Una semana en el desierto

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Rodar durante una semana por el desierto del Sáhara, en grupo reducido y con asistencia durante el viaje. Descubrir las grandes dunas del desierto de Erg Chebbi y disfrutar de Marruecos en su totalidad. Estas actividades y muchas más están al alcance de todo el mundo gracias al trabajo de SDR Sport y su “Aventura BTT en Marruecos”.

Texto: Alex Lebrón

Fotos: SDR Sport

Lunes, 5 de abril. Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid. Los integrantes de la expedición “Aventura BTT en Marruecos” se preparan para tomar el avión que les llevará a Marrakech, el corazón de Marruecos. Una vez allí, un microbús les espera para transportarles al punto de inicio de la aventura, Erfoud.

 

Primera etapa: el principio de todo

Tras descansar en el hotel, los bikers están listos para la primera de las seis etapas que les aguardan. Así, la etapa del martes 6 de abril consta de un total de 60 kilómetros y consiste en atravesar duras pistas de arena, largas hamadas y más de una pista repleta de piedras. Al final de esta primera etapa, una carretera de asfalto acaba enlazándoles con el hotel. Como la etapa finaliza alrededor del mediodía, queda toda la tarde por delante para realizar actividades, como una visita guiada a la Kasbah Maadid (pueblo fortificado) en la que los autóctonos de la zona hacen gala de su hospitalidad invitando a los bikers a tomar té. Tras esta visita, llega el deseado descanso.

 

“A mitad de recorrido, hacen su aparición estelar

las grandes dunas del Erg Chebbi”

 

Segunda etapa: la reina

La llanura del Marha espera a los corredores. Los 102 kilómetros que tienen que completar los bikers hacen presagiar que la etapa será muy dura. La etapa reina se forja a través del duro desierto. Una etapa, por cierto, que se hace menos dura tras ser invitados a té por el morador de un puesto de vigilancia en medio del desierto. Este alto en el camino supone un respiro a los participantes, ya que la parte final se hace muy dura a causa del calor y el cansancio acumulado. Las palmeras que salen al paso de los ciclistas hacen presagiar que el final de la etapa está cerca, y así es.

DSCF3370

Tercera etapa: de transición

Tras la etapa reina, llega una nueva etapa, esta vez de tan solo 66 kilómetros para “estirar las piernas”. Antes de llegar al ecuador de la misma, hacen su aparición estelar las grandes dunas del desierto del Erg Chebbi. A lo largo de esta tercera etapa, disputada el 8 de abril, también hay tiempo para visitar un mercado local en Rissani, donde los participantes son testigos de los trabajos más tradicionales.

 

 

Cuarta etapa: una experiencia increíble

Tras el primer contacto con el desierto de Erg Chebbi, en esta etapa la inmersión es total. 67 kilómetros con vuelta completa al desierto por pistas alrededor del mismo. “Increíble explicar lo vivido”, comenta un participante tras acabar el recorrido. Como en la primera etapa, hay tarde libre para los bikers. En otra visita guiada, los participantes se acercan al pueblo de Khamlia, donde pueden disfrutar de los bailes y música tradicionales de la región.

 

Quinta etapa: la hospitalidad local

Es en este momento cuando la expedición vive uno de los momentos más especiales de toda la semana. Mientras el resto del grupo se alimenta para acabar la etapa, uno de los participantes ofrece una lata de refresco a un niño autóctono. Este, sorprendido, la coge y se va corriendo. Al cabo de un rato, regresa para devolver el regalo a nuestro biker, una bolsa de dátiles para completar el intercambio, lo que demuestra, una vez más, la hospitalidad que les caracteriza.Con casi 300 kilómetros en las piernas, llega la penúltima etapa, 82 kilómetros para sortear bancos de arena y rodar por angostas pistas. El ritmo es rápido hasta llegar al avituallamiento montado a mitad de recorrido.

 

“Tengo arena en los zapatos, pero no los pienso limpiar

para no olvidar lo vivido”

El grupo vuelve a sus bicicletas y el ritmo aumenta hasta llegar a las últimas dunas, donde baja, aunque no lo suficiente como para renunciar a un baño en la piscina del hotel.

 

Sexta etapa: el tramo finalDSCF2960

Últimos 47 kilómetros de esta aventura. La etapa discurre por pistas rápidas y una última parte montañosa. A pesar del cansancio por el intenso calor y por los más de 400 kilómetros que han recorrido, los corredores sienten que se les ha hecho corto. “Creo que me va durar mucho tiempo la arena en los zapatos, pero no los pienso limpiar para no olvidar lo vivido”, asegura uno de los corredores al finalizar la última etapa.

 

Regreso a Madrid

Tras un merecido descanso, los participantes de esta aventura toman un microbús en dirección al Aeropuerto de Marrakech para volver a Madrid. Ya hay quien piensa en volver a participar en octubre, en la siguiente edición. El desierto les ha atrapado para siempre.

 

Más información:

www.sdrsport.com

info@sdrsport.com

www.facebook.com/events/1416657488605089/?fref=ts

 

 

Texto publicado en el número 28.

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Síguenos en las Redes

¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.