Zapatillas Endura MT500 Burner Clipless: robustez, protección y durabilidad

Probamos a fondo las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless, modelo que marca el debut de la firma en el calzado de MTB.

Contenido

Vistas a lo lejos y sin una bici cerca, seguro que dirías que son unas sneakers ¡preciosas! Y tienes razón, aunque en lugar de unas sneakers, lo cierto es que estamos ante un modelo Trail, las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless.

Estas zapatillas de Endura, junto a las Hummvee, marcan el debut de la firma escocesa en el mundo de las zapatillas de MTB, un estreno que te contamos con detalle en este post:

Unboxing Zapatillas Endura MT500 Burner Clipless

Antes de entrar en materia, ¿qué tal si te mostramos las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless justo cuando abrimos la caja?

Probamos a fondo las Endura MT500 Burner Clipless

Lo primero que llama la atención en estas zapatillas Endura MT500 Burner Clipless, además de un diseño parecido al de unas deportivas como ya hemos comentado, es su robustez. Se nota que en su desarrollo ha primado la protección y la durabilidad. Su parte superior es de poliuretano y se antoja resistente.

Microperforada en la zona delantera, Endura recurre a un ajuste mediante cordones y a una tira superior de velcro. Esta decisión es llamativa, sobre todo cuando los diales BOA o similares están tan presentes en la actualidad. Los cordones, sin embargo, presentan algunas ventajas. Son más ligeros y en este caso ofrecen 12 puntos de ajuste (seis por cada lado), además del soporte superior que brinda la tira de velcro. En el modelo que hemos probado, los cordones combinan un color rojo sólido con una combinación de granate y rojo. ¡Súper vistosos!

Probamos las zapatillas de mountain bike de Endura MT500 Burner Clipless

Ahondando en la protección, las Endura MT500 Burner Clipless son más elevadas en la parte interna del tobillo –al estilo de unas zapatillas 3/4–, y disponen de una tira protectora externa para tal efecto en la parte exterior.

Detalle zapatillas Endura MT500 Burner Clipless

La mediasuela es de EVA y destaca por su absorción ante impactos. Y es que una zapatilla de Trail (englobando dentro de esa categoría también un uso Enduro y hasta DH), tiene que hacer frente a saltos y recepciones intensas, además de permitir que podamos andar con ellas.

Detalle de la suela de las Endura MT500 Burner Clipless

Sin embargo, el punto distintivo de estas zapatillas lo encontramos en la suela. Allí es donde Endura ha empleado todo su esfuerzo para crear una suela propia que combine dos características vitales y muy a menudo antagónicas: agarre y durabilidad. Para ello, han desarrollado un compuesto especial bautizado con el nombre de StickyFOOT.

Sin embargo, en las MT500 Burner, la marca va más allá, ya que aplica dos versiones distintas de este compuesto en la propia suela. Así pues, en el área central, en lo que es la zona de contacto de la suela con los pedales, se opta por un compuesto StickyFOOT Grip, que maximiza el agarre para brindar mayor seguridad en la conducción.

En cambio, en la punta y en la zona del talón, se recurre al compuesto StickyFOOT Dura, que añade durabilidad y tracción en esas zonas en las que se produce mayor abrasión y en las que el desgaste al andar es más alto. Además, en estas zonas, de color gris en el modelo que hemos probado, Endura ha dispuesto un taqueado más pronunciado. En cambio, en la zona central, el patrón del dibujo calca el logo de la marca en un perfil más bajo, acorde con su cometido de aportar grip.

¿Y qué hay de las calas? Pues en este aspecto en concreto las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless brillan por ofrecer un amplio ajuste de la posición de las mismas. Concretamente, permiten un rango de ajuste vertical de hasta 2 cm, bastante más de lo habitual en unas zapatillas de XC y muy útil si tienes que colocar las calas retrasadas. Además, en caso de que queramos usar pedales de plataforma, solo hay que colocar la tapa de goma que viene de serie y tendremos unas zapatillas de lo más versátiles.

Lo que el ojo no ve

Hasta ahora nos hemos centrado en las zapatillas por fuera, lo que queda a la vista y lo que verás de ellas en el monte. Sin embargo, Endura ha realizado una gran inversión en un aspecto mucho más importante de lo que a priori pueda parecer, la plantilla. Y para ello han contado con el asesoramiento y la participación en el proyecto de Phil Burt, quien ha sido Jefe de Fisioterapia en la Federación Británica de ciclismo durante 12 años, además de fisioterapeuta consultor del todopoderoso Team Sky durante 5 años.

Lo primero que percibes al sostener la plantilla Ergonomistry es que tiene una solidez vista pocas veces. Yo llevo plantillas a diario desde hace años, por lo que sé apreciar si una plantilla solo cumple con su cometido o si, por el contrario, aporta algo más.

Suela de las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless

La Ergonomistry pertenece al segundo grupo. Y es que el objetivo de Burt fue el de crear una plantilla de la máxima calidad que permitiese corregir los problemas y dolencias más comunes. Para ello, esta plantilla cuenta con el llamado Arch Support, un soporte del arco plantar que ayuda a que la fuerza que aplicamos no se pierda al aplastarse esa zona y acabe derivando en problemas de rodilla. Es decir, que mejora la transferencia de la potencia y la comodidad.

Otro punto destacado es el Metatarsal Button. Se trata de una protuberancia que tiene por objeto separar el dedo gordo del resto, mejorando la función del antepié y evitando el adormecimiento de los dedos.
Por último, esta plantilla cuenta con el llamado Sole Stimulant. Se trata de un total de 61 puntos resaltados a lo largo de seis filas que se han colocado para mejorar la propiocepción de los pies, lo que minimiza el resigo de sufrir lesiones.

Sensaciones

Las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless ofrecen excelente sujeción del pie. Eso es instantáneamente perceptible al ponértelas y abrocharte sus largos cordones. Sientes que estás bien protegido y, a la vez, no encuentras ningún punto de molestia. También se agradece la tira de velcro, que aporta ese extra de sujeción necesario cuando estás haciendo de las tuyas por los senderos.

Además, en la zona interna del talón, Endura ha colocado un tejido antideslizante que evita que el talón se levante cuando apretamos los pedales o nos ponemos de pie sobre la MTB. Evidentemente, ese empaque de las zapatillas, que son bastante rígidas, se corresponde con su peso: 512 gramos cada una (sin calas y con la tapa).

Detalle lateral derecho zapatillas de mountain bike Endura MT500 Burner Clipless

La parte superior es muy resistente, y tras varias salidas no ha mostrado signos de deterioro por rascaduras. También resulta fácil de limpiar y hasta cierto punto repele el agua. Ojo, que estas Endura MT500 Burner Clipless no son impermeables ni tienen ninguna membrana específica, pero si solo cae lluvia fina es muy posible que la humedad no cale en tus pies.

En cuanto a la suela, tenemos que quitarnos el sombrero. El agarre es muy bueno, el propio de una goma blanda, ese caucho adictivo que, sin embargo, se deteriora muy rápido. En este sentido, todavía es muy pronto para determinar cuál será la durabilidad del compuesto StickyFOOT, pero por el momento ofrecen un excelente contacto con el pedal y garantizan agarre cuando toca portear la bici, incluso en tramos de tierra suelta o húmeda.

Detalle lateral izquierdo zapatillas de mountain bike Endura MT500 Burner Clipless

Y finalmente, en lo que respecta a las plantillas, lo mejor que os puedo decir es que en lugar de colocar mis propias plantillas ortopédicas, he mantenido las de Endura, algo que solo hago con las plantillas S-Works Road en algunas zapatillas de carretera, que ofrecen soluciones similares aunque carecen del Sole Stimulant.

Conclusión

Zapatillas de mountain bike Endura MT500 Burner Clipless

Cómodas, robustas y con soluciones propias y distintivas, como la suela o la plantilla, las zapatillas Endura MT500 Burner Clipless ofrecen todo lo que una buena zapatilla de Trail requiere, y brindan protección, agarre y versatilidad, ya que permiten su uso con o sin calas.

Están disponibles en cuatro colores y su precio es de 149,99 euros –solo 10 euros más que la versión Flat, para pedales planos–, lo que las sitúa en la zona media del mercado, y 50 euros por debajo de las Five Ten.

El desembarco en el segmento del calzado de Endura ha tardado casi tres décadas, pero no tenemos dudas de que ha llegado a buen puerto. Y con esa filosofía propia que aúna calidad, durabilidad y respeto por el medioambiente.

Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.