevaremos en la próxima ocasión.

Las velocidades y distancias que se recorren con estas bicicletas son mayores que con una doble suspensión de montaña, siempre y cuando el terreno sea favorable, y en el caso del Desierto de las Palmas estamos seguros de que hubiéramos rodado igual o incluso mejor con unas ruedas más finas.

Hotel del Golf Playa Castellón, un histórico en la zona

El Hotel del Golf Playa Castellón es toda una institución en la zona. Su construcción se inició en los años 60 y fue uno de los pioneros en unir deporte y alojamiento, construyendo un campo de golf a escasos metros de la puerta principal. El deporte es parte inherente a este hotel desde entonces y es por ello que llevan muchos años apostando por mimar al deportista. Cuando decidimos pasar unos días en Castellón teníamos claro donde nos íbamos a hospedar.

La playa de Castellón tiene arena fina y ha sido premiada con la Bandera Azul
La playa de Castellón tiene arena fina y ha sido premiada con la Bandera Azul

Como decíamos anteriormente, la situación de este hotel es privilegiada y es uno de sus grandes alicientes. Está situado a escasos 100 metros de una playa de arena finísima premiada con la Bandera Azul por su calidad y respeto medioambiental, por lo que darse un chapuzón en el mar después del entrenamiento es realmente fácil.

Hacia el interior se encuentra la ciudad de Castellón de la Plana (7 km) y hacia el norte, Benicássim, mundialmente conocida por albergar uno de los festivales de música independiente más importantes del mundo.

Uno de los muchos servicios con los que cuenta el hotel es el sello de calidad Bikefriendly, que certifica que este hotel cuenta con todo lo necesario para el ciclista.

El Hotel del Golf Playa Castellón tiene el sello de calidad Bikefriendly y cuenta con una zona específica para guardar las bicis
El Hotel del Golf Playa Castellón tiene el sello de calidad Bikefriendly y cuenta con una zona específica para guardar las bicis

En él puedes encontrar un espacio seguro para guardar tu bicicleta (con candado individual), zona de lavado, taller para hacer el mantenimiento básico después de cada salida y tienen rutas de todo tipo para que no nos tengamos que preocupar de nada, algo que en nuestro caso agradecimos muchísimo.

Con la zona de lavado del Hotel del Golf Playa Castellón, la bici estará limpia tras cada salida
Con la zona de lavado del Hotel del Golf Playa Castellón, la bici estará limpia tras cada salida

Si viajas en bicicleta y sueles hacer rutas, sabrás que lo más importante de un hotel, comida aparte, es que respeten a nuestra querida compañera de fatigas, por lo que contar con unos servicios exclusivos para ella es todo un acierto. En nuestro caso no tuvimos averías que nos obligaran a reajustar la bicicleta en el taller, pero sí tuvimos que limpiar la bicicleta tras una salida en la que había llovido, por lo que aprovechamos algunas de las facilidades que nos ofreció el hotel.

Más allá de las comodidades recibidas por ser ciclista, el Hotel del Golf Playa Castellón cuenta con mucho más que ofrecer. A nivel familiar cuentan con todo tipo de facilidades, algo que incluso vimos en las rutas BTT de que disponen (con rutas específicas para familias), y tienen piscina exterior para los más pequeños. Además de ello, cuentan con sauna y servicio de masajes, algo fundamental para relajarte por completo.

En esta zona son especialistas en deportistas de élite, por lo que te pueden hacer un “chapa y pintura” completo si llegas tocado porque tus compañeros de grupeta no te han respetado ni en un solo puerto. Meterte en la sauna y recibir un masaje fue la manera que tuvimos de quitarnos los sofocos de subir al Bartolo.

La Bicicleta Café, un templo ciclista en plena ciudad

En pleno centro de Castellón de la Plana se encuentra un precioso rincón ciclista, La Bicicleta Café. Este local, parada obligatoria para todo ciclista que visite la zona, es todo un templo del ciclismo y por él han pasado ciclistas profesionales de talla mundial que no han querido desaprovechar la oportunidad de conocerlo.

La Bicicleta Café, en Castellón, es un templo del ciclismo
La Bicicleta Café, en Castellón, es un templo del ciclismo

Sus paredes están decoradas con bicis clásicas, maillots de época y todo tipo de detalles sobre ciclismo y su cultura.

Bicicletas clásicas decoran las paredes del local
Bicicletas clásicas decoran las paredes del local

Muchos ciclistas profesionales han dejado su huella allí y es fácil ver maillots de campeón del mundo firmados por gente como Peter Sagan. Su buen repertorio de cervezas o la calidad de su café solo pueden acompañar a un entorno único, donde como ciclista te sentirás extremadamente mimado.

La pasión por el ciclismo aflora en este establecimiento de Castellón
La pasión por el ciclismo aflora en este establecimiento de Castellón

Por si no lo sabías, este establecimiento también es marca y puedes comprar su ropa y todo tipo de accesorios ciclistas de calidad en la tienda que tienen justo delante de la cafetería.

La Bicicleta Café también comercializa su ropa personalizada
La Bicicleta Café también comercializa su ropa personalizada

Si te queda lejos Castellón, no te preocupes, también puedes comprar en su tienda online.

Comentarios

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.