Manon Carpenter: «Ha sido agradable frenar un poco y limitarme a disfrutar»

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Manon Carpenter se retiró muy pronto de la competición profesional, en 2017. Sin embargo, tiene un currículum envidiable en el que destacan su título en el Campeonato del Mundo de DHI en 2014 y la victoria en la general de la Copa del Mundo de DHI en 2014. A sus 28 años, Manon Carpenter prosigue con su doctorado en Geología y con el MTB, aunque también tiene un proyecto audiovisual en mente con un importante trasfondo medioambiental. Aquí tienes en exclusiva la entrevista que le hicimos.

¿Cómo comenzaste con la mountain bike y por qué se transformó en tu pasión?

Desde pequeña estuve inmersa en la cultura del ciclismo. Mi padre estaba muy involucrado en la organización de carreras en Gales del Sur. Le acompañaba y siempre estaba por allí cuando era niña. Después pasé a montar yo. Cuando me hice mayor y pude viajar, el mundo MTB era un lugar magnífico para mí y un panorama emocionante en el que encontrarme, lleno de gente fantástica, aparte de un buen reto.

Mi transición hacia el ciclismo competitivo fue gradual. Tuve mucha suerte por el hecho de que mi padre formara parte de las carreras de esa forma: empecé con carreras locales, en las que competía por diversión, y gradualmente fui abriéndome camino hacia la escena internacional. Nunca supuso un gran salto. Y de repente, ¡me encontré en la Copa de Mundo compitiendo como júnior! Por aquel entonces, hace diez años, no competían tantas mujeres. El primer año después de acabar los estudios, decidí intentar dedicarme a la competición a tiempo completo, dando el máximo de mí. Eso me llevó a continuar en el circuito de la Copa del Mundo durante seis años.

Conforme has ido progresando, ¿en qué dirección se ha movido tu motivación respecto al ciclismo?

Antes de terminar mi carrera profesional, decidí que quería volver a la universidad. Siempre pensé en hacerlo, pero lo había aparcado mientras competía. Tuve algunas lesiones importantes y me pareció que lo había dado todo por mi carrera profesional. Así que en cuanto comencé a sentir que se terminaba el circuito profesional para mí, fue el momento de apartarme.

Cuando me alejé de la competición, me dediqué a montar en bici por diversión, haciéndolo para mí misma y disfrutando de aventuras más largas, en las que salía y me perdía durante todo el día. Desde entonces, he estado en un montón de zonas diferentes de ciclismo de montaña, pero disfrutando de veras las aventuras que te da la bici y dedicándole tiempo a estar en el exterior. Cuando compites, todo consiste en ir lo más rápido posible y mejorar lo máximo que puedas, así que para mí ha sido agradable frenar un poco y limitarme a disfrutar estos últimos años.

En este momento, compagino los estudios de un doctorado en Geología a media jornada con la práctica del ciclismo, que es lo que hago en mi tiempo libre. Estoy constantemente progresando con el ciclismo, pero me gusta el equilibrio que me aporta la combinación de estudios y bici. Son dos perspectivas y mundos completamente diferentes. También me he pasado a la parte de producción audiovisual de MTB, donde he gestionado algunas películas de pequeño presupuesto recientemente. Y este último año me he adentrado en un proyecto de mayores dimensiones, profundizando en la forma en la que accedemos a la naturaleza con las bicis de montaña. ¡Hay mucha variedad!

La rider galesa Manon Carpenter
La rider galesa Manon Carpenter, un ejemplo de compromiso con el medioambiente

¿Dónde sientes que está tu hogar y tu ruta favorita? ¿Cómo es?

Siento que mi hogar está en Caerphilly, en las afueras de Cardiff, en Gales del Sur. Viajé mucho durante mis años de competición, pero ese siempre ha sido mi hogar. Puedo salir en bici en tres direcciones diferentes desde mi casa y pasarme horas en las montañas. La mayoría de los senderos se encuentran entre árboles, con pendientes, raíces y muchas curvas, lo que es algo común en el serpenteante Gales del Sur cuando avanzas entre árboles. Hay mucha variedad, algo que sorprende porque estamos en las afueras de Cardiff, la capital de Gales. Realmente se pueden encontrar muchas cosas.

¿Y cómo surgió la idea de la película?

La inspiración me vino el año pasado en una salida de bici. Fui consciente de lo fascinante que era poder explorar el terreno fuera de las carreteras. El año pasado pudimos salir en bici desde casa, dar una vuelta por la zona local y pasar un día estupendo. Pensé en lo genial que era, pero después me di cuenta de que muchas zonas por donde pasamos no eran oficiales, o eran de paso restringido, y también en lo inaccesibles que son para mucha gente que no sabría por dónde empezar.

Empecé a conversar con el cineasta y mountain biker Tommy Wilkinson. Yo sabía que estaba interesado en temas similares. Es complejo y ha llevado un tiempo desarrollar exactamente lo que deseábamos mostrar en la película, pero queremos fijarnos en cómo accedemos a los senderos en el Reino Unido, los beneficios que la MTB puede aportar y hablar con gente que tenga experiencia real en la gestión de senderos o terrenos. Nuestro objetivo es reflexionar sobre cuál será el futuro de los senderos y cómo conseguirlo.

Como ciclistas, muchos de nosotros no somos conscientes de lo que hay detrás, ya se trate de la gente que abre los senderos o la que gestiona o posee los terrenos y decide qué hacer con ellos. Ha sido muy interesante aprender sobre todo esto y aunarlo en un proyecto congruente.

¿Sientes la responsabilidad de transmitir esos mensajes y concienciación para instruir a otros?

Sí, por muchos motivos. El año pasado se produjeron episodios reales de tensión entre distintos usuarios, como senderistas y ciclistas. Es importante que nos concienciemos sobre qué podemos hacer cada uno al respecto. Ser ciclistas responsables y no montar un follón, ser conscientes de hacia dónde nos dirigimos con la bici y cómo interactuamos con los demás en las rutas. Me he beneficiado mucho de los senderos de mi zona y del Reino Unido, por lo que me gustaría generar, o sumarme, a algunas conversaciones importantes. Estoy segura de que habrá numerosas opiniones diferentes, y por eso queremos hablar con personas que tengan experiencias reales y obtener distintos puntos de vista.

¿Crees que la comunidad de MTB acogerá con agrado este tema?

Es complicado. Indudablemente hay ciclistas que están contentos con cómo funcionan las cosas y quieren continuar eludiendo las consecuencias siempre que puedan. Pero también está el hecho de que cada vez hay más gente comenzando con el MTB, y más personas que están descubriendo el deporte al aire libre en general. Llegará un punto en que algo deba cambiar. Así que creo que muchos acogerán con agrado un debate. Independientemente de si se produce una conclusión definitiva, o simplemente se ofrecen opiniones, ¡será interesante!

¿Cómo acabaste trabajando con Patagonia?

Comencé a conversar con Patagonia el verano pasado. Expliqué al equipo mis planes y lo que quería hacer en el futuro. Acababa de terminar mis estudios universitarios y hablamos sobre todo tipo de temas por los que sentíamos afinidad. Me invitaron a una cumbre virtual de embajadores de Patagonia el verano pasado. Los mountain bikers nos incorporamos como los nuevos. Fue genial conocer a todos y participar. ¡Y todo empezó ahí!

¿Cuáles son los valores de Patagonia que más resuenan en ti?

Siempre he respetado a Patagonia como marca, de la forma que cualquier entusiasta de los deportes outdoor lo haría. Parece realmente una empresa que se preocupa y lidera el camino a la hora de hablar o actuar respecto a temas sociales y medioambientales, además de producir productos de montaña de muy buena calidad.

Trato de tomar decisiones conscientes o positivas respecto a mi impacto. No es perfecto, pero la intención de hacer algo mejor está ahí, y creo que eso ocurre también con Patagonia, que trata de hacer algo mejor y usar su influencia siempre que puede.

Manon Carpenter, disfrutando del MTB en su Gales natal
Manon Carpenter, disfrutando del MTB en su Gales natal

¿Qué crees que podría aportar al panorama del MTB?

Creo que en Patagonia están sumamente ilusionados con entrar en escena y amplificar el debate sobre el clima y el medioambiente. No se ha hablado mucho en el MTB, pero sin duda, se está empezando a hacer cada vez más.

¡Hay cabida para muchas más conversaciones en este sentido! Será interesante ver cómo avanza y cómo lo enfoca Patagonia.

Hay marcas de MTB que están comenzando a producir artículos de forma mucho más responsable, y Patagonia contribuirá a ello en gran medida. Es pionera en hacer mejor las cosas en muchos deportes, pero ahora Patagonia entrará en escena como la nueva incorporación. Pienso que será positivo, y Patagonia puede aportar muchos conocimientos por sus años de experiencia produciendo equipamiento técnico para otras actividades al aire libre.

¿Puedes observar el impacto medioambiental del cambio climático en los senderos o en tus viajes?

Los principales impactos que los mountain bikers hemos observado recientemente son las inundaciones. Se han cancelado unos cuantos eventos porque los senderos habían sido arrasados y la infraestructura local destruida. Cada vez con más frecuencia, las inundaciones pasarán a ser una tendencia del futuro. El pasado febrero alcanzó el récord del mes con más lluvia, lo que provocó una inmensa erosión en los senderos y problemas importantes para la gente que vivía en las zonas más afectadas.

Además, comomountain bikers, pasamos mucho tiempo en bosques con plantaciones gestionadas, como mucha de la superficie forestal de Gales del Sur. Tenemos un grave problema con la enfermedad del alerce y lo único que podemos hacer es lavar las bicis para reducir su propagación. Muchos de los bosques con senderos han terminado arrasados por las talas, y está afectando a toda la región. Por lo que he leído, la enfermedad del alerce no está directamente vinculada al cambio climático, pero demuestra el efecto devastador que pueden tener las enfermedades en la vegetación, y el cambio climático y las condiciones medioambientales afectarán a las enfermedades de las plantas de muchas formas que aún no se pueden predecir.

¿Cómo crees que podemos hacer que el ciclismo de montaña sea más inclusivo para todos?

Creo que la representación es sumamente importante. No puedes ser lo que no puedes ver. O, al menos, ver a otros con los que te puedes identificar haciendo algo hace que sea más atractivo o realista, ya se trate de género, etnicidad, capacidad física o clase, o simplemente tu forma de vida. Creo que se agradece mostrar todas esas formas de vida, y poder salir al exterior para realizar actividades es realmente positivo. En lo que respecta al MTB, trabajar para hacer que la población general esté más representada será un importante paso en la dirección correcta.

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.