Pedaleo eficiente, la técnica de la pedalada perfecta

Opinión Experta

Alfonso
Rodríguez Paredes

Alfonso Rodríguez Paredes
¿Sabes si pedaleas de forma correcta? ¿Tu pedaleo es eficiente? ¿Cómo puedes comprobar si pedaleas bien alineado? En este post encontrarás respuesta a todas estas preguntas.

La eficacia en el pedaleo es algo que a todo ciclista debería de preocuparle, ya que en cómo pedaleemos recae gran parte de la comodidad y la potencia que adquirimos en la bicicleta, sin descuidar la prevención de lesiones.

Desde que comenzamos a montar en bicicleta cuando somos niños y hasta que llegamos a la edad adulta, recorremos un largo camino donde nuestro interés va cambiando y lo que antes era un simple divertimento puede convertirse en un hobby que nos atrapa. Y, como en todos los hobbys, la perfección y la eficiencia son muy importantes. Analizando a los ciclistas podemos ver que es un colectivo muy interesado en los avances científicos y técnicos que les ayuden a correr un poco más, a ir más cómodos y, en definitiva, a sacar mayor rendimiento a su deporte consiguiendo una mayor higiene postural.

Técnica de la pedalada perfecta + biomecánica = aumento de confort y potencia.

Aunque pedalear es un gesto muy fácil de hacer, lo cierto es que no todos los ciclistas pedalean bien. Esta afirmación nos lleva inevitablemente a realizarnos la siguiente pregunta: ¿Qué es pedalear bien?

Por supuesto que la respuesta no es fácil, pero el pedaleo perfecto se podría definir de la siguiente forma:
Debe ser un pedaleo eficiente, entendiendo la eficiencia como el aprovechamiento mecánico resultante del esfuerzo muscular. Es decir, que la energía muscular que usamos para propulsar los pedales se traduzca en maximizar el avance de la bicicleta.

En otras palabras, lo que nos interesa es que toda la fuerza que apliquemos sobre los pedales se traduzca en velocidad real y que no se pierda nada por el camino. A su vez, la pedalada perfecta debe ser aquella que permita un máximo aprovechamiento muscular desde un punto de vista ergonómico, es decir, libre de lesiones.

El poder del golpe de pedal

Para un pedaleo del ciclista, la mayor parte de la potencia pasa entre la posición de las «12 en punto» y «cinco» de la circunferencia del pedal, lugar concreto en donde la mayoría de los principales músculos se activan. La flexión de cadera y la flexión/extensión de la rodilla son los movimientos principales de un golpe de pedal.

Los músculos que intervienen en el pedaleo.

Entre la posición de «6» a «12 en punto» de la revolución del pedal, existe una flexión de la rodilla para ayudar a traer el pedal de nuevo a la cima. Momento en donde la pierna opuesta realiza un movimiento de fuerza descendente para propulsión. Además, cualquier ayuda con el pie que no realiza la mayor propulsión genera un beneficio notable en la eficiencia del movimiento. Los músculos que realizan esta función son los isquiotibiales llevando los pies hacia atrás y el cuádriceps a la hora de levantar la rodilla de nuevo a la posición de las «12 en punto».

¿Cómo puedes comprobar si pedaleas bien alineado?

Coloca tu bici sobre el rodillo frente a un espejo y en una vista frontal valora el recorrido que describe tu rodilla al subir y bajar el pedal. Un puntero láser dirigido al centro de tu rótula puede servirte de referencia para determinar el eje longitudinal que debe seguir. Si no hay una perfecta alineación de las articulaciones, necesitas una urgente evaluación y corrección biomecánica.

Cómo saber si realizas un pedaleo eficiente y correcto.

Según estudios, más del 85 % de los ciclistas tenemos un “varo del antepié” o más conocido como movimiento de “pronación”, que se caracteriza por inclinar hacia adentro el pie sobre el pedal lo que nos hace realizar más fuerza sobre la parte interna del metatarso.  Menos del 10 % hacen lo contrario, una supinación del antepie o “valgo”, forzando más el exterior del pie. Y sólo en torno al 5% de los ciclistas presentan una posición neutra del pie distribuyendo de forma homogénea las presiones plantares. Asimismo, la pronación puede afectar a ambos pies o ser unilateral y en los ciclistas suele ir frecuentemente asociada a tener las rodillas varas o en paréntesis.

Este es un consejo para mejorar tu pedaleo. Todos los factores que afectan la eficiencia del pedaleo significan que la mayoría de los ciclistas pueden mejorar. La mejora de la técnica siempre es un objetivo a largo plazo, y no una solución de la noche a la mañana. Sin embargo, comienza ahora y comenzarás a cosechar las recompensas. Eso sí, lo complicado es sin duda ser constante una vez has detectado que un cambio te mejora como ciclista, porque ser constante en los cambios es complicado puesto que los ciclistas están viciados hacia su propia pedalada, que llevan toda la vida empleando sin cuestionársela.

Comentarios

Opinión Experta

Alfonso
Rodríguez Paredes

Alfonso Rodríguez Paredes
Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.