Carlos Coloma (entrevista): La despedida del guerrero

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Carlos Coloma, el carismático corredor riojano, ha puesto punto y final a una larga carrera. El suyo no ha sido un camino de rosas y ha tenido varios altibajos, pero siempre los ha capeado con su fuerte personalidad, pundonor y determinación. El bronce de Río fue el merecido premio a la trayectoria de un histórico del MTB, que ahora está intensamente volcado en potenciar su equipo, el BH Tempo Cafés UCC.

Te retiraste en casa, en Arnedo, y con victoria de Valero. ¿El final soñado, no?

Sí, sin ningún tipo de duda y lo digo con la mano en el corazón. Desde que inicié el equipo BH Templo Cafés y la andadura hasta Tokio con el objetivo de darle continuidad hasta París, siempre mi sueño fue tener a los mejores corredores nacionales. Pero sobre todo dentro de un buen ambiente, familiar, en un equipo donde los corredores tendrían lo que yo siempre soñé: un staff muy potente que se dedicase los 7 días a la semanas a cuidar de ellos y del equipo. Y luego terminar de afianzar el proyecto de Rocío en la categoría Élite.

Carlos Coloma, manteado durante su despedida en Arnedo
Carlos Coloma, manteado durante su despedida en Arnedo

Después de mucho trabajo y suerte, hemos conseguido su entrada como piloto Red Bull, y si a esto le sumas el fichaje de Valero, que parecía imposible, hasta el final en Arnedo con su victoria, cerrando así el ciclo de mi trayectoria deportiva unida a la de mánager, pues fue el final soñado.

¿Cuál será tu rol a partir de ahora?

¡Mi roll será disfrutar del rock and roll! (se ríe) Ahora más que nunca, encargarme de mi gestión como mánager del equipo y cerrar negociaciones con los patrocinadores del quipo, además de ver con los corredores los circuitos, ayudarles a elegir material, darles tranquilidad y quitarles ese nerviosismo que el corredor tiene cuando no está seguro sobre qué neumático elegir o por dónde va la trazada.

Carlos Coloma, mánager del BH Templo Cafés UCC
Carlos Coloma, mánager del BH Templo Cafés UCC

¿Serás embajador de BH?

Ya lo soy. Aunque el equipo se gestiona desde La Rioja y mi labor como mánager es buscar patrocinios y conseguir lo mejor para los corredores, sin duda BH es pieza clave total del equipo. Vamos a ir con ellos hasta París y mucho más. Mi labor como embajador de la marca ya viene unida a la de mánager.

¿Cómo te cambió la vida el bronce de Río?

Después de muchos años persiguiendo ese sueño que era la medalla olímpica y habiendo hecho diploma olímpico en Londres, el día de Río, el 21 de agosto de 2016, cambió mi vida por completo. Mucha gente vio esa carrera y se enganchó al Mountain Bike y, para mí, sentirme parte de ese cambio y ser entre comillas embajador del MTB nacional, ha sido mi sueño. Aunque he aguantado mucho desgaste físico y mental durante estos años (con viajes, programas de televisión, entrevistas, llamadas, fotos), esa carrera sirvió para que nuestro deporte se conociera mucho más en la sociedad española.

Fue un cambio brutal en mi vida y en la forma en la que mucha gente consideraba el MTB, que era mucho más minoritario y no movía masas. La llegada de un cambio de vida en la sociedad española, unida a esa medalla olímpica, nos ha cambiado la vida a muchos.

Tus compañeros destacan de ti la proximidad y profesionalidad. ¿Eres así en la vida diaria?

Intento serlo. Soy una persona muy transparente; quien me conoce sabe que mi forma de ser es así. No me puedo callar lo que pienso. Y siempre procuro ayudar a los demás a que cumplan sus sueños. En su día, mucha gente me ayudó, pero tal vez por cómo estaba entones el MTB o por la filosofía que había en la forma de funcionar de los equipos, creo que si hubiera tenido un poco más de apoyo (material, técnica, etc.) u otro tipo de funcionamiento, lo habría hecho de otra manera. Aunque no sé si hubiera hecho mejores resultados. Mi único objetivo es ayudarles en todo lo que puedo.

Carlos Coloma en el rodillo antes de la acción
Carlos Coloma en el rodillo antes de la acción

Háblanos de Rocío, tu pupila, que está despuntando con fuerza. ¿Cuál es su techo?

Tiene que seguir dando pasitos tal como está haciendo. Ahora mismo hay corredoras que a diferencia de ella han llegado y han sido capaces de ganar pruebas de la Copa del Mundo como Loana Lecomte, de solo 21 años. Son casos rarísimos, pero ocurren. Creo que el caso de Rocío será más de madurar como ciclista y coger experiencia. También a nivel físico está ganando músculo y potencia. Su techo lo veremos en 3 o 5 años, pero será una corredora que va a poder optar a podios en la Copa del Mundo y que nos dará muchas alegrías. Pero hay que darle tiempo al tiempo y no tener prisa en este proceso. Simplemente, que siga en la línea que va.

¿Qué te parece la irrupción de corredores multidisciplinares como Mathieu van der Poel o Tom Pidcock?

Me parece alucinante y es superpositivo para el ciclismo. Está habiendo un cambio generacional que hace que nuestro deporte sea mucho más conocido a nivel mediático. Y es que a estos corredores, que son capaces de ganar en carretera, CX y MTB, sus seguidores les siguen allí donde compitan, y eso ha beneficiado al MTB. De los JJOO de Río a esta parte ha habido un gran cambio. Esa carrera fue muy bien para Europa, porque fue un domingo a las 17.30, por lo que la pudo ver toda Europa, además de que se disputaba en la tarde que se cerraban los Juegos. También tuvimos a Peter Sagan, que atrajo a muchos seguidores.

Así que ahora, la entrada de Van der Poel y Pidcock, sumado a que cada vez la gente está practicando más deporte a raíz del confinamiento, hace que todo sea una rueda superpositiva.

¿Qué es lo más importante que has aprendido del MTB?

Ha sido mi forma de vida desde que prácticamente tengo uso de razón, desde los 13 años, y desde los 17, cuando firmé mi primer contrato profesional. Porque más allá de poder ganarme la vida con esto, me dio la oportunidad de viajar por el mundo y conocer otras culturas y tener amigos en cualquier rincón. Me ha dado mucha disciplina y fortaleza mental para luchar y cumplir mis objetivos, y esto me ha servido para todo en la vida; para mi vida personal y para mis proyectos familiares con Lola, mi mujer, y mis dos hijos.

Sin duda, el reflejo de todo esto es el BH Templo Cafés, un equipo que nació prácticamente de cero, con instalaciones y estructura propias y un staff superpotente. Tenemos una forma de trabajar que nos está dando un gran resultado. Creo que es la fórmula buena para que el MTB sea cada vez más respetado, para que los corredores cobren lo que se merecen y que nuestro propio sector devuelva a las marcas el patrocinio que ponen a nivel económico. Hay que trabajar de una forma muy ordenada, algo que he aprendido en mi carrera deportiva como corredor de MTB.

La emoción se apodera de Carlos Coloma en su homenaje
La emoción se apodera de Carlos Coloma en su homenaje

Abogas sin fisuras para que se respete a los corredores de MTB.

Desde el minuto uno en que comencé a ver que mi carrera tenía una duración limitada, que fue justo cuando vine de los JJOO y comencé a llevar a Rocío, luché para que puedan vivir dignamente. He sufrido en las carreras, he viajado mucho y me han dolido tanto las piernas, que ahora cuando estoy con los chicos y veo cómo se esfuerzan creo que tienen que vivir dignamente. Y no es porque lo diga yo, sino porque este es un sector que está creciendo cada vez más, y si somos capaces de hacer que suban las ventas de las marcas que nos apoyan, eso también tiene que repercutir en el sueldo de los corredores.

¿Qué consejo les darías a los jóvenes que empiezan en el MTB?

Que sean humildes y siempre tengan los pies en el suelo. Hay corredores que quizás ganan un Campeonato de España júnior y van con la Selección, pero que debido al entorno –quizás por falta de experiencia o por querer que su hijo llegue arriba antes de tiempo– se frustran cuando pasan a sub23, porque están lejísimos a nivel europeo y mundial. Les diría que no pierdan la fe, que trabajen duro y que si en el futuro acaban siendo profesionales, estupendo. Y si no, aprenderán una disciplina y verán que con trabajo se consigue todo.

Haciendo un repaso a tu dilatada trayectoria y con la experiencia que tienes ahora, ¿cambiarías algo?

No me gusta lamentarme. Sí recuerdo que en mi juventud no me gustaba entrenar ni descansar como debería haberlo hecho. También he tenido momentos brillantes y de todo tipo. Esto me ha servido para intentar transmitir a mis corredores y a la gente del equipo lo que he ido aprendiendo. Pero como no se puede cambiar lo que ya ha pasado, es absurdo plantearme que fui Subcampeón del Mundo júnior sin prepararme adecuadamente… Eso me tiene que servir para aprender y disfrutar de otras cosas, ya que si las hubiera hecho de otra manera tal vez hubiera sido demasiado obsesivo con el ciclismo. Eso les ocurre a muchos corredores, que pierden la parte personal a costa de conseguir éxitos deportivos. Las cosas son como son y solo tienen que servir para aprender.

Físicamente muchos corredores están a un nivel parejo y lo que acaba marcando la diferencia es el aspecto mental. ¿Qué hay que tener para pasar de ser un buen corredor a un crack?

La clave está en la forma de ser de cada corredor y en el trabajo mental. Yo podía quedar 7º, 12º o 20º, pero cuando me preparaba para un objetivo de verdad y tenía que sacar el crack que llevo dentro, mentalmente era capaz de rendir y de sufrir a un nivel estratosférico en casos puntuales. Por eso me alucina la gente que es capaz de hacer esto a lo largo de todo el año.

Siempre trato de transmitir a mis corredores que confíen en sus posibilidades y que en esa hora y media de carrera, donde todos se han cuidado y han entrenado en altura previamente, tienen que ser capaces de bajar al infierno para que todo merezca la pena. Hay mucha gente que lo hace todo perfecto pero que sucumbe ante la presión de esa hora y media. Y siempre se escuchan las mismas excusas: “me dolía la espalda” o “he hecho una mala salida”.

Las excusas pueden ser creíbles en carreras puntuales, pero hay gente que no termina de romper esa barrera de corredor normal a crack. Y en la mentalidad y en la forma de trabajar psicológicamente esa hora y media es donde está la clave.

El corredor riojano junto a su BH Lynx Race EVO
El corredor riojano junto a su BH Lynx Race EVO

Un deseo para el futuro… Que el equipo BH Templo Cafés siga en la línea que va, que Pablo, Rocío y Valero puedan dar su mejor versión a nivel deportivo y que el recuerdo que tengan de mayores del equipo es que se hizo todo lo posible por ellos.

Carlos Coloma, muy personal

Un pensamiento que te aporte energía: El 21 de agosto de 2016

El mejor momento del día: Cuando abro los ojos y digo ‘vamos a por otro día más’

Una película: El documental de Muhammad Ali “When we were kings”

E-Bike, ¿sí o no? ¡Por supuesto que sí!

Comida preferida: Espaguetis carbonara

Tu hogar: La Rioja

¿Qué superpoder te gustaría tener? El de convencer a mis corredores que pueden ganar los Juegos Olímpicos

Una virtud y un defecto tuyos: Como virtud, quiero pensar que soy generoso. Y como defecto, que no puedo estar callado

Circuito preferido: Río de Janeiro 2016

¿Con qué personaje, actual o pasado, te gustaría compartir una cena? Con Muhammad Ali

¿Qué te enoja? La falta de esfuerzo, hacer las cosas a medias

¿En qué te molesta perder el tiempo? En estar con gente desagradecida

En pocas palabras

Río: El mejor día deportivo de mi vida

Dinero: Para disfrutarlo con mi familia y mis amigos

Familia: La base de mi vida

Tokio 2021: Un gran día

Salud: Lo primero en la vida

Mountain Bike: Mi modo de vida

David Valero: Un crack

Pablo Rodríguez: Talento

Jofre Cullell: Joven con proyección

Sergio Mantecón: Gran corredor y mejor persona

Rocío del Alba: Determinación

Carlos Coloma: ¡Un loco!

DAVID VALERO

La medalla de Carlos Coloma fue un gran éxito para el Mountain Bike. Su bronce en los JJOO de Río hizo que nuestro deporte se hiciera mucho más viral y visible en los medios de comunicación. Al final, él lo hace sin darse cuenta porque le encanta y nos repercute a todos los ciclistas profesionales y amantes del Mountain Bike.

Para mí, es un ejemplo a seguir, sabemos que si trabajamos y nos lo creemos se pueden lograr grandes resultados. Lo fundamental son las ganas. Él siempre fue uno de mis ejemplos, porque cuando yo empecé él ya era uno de los 10 mejores del mundo. Él, Hermida y Sergio Mantecón han sido los referentes que he tenido en mi carrera deportiva y con quienes he tenido la suerte de convivir en la Selección Española.

El Campeón de España y bronce olímpico en Tokio 2020, David Valero
El Campeón de España y bronce olímpico en Tokio 2020, David Valero

En el caso de Carlos, fuimos compañeros en mi primer equipo, y de nuevo volvemos a ser compañeros. Ahora él es más el jefe y yo corredor, pero es un proyecto que me ilusiona muchísimo y le agradezco que me haya dado la oportunidad de estar en su estructura, ya que son apuestas bastante arriesgadas de cara a patrocinadores e inversiones. Pero quiere hacer un equipo bastante potente y yo intentaré echar una mano y facilitar en todo lo posible para que otros corredores puedan darle continuidad a este bonito proyecto.

Con respecto a anécdotas, una de las que más me llegó fue esa medalla de Río que logró y en la que estuve presente con él y la disfruté. Fueron tres semanas muy intensas. Tres semanas antes disputamos la Copa del Mundo en Canadá, luego nos quedamos concentrados los tres corredores que íbamos a los JJOO con un masajista e Iván Moya de mecánico. Éramos Hermida, Carlos y yo una semanita en Mont-Sainte-Anne, un lugar espectacular para hacer MTB. Fue increíble.

Luego la semana de la villa de Río fue una experiencia única. Convivir con ellos, que ya habían estado en otros JJOO, que sabían lo importante que era, también me ayudaba muchísimo a quitarme esa presión de novato. Porque son carreras muy complicadas. Carreras que has tenido que vivir antes para ver la diferencia que hay de una Copa del Mundo a unos JJOO. Siempre me acuerdo de cuando llegamos a la villa después de la medalla; nos dimos un abrazo y nos pegamos una llorera… él por la gran carrera que hizo y yo por la alegría de ver que había cumplido un sueño.

Había conseguido un diploma en Londres, pero esa medalla era un broche y un gran premio a su carrera deportiva. Por estar siempre luchando, por las lesiones que había tenido anteriormente y que le tanto le complicaron su carrera… Pero con sacrificio, constancia y trabajo siempre pueden llegar los grandes momentos.

JOFRE CULLELL

Cuando Carlos Coloma hizo su primera carrera como júnior, yo no había ni llegado al mundo. Pero cuando me inicié en el mundo del MTB, fue mi primer referente. Juntos hemos compartido grandes momentos con la Selección Española, como mi victoria en el Campeonato de Europa en categoría júnior. Su dedicación, constancia y esfuerzo le han llevado a lo más alto del pódium, sitio donde cualquier corredor quiere estar. 

Jofre Cullell durante la Copa del Mundo de Albstadt (Alemania) Foto: Fraban Visuals
Jofre Cullell durante la Copa del Mundo de Albstadt (Alemania)
Foto: Fraban Visuals

Tomar la decisión de llegar a la meta como ciclista de alto nivel no deber ser fácil. Solo me queda desearle lo mejor en esta nueva etapa y que podamos seguirnos viendo en los circuitos.

ROCÍO DEL ALBA GARCÍA

Carlos Coloma ha permitido que pueda dedicarme a lo que me gusta, el MTB. Desde que llegó de los JJOO de Río, nuestros caminos se unieron. Lleva toda mi trayectoria, mis entrenamientos y planificaciones y es clave en mi carrera deportiva.

La pupila de Carlos Coloma y Campeona de España de XCO, Rocío del Alba García
La pupila de Carlos Coloma y Campeona de España de XCO, Rocío del Alba García

Ahora que está más tranquilo como mánager del equipo, va a disfrutar mucho más de su nueva vida. Lo vivirá de otra forma, pero seguro que contento. Sin duda, le deseo lo mejor.

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.