SCOTT Addict eRIDE, una eléctrica de carretera de solo 10,7 kilos

La SCOTT Addict eRIDE es la primera bici eléctrica de carretera de la marca, con una integración sin precedentes y un peso ultraligero.
Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

La SCOTT Addict eRIDE es la primera bicicleta eléctrica de carretera de la marca.

Conoce la tecnología que esconde la SCOTT Addict eRIDE

Este modelo tiene un aspecto propio de una bici convencional, una integración sin precedentes y un peso superligero.

La SCOTT Addict eRIDE tiene un aspecto propio de una bicicleta convencional
La SCOTT Addict eRIDE tiene un aspecto propio de una bicicleta convencional

SCOTT va totalmente de cara con esta nueva eléctrica de carretera. La Addict eRIDE no está pensada para allanar las subidas y facilitar las salidas y tampoco es una cicloturista, sino que estamos ante una bicicleta centrada en el rendimiento ideada para lograr retos más ambiciosos y para, en definitiva, estar más horas pedaleando.

Uno de los objetivos de la SCOTT Addict eRIDE es atraer al ciclista durante más horas
Uno de los objetivos de la SCOTT Addict eRIDE es atraer al ciclista durante más horas

Su elaborado y limpio diseño genera confusión. Pero en el mejor de los sentidos, ya que cuesta diferenciar este modelo con asistencia de la versión muscular. El cuadro está casi calcado, aunque presenta un stack (altura) ligeramente superior para proporcionar una posición más cómoda.

Además de una ligereza asombrosa, la SCOTT Addict eRIDE hace gala de una integración total
Además de una ligereza asombrosa, la SCOTT Addict eRIDE hace gala de una integración total
Foto: Martin Steffen / SCOTT

La integración de los cables está tan lograda que esta es la primera eléctrica de carretera que consigue ocultar los cables de la transmisión mecánica. Esto es posible gracias al cockpit Syncros Creston IC y al conjunto de manillar y potencia Syncros Creston, que además permiten su ajuste en altura mediante espaciadores.

Así se guían los cables del manillar por la potencia gracias al cockpit Syncros Creston IC
Así se guían los cables del manillar por la potencia gracias al cockpit Syncros Creston IC

En cuanto al cuadro, es de carbono HMX y tiene un peso récord de 1040 gramos. Sin duda una referencia que permite que el peso total del conjunto se sitúe en apenas 10,75 kilos. El motor Mahle, discreto y dispuesto en el buje trasero, tiene 250 vatios y un par máximo de 40 Nm. Ofrece una entrega de potencia natural y está alimentado por una batería de 460 Wh, que anuncia una autonomía de 120 kilómetros y un desnivel positivo acumulado de hasta 2200 metros. 

El discreto motor Mahle tiene 250 vatios y un par máximo de 40 Nm
El discreto motor Mahle tiene 250 vatios y un par máximo de 40 Nm
Foto: Martin Steffen / SCOTT

Además, como opción, la firma comercializa el Range Booster, un accesorio con forma de segundo bidón que aporta 208 Wh extra, por lo que la autonomía quedaría próxima a los 200 kilómetros. De todas formas, con ese peso por debajo de los 11 kilos, rodar sin asistencia tampoco se antoja especialmente complicado con esta SCOTT Addict eRIDE. 

Gama SCOTT Addict eRIDE y precios

La SCOTT Addict eRIDE, una competidora directa de la Specialized Turbo Creo SL, llega en cinco tallas (XS, S, M, L y XL) y en tres modelos: Addict eRIDE Premium (9.499 euros), que incluye el Range Booster, Addict eRIDE 10 (6.499 euros) y Addict eRIDE 20 (4.549 euros), con transmisión Shimano Ultegra mecánica.

Además, SCOTT lanza una versión para el público femenino, la Contessa Addict eRIDE 10 (6.499 euros), con grupo Shimano Ultegra Di2 y componentes específicos para mujer. En este caso el rango de tallas va de la XS a la L.

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.