Gran Canaria, Gran destino

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Climas cambiantes con temperaturas cálidas durante todo el año, carreteras solitarias, senderos apasionantes, puestas de sol de ensueño, tranquilidad, una gastronomía única, playas paradisíacas, lugares recónditos en los que perderse durante horas, hospitalidad a raudales y mucha pasión por el ciclismo. Bienvenidos a Gran Canaria.

PRIMERA TOMA DE CONTACTO

Tras el vuelo desde Barcelona y el consiguiente cambio de hora, llegamos al centro de Las Palmas. Una vez que dejamos las maletas y nos vestimos de ciclistas, Guillermo, que será nuestro guía durante nuestra estancia en Gran Canaria, nos espera en la puerta. Su energía y su carisma desbordante hacen presagiar que vamos a ver algo realmente bonito y que nos va a impresionar.

“Vamos a soltar un poco las piernas”, nos comenta, mientras ponemos a punto las bicicletas que hemos alquilado. Y no, no nos ha engañado. Poco más de 20 kilómetros para conocer los alrededores de la ciudad y coger un poco de color de tez, pese a estar en septiembre.

 

Nos dirigimos hacia El Confital, una zona totalmente natural y virgen de Las Palmas en la cual nos llama la atención tanto la cantidad de surfistas que hay, como la vida en las calles que se hace. Sin embargo, se trata de una zona repleta de gente corriendo y en bicicleta que se entremezcla con el romper de las olas que casi nos salpican.

Aquí, si os gustan las puestas de sol de película, debéis venir. Traed algo donde sentaros, algo para beber y a disfrutar. No os arrepentiréis.

LA CALDERA DE TEJEDA, CITA OBLIGATORIA

“Vamos a rodar por un cráter volcánico”, nos avanza Guillermo a primera hora de la mañana. No os negaremos que nos sorprendió la proposición, a la vez que nos encantó. Se trata de una ruta circular de no más de 20 kilómetros y dificultad media en la cual tendréis ante vosotros un enorme cráter volcánico con vistas al mar, al Roque Nublo y a varios pueblos situados en el fondo de dicho cráter. Uno de ellos es la Virgen de la Cuevita, una parada obligatoria para todo amante del ciclismo, ya que es la patrona de los cicloturistas. Ahí no pudimos resistirnos más y desayunamos unas buenas papas arrugadas con mojo picón. Para finalizar la vuelta a la Reserva Natural del Roque Nublo, subimos la carretera de La Culata, un puerto que te dejará sin aliento. No por ser extremadamente duro, sino por su belleza.

CAMBIO DE PLANES

Una de las constantes de Gran Canaria son sus microclimas, los cuales nos sorprendieron el día que debíamos hacer ruta en carretera. Debido a la niebla y el agua, el Pico de las Nieves se nos resistió, pero, lejos de pisarnos el plan, Guillermo actuó rápidamente y nos llevó en dirección al sur. Ahí el día era completamente diferente y pudimos disfrutar de una ruta preciosa. Otra de las paradas que os recomendamos es en La Panera de Tunte. No dudéis en probar su deliciosa Torta de Santiago.

A pleno sol y con las pilas cargadas, nos decidimos a subir la Degollada de las Yeguas, un precioso puerto con unas vistas inigualables, para después dejarnos caer hasta las Dunas de Maspalomas. Ya estábamos en el sur de Gran Canaria, pero nos sentíamos en pleno Sahara entre tanta duna. Ahí, en medio de kilómetros y kilómetros de arena, echamos de menos las portentosas Fat Bike para disfrutar de cada pedalada.

EN GRAN CANARIA, PLANES PARA TODOS

No todo va a ser pedalear, está claro. Tras las rutas matutinas, toca conocer diferentes rincones de Gran Canaria. El Castillo de la Luz, reformado para la ocasión, es una cita ineludible, al igual que El Mercado del Puerto. Vegueta es otra de las zonas emblemáticas que no os podéis perder de Las Palmas. Calles peatonales para disfrutar del casco antiguo de esta preciosa ciudad, en la cual cada jueves por la noche se celebra una fiesta gastronómica, con tapa y bebidas a precios populares. Además, de cara a las próximas vacaciones, en 2017, ya os podemos adelantar que se abrirá el mayor acuario de Europa en Las Palmas. Suena muy bien. Si os gustan los mercadillos medievales o los rastros, los domingos es vuestro día. La mayoría de poblaciones de la isla realizan sus mercados ese día. Y si os gustan los atardeceres de ensueño, dejad que os recomendemos El Confital. Desde Las Palmas no tardaréis en llegar a allí y os dejará con la boca abierta.

LA PLAYA DE LAS CANTERAS, UN SÍMBOLO

Pese a tener un centro histórico que te embelesa, la Playa de las Canteras es la zona que a más gente aglutina en Las Palmas. “Aquí hay gente desde las cinco de la mañana hasta las doce de la noche. Es increíble”, nos comenta Guillermo. Justo al lado de esta playa, un pequeño recinto nos llama la atención: “Esto es un balneario, gratis para todo el mundo. Solo se paga la voluntad”, nos explica el propio Guillermo.

 

GRAN CANARIA, LA ISLA DE LOS MICROCLIMAS

“Hay hasta 32 climas solo en esta isla”, nos advierte nuestro guía. Y no, no exagera. Nos dirigimos hacia el centro de Gran Canaria para ascender el Pico de las Nieves, a casi 2.000 metros, pero la niebla, el agua y el frío nos lo impidieron. “No os preocupéis, hay otro plan”, nos tranquiliza Guillermo. A veinte minutos en coche, el cielo se abre por completo y tenemos un día totalmente diferente. Bienvenidos a la isla de los microclimas. Dicho microclima también queda marcado por una cordillera central que divide la isla. Es decir, si en el norte no hay bueno tiempo, id hacia el sur, y viceversa.

LOS JUEVES, TODOS A VEGUETA

Nuestro guía Guillermo nos llevó el martes por la tarde al casco antiguo de la ciudad, conocido como Vegueta, y entre las calles Mendizábal y de la Pelota, o el teatro Pérez Galdós, nos llamó la atención lo poco transitada que estaba. “Esto se anima los jueves”, nos avisó y ¡vaya si se anima! Llegamos poco después de las nueve de la noche y por poco nos quedamos sin terraza, así que ya sabéis, debéis ir pronto. Una vez sentados, la consigna es clara: bebida y tapa por unos dos euros, aproximadamente. ¡Y qué tapas! Con tres ya no podíamos más. El ambientazo que nos encontramos cumplió todas nuestras expectativas. Hay que tener en cuenta que en Gran Canaria hay unos 850.000 habitantes, sin contar los turistas, por lo que el ambiente está asegurado.

¡VE SIN BICICLETA!

Este es uno de los mayores dolores de cabeza de todo ciclista que quiera viajar. Nosotros no nos lo pensamos dos veces y decidimos alquilar nuestras bicicletas de montaña y de carretera en Las Palmas. Nuestra opción fue la tienda de alquiler y venta Free Motion, un negocio que tiene puntos mecánicos repartidos por toda Gran Canaria para que nunca te quedes tirado.

 

EN GRAN CANARIA NO TE OLVIDES DE…

  • Crema solar: El sol en Gran Canaria puede jugarte una mala pasada si no te proteges bien.
  • Bañador: Tras cada pedalada, la Playa de las Canteras te espera con los brazos abiertos
  • Chubasquero: Los microclimas, tarde o temprano, te sorprenderán. Cuando lo hagan, intenta estar lo mejor preparado.
  • Cámara de fotos: En Gran Canaria pasarás por zonas que no se asemejan a nada de lo que hayas visto con anterioridad. Asegúrate de inmortalizarlo bien para compartirlo con tus amigos.
  • Manguitos: Los descensos en Gran Canaria son largos y, si el día está cerrado, los necesitarás.

 

INFORMACIÓN TURÍSTICA

Patronato de Turismo de Gran Canaria

Dirección: C/ Triana, 93

Telf: 928 219 600

dpromoc@grancanaria.com

www.grancanaria.com

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.