Trek Top Fuel, el XC del futuro

Tipo de bici:
xc
Tiempo de prueba:
7 semanas
Equipación rider:
Casco Bontrager Rally MIPS / Gafas Adidas Evil Eye Pro S / Camiseta Bontrager Quantum / Guantes Bontrager Evoke / Baggy Bontrager Evoke / Calcetines Bontrager / Zapatillas Northwave Rebel
La Trek Top Fuel es todo un emblema dentro del catálogo de la marca, aunque en su última versión ha cambiado radicalmente. Mas recorrido, más robustez y, sobre todo, más diversión.

Contenido

Olvídate de todo lo que hayas visto hasta ahora. La nueva Trek Top Fuel solo mantiene el nombre y una gran similitud estética con el modelo anterior.

Aunque en esencia sigue siendo el mismo tipo de bici, los cambios introducidos en 2020 hacen de ella una bicicleta con una personalidad completamente diferente.

Trek Top Fuel 9.8
Trek Top Fuel 9.8

Para empezar el cambio más importante que recibe la nueva Trek Top Fuel es que crece en recorrido. Esta temporada monta horquillas de 120 mm de recorrido y lo combina con 115 mm de recorrido en la parte trasera.

La idea de llevar la nueva Top Fuel hacia el Trail es un paso que más marcas están haciendo, pensando que este tipo de bicicleta serán las dominadoras del XC y maratón en un futuro cercano. Ciertamente las bicicletas más cómodas y absorbentes son mejores en tiradas largas, por lo que este cambio tiene toda la lógica.

El aumento de recorrido también conlleva un cambio de geometría importante. Para hacer la Top Fuel más capaz, el ángulo de dirección pasa de 70-70,9° a 67,5-68° y se aumenta el alcance (reach) de 427/436 mm a 440/445 mm (talla M).

Estos cambios provocan que también sea más larga entre ejes, pasando de 110,9 a 115,2 cm, algo que hace que sea una bicicleta más estable. Las vainas apenas han variado su longitud (435 mm), mientras que el tubo de sillín pasa de 74° a 75° para mejorar la efectividad de pedaleo.

Geometría

(EN TALLA L)
Geometría bicis
A – 470 mm
B – 630 mm
C – 68°
D – 75,5°
E – 1.118,5 mm
F – 434 mm

La pipa de dirección se mantiene corta (90 mm), pero se incorpora una potencia de 13° que hará que podamos bajar mucho el manillar y compensar el extra de altura del aumento de recorrido de la horquilla. Si le damos la vuelta el manillar nos quedará más alto y conseguiremos una posición más Trail.

En cuanto a la fabricación del cuadro, la Trek Top Fuel sigue contando con unas líneas preciosas. Es cierto que ahora es más musculosa que antes, pero sigue viéndose elegante y ligera. En 2020 todos los cuadros serán de carbono al completo, lo que significa el adiós a vainas y tirantes de aluminio en las versiones 9.7 y 9.8. Esto ha aumentado el precio de toda la gama, pero hay que tener en cuenta que ahora todas la Top Fuel de carbono equipan el cuadro tope de gama.

Este sigue fabricándose en carbono OCLV y cuenta con una protección de plástico por debajo del tubo diagonal, a imagen y semejanza de lo que hacían los modelos más endureros de Trek. Este tubo es ahora completamente recto y utiliza la tecnología Straight Shot Downtube, lo que aumenta la rigidez del mismo, mientras que la dirección incorpora la tecnología Knock Block para proteger el cuadro de posibles impactos al girar completamente el manillar.

Opinión Experta

Albert Roncero
Albert Roncero

La nueva Top Fuel es pura versatilidad. Da igual si vas a correr un XC o a pasarte el fin de semana haciendo senderos alpinos. La Top Fuel te permitirá hacerlo todo y lo hará regalándote comodidad y puro placer en las bajadas.

Como en el resto de modelos de doble suspensión, el sistema Full Floater ya no se aplica en este modelo y esto implica que el anclaje inferior del amortiguador es fijo, lo que aumenta la rigidez de la bici y mantiene un buen tacto de la suspensión gracias a las mejoras introducidas en los amortiguadores de última generación.

Detalle amortiguador Trek Top Fuel

Es en este punto donde vemos otro de los cambios más llamativos, ya que el amortiguador va ahora montado al revés de como lo hacía hasta la fecha. El punto de giro principal también ha cambiado y se ha colocado más cercano al eje de pedalier para mejorar la efectividad de pedaleo.

La nueva orientación del amortiguador también permite introducir el cable del bloqueo directamente en la parte baja del cuadro y guiarlo internamente por el tubo diagonal, logrando una estética más limpia y cuidada. El resto de tecnologías del modelo anterior se mantienen (Active Braking Point y Mino Link), se podrá montar platos de hasta 34 dientes y se dice adiós a los modelos con rueda de 27,5 pulgadas.

Adiós a los componentes ultralight

La nueva Top Fuel puede decir que ha pasado página con los componentes ultraligeros y que monta componentes fiables, aunque sigan siendo ligeros. El modelo 9.8 que hemos probado lleva una buena selección de ellos, aunque hay alguno que no está a la altura.

Para empezar, la 9.8 equipa suspensiones FOX, concretamente una horquilla Performance 34 Step-Cast EVOL con cartucho GRIP y amortiguador Performance Float DPS. Ambos modelos tienen dos posiciones, abierto y cerrado, y se controlan desde el manillar con un mando TwistLoc de RockShox, algo curioso. El tacto de ambas es buenísimo, mucho mejor que en el modelo anterior, y su peso es más que correcto, por lo que encajan perfectamente con el concepto Trail de esta bici.

Detalle transmisión Trek Top Fuel

El grupo escogido es un SRAM GX Eagle con bielas Truvativ Descendant DUB y plato de 32 dientes. Se trata de un grupo perfecto para este tipo de uso, aunque en una bici de este precio creemos que se podría haber incorporado algún componente de mejor calidad para rebajar el peso final.

En los frenos ocurre lo mismo, ya que los Shimano SLX tienen buen tacto y suficiente potencia, pero son demasiado sencillos para una gama como esta. A ello no ayuda el hecho de montar discos Shimano RT66, muy sencillos, que hacen que la frenada en esta bici sea francamente mejorable, sobre todo en la rueda trasera.

En cambio, en las ruedas encontramos uno de los puntos fuertes de la bici. Las Bontrager Kovee Elite 30 con aro de carbono son una delicia. Estéticamente sobrias y con un peso correcto, su llanta de 30 mm internos las hacen muy rígidas y resistentes. Los bujes giran con mucha suavidad y el núcleo 54T Rapid Drive hacen que tengan muy pocos puntos muertos a la hora de empezar a pedalear. Las Kovee son la pareja ideal de las nuevas cubiertas Bontrager XR3 Team Issue en medida 29×2,40”, un modelo que cuenta con una parte central de tacos pequeños y rodadores que se complementan perfectamente con unos laterales más agresivos.

El resto de componentes de la Top Fuel 9.8 es un buen ejemplo del saber hacer de Bontrager. El manillar Bontrager Line Pro de carbono y 750 mm de longitud es ligero y estéticamente precioso, la tija Line Elite Dropper tiene mucho recorrido y ha mejorado su mando remoto, y el sillín Montrose Elite con raíles de titanio es ligero y cómodo.

En marcha con la Trek Top Fuel

Las primeras pedaladas con la nueva Trek Top Fuel nos demuestran algo que ya intuíamos viendo las medidas o los componentes que equipa. No estamos ante una evolución de la antigua Top Fuel, sino ante una bici completamente nueva. Si la tuviéramos que comparar con alguna bici de 2019 la compararíamos con la antigua Fuel EX, ya que en marcha nos recuerda mucho a aquella bici, a pesar de que es más ligera y efectiva pedaleando.

Probamos la Trek Top Fuel

Aunque la bici de pruebas nos iba un poco grande (talla L), enseguida nos adaptamos a su posición poniendo todos los componentes a nuestra medida. Rápidamente nos sentimos “como en casa” y solo tuvimos problemas con la altura del sillín, ya que la tija que equipa de serie tiene mucho recorrido (170 mm) y no nos dejaba bajar el sillín hasta nuestra medida habitual. En una bici como esta creemos que con 125 o 150 mm de recorrido hubiera sido suficiente.

En marcha, la Top Fuel es una bici supercompleta. El pedaleo se nota ágil y efectivo, por lo que los kilómetros pasan con rapidez y no notamos que estemos cargando con una bici “tocha”. Sigue siendo una bici que pide millas, pero ahora es más cómoda y podremos disfrutarla más horas sin molestias.

Rodando con la Trek Top Fuel.

La posición encima de la bici también es muy buena, pero invita a esprintar aprovechando el mando TwistLoc y la efectividad de sus suspensiones. En este aspecto hubiéramos preferido otro tipo de mando que el giratorio de RockShox, ya que creemos que está más pensado para un público 100% XC. El TwistLoc es rápido de usar pero nos obliga a llevar los puños originales, algo gruesos para nuestro gusto.

A la hora de subir notamos que los cambios geométricos no han empeorado sus aptitudes, ya que sigue siendo baja de la parte delantera y el nuevo ángulo de sillín nos coloca más encima del pedalier. El único punto negativo lo encontramos en el peso, ya que en la talla probada, con ruedas tubelizadas y sin pedales, roza los 12 kilos. Los componentes más robustos y bajadores han engordado considerablemente a la Top Fuel, algo que cuesta arriba notamos rápidamente.

Los puntos negativos derivados de llevar la Top Fuel hacia el Trail hacen que cuesta abajo sea una bici completamente diferente. Olvídate del modelo anterior porque, aquí sí, no hay color. Todo en ella es mejor. Y por mucho. Sigue siendo muy manejable en tramos revirados, pero ha ganado en estabilidad en los tramos rápidos. Además, cuenta con unas suspensiones más sensibles y absorbentes, hasta el punto de que los 115 mm traseros nos parecen mucho más. El nuevo tunning que recibe el amortiguador hace que en abierto no notemos el típico “clonck” que percibíamos en el modelo anterior, un ruido que venía del funcionamiento del sistema RE:aktiv y que en este modelo ya no se equipa.

Bajando con la Trek Top Fuel 2020.

Bajando es donde más hemos disfrutado de la Top Fuel y, ciertamente, nos ha sorprendido. En este aspecto los nuevos neumáticos XR3 nos han parecido una delicia, tanto rodando como en paso por curva. Pierden adherencia en frenadas verticales, ya que tienen muy poco taco central, pero a la vez nos dejan rodar con el mínimo de fricción. Una vez lanzada la bici solo notamos que los frenos necesitan una actualización urgente, ya que montar discos tan sencillos en una bici de calidad como esta no es la mejor opción. La tija telescópica es otro componente que ha mejorado mucho, sobre todo por su mando remoto, aunque en nuestra unidad tenía algo de juego lateral desde el primer día.

Ligera, efectiva y sobre todo versátil, la nueva Top Fuel enamorará al usuario que quiere una bici para todo. El precio es más elevado que otros años y ha subido de peso, pero por el resto la nueva Top Fuel es sencillamente una bicicleta mejor para la mayoría de nosotros. Si lo tuyo es salir a hacer caminos interminables y disfrutar de una bici cómoda, capaz y divertida, la Top Fuel es tu bici.

Valoración

Te gustará
· Gran polivalencia.
· Suspensiones absorbentes.
· Bicicleta más divertida y bajadora.
· Estética impecable.
No tanto
· Peso.
· Frenos sencillos.
· Precio elevado.

Ficha Técnica

Cuadro
Carbono OCLV Mountain, tubo dirección perfilado, ABP, Knock Block, Boost, 115 mm
Horquilla
FOX Performance 34 SC FLOAT EVOL, avance de 44 mm, 120 mm recorrido
Amortiguador
FOX Performance FLOAT, DPS de dos posiciones, mando remoto TwistLoc
Dirección
Knock Block integrado, rodamiento de cartucho sellado, 1-1/8” a 1,5”
Cambio tras.
SRAM GX Eagle, 12 vel.
Pulsador
SRAM GX Eagle, 12 vel.
Bielas
Truvativ Descendant 7k Eagle DUB, plato de 32 dientes, 175 mm de longitud.
Eje Pedalier
SRAM DUB, PressFit 92 mm
Cassette
SRAM XG-1275 Eagle, 10-50, 12 vel.
Cadena
SRAM GX Eagle, 12 vel.
Manillar
Bontrager Line Pro carbono OCLV, 35 mm, altura 15 mm, anchura 750 mm.
Potencia
Bontrager Kovee Pro, 35 mm, 0 grados, compatible con Blendr, longitud 60 mm.
Sillín
Bontrager Montrose Elite, raíles de titanio, anchura de 138 mm.
Tija sillín
Bontrager Line Elite Dropper, recorrido de 170 mm, guiado interno.
Ruedas
Bontrager Kovee Elite 30 Carbon, eje pasante, Boost.
Frenos
Shimano SLX hidráulicos de disco.
Tallas
S, M, M/L, L y XL.
Cubiertas
Bontrager XR3 Team Issue, Tubeless Ready, 120 TPI, 29×2,4”.
Color
Negro, negro/verde/flúor y rojo/blanco.

Veredicto

La nueva Top Fuel es una bici completamente nueva, aunque guarde ciertas similitudes con el modelo anterior. Su evolución hacia el Trail seducirá al endurero que quiere una bici para pedalear ligero y seguir disfrutar bajando, pero para el público más purista del XC la Top Fuel se aleja del concepto anterior y puede que tenga que buscar a su bici perfecta en la Supercaliber. Este modelo marca el camino a lo que creemos que será el XC del futuro, donde bicicletas ágiles y efectivas serán perfectamente compatibles con bicicletas robustas y bajadoras.

Funcionamiento
8,5 / 10
Valor de compra
7 / 10
Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.