El código secreto: «sistema inmune»

Opinión Experta

Alfonso
Rodríguez Paredes

Alfonso Rodríguez Paredes
Durante estos meses se está hablando sobre la importancia de la práctica deportiva y se está mostrando los numerosos beneficios del ejercicio físico, que están relacionados con el sistema inmunitario.

El estrés, la contaminación, la falta de sueño o el cambio de estación son algunos factores que provocan que nuestro sistema inmune se debilite y caigamos enfermos con mayor facilidad. Nuestro sistema inmunológico/inmune es el responsable de combatir microorganismos que producen enfermedades y de conducir el proceso de recuperación. Se puede decir que es el defensor de nuestro cuerpo.

Para evitar esta situación es aconsejable realizar una actividad física moderada, ya que favorece la activación del metabolismo de las grasas y tiene efecto antioxidante y de neutralización del estrés que tanto perjudica al sistema inmune. Además, el deporte genera un aumento de células inmunocompetentes, favoreciendo su movilidad por el torrente sanguíneo y su activación, mayor producción de anticuerpos y de citoquinas antinflamatorias.

Ahora ya sabes que el ejercicio físico moderado, realizado de forma habitual, beneficia y fortalece al sistema inmunológico en todas las edades, especialmente en personas jóvenes y mayores. ¿Pero qué se consigue?

Resultados de realizar ejercicio físico de forma moderada

El ejercicio provoca cambios en los anticuerpos y los leucocitos. Los leucocitos son las células del sistema inmunitario que combaten las enfermedades mediante los anticuerpos, unas proteínas que neutralizan las bacterias y agentes externos. Estos anticuerpos y leucocitos circulan más rápidamente con la práctica habitual de ejercicio, así que pueden detectar y combatir enfermedades más rápida y efectivamente.
La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después del ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Este aumento en la temperatura puede ayudar al cuerpo a combatir mejor una infección, similar a lo que sucede cuando uno tiene fiebre.

El ejercicio disminuye la secreción de las hormonas del estrés como el cortisol. Algo de estrés incrementa las probabilidades de que se presente una infección. Disminuir las hormonas del estrés puede proteger contra enfermedades.

«Ninguna medicina puede fortalecer el sistema inmunitario tanto como el deporte.»

Las hormonas regulan el crecimiento, la reproducción y actúan también modulando las acciones del sistema inmunológico. El ejercicio favorece la producción de adrenalina, de la hormona de crecimiento (que estimula la secreción de IL-12, facilitando la activación de células inmunocompetentes) y de pequeñas cantidades de cortisol.

También activa el metabolismo. El ejercicio produce el catabolismo de las grasas, obteniendo energía para activar los músculos y ponerlos en movimiento. Esto hace que desciendan los niveles de grasa en el cuerpo y mejoren las condiciones para el sistema inmune, el corazón y demás órganos.

Asimismo, tiene efecto antioxidante. Cuando la actividad física realizada es moderada, facilita la producción de enzimas colaboradoras en los procesos antioxidantes intracelulares del organismo, especialmente en las células inmunitarias: neutrófilos y macrófagos (que bloquean la inflamación disminuyendo el riego de sufrir enfermedades de base inflamatoria como infartos, artrosis, alzhéimer, párkinson, ciertos tumores, diabetes, etc).

Pero también hay que dejar claro que, si entrenas en exceso, el agotamiento, cansancio y falta de energía, provocan un fallo en las defensas. Es entonces cuando se abre un agujero por donde entran las infecciones, ya que los entrenamientos son de una intensidad superior a la que puedes asimilar y necesitas una cantidad tal de energía, tanto para desarrollarlos como para reponerte del desgaste que supone cada sesión, que literalmente no te quedan fuerzas para defenderte.

En todo esto influyen principalmente unas sustancias químicas que modulan la respuesta inmunológica, las citoquinas. Según estudios realizados, los ejercicios excesivamente extenuantes hacen que la respuesta inmunitaria se atenúe, generando un ambiente desfavorable para ellas debido al cortisol y la epinefrina, hormonas del estrés generadas en grandes cantidades, las cuales inhiben la producción de dichas citoquinas aumentando así la probabilidad de contraer infecciones, entre otras cosas.

El deporte y el sistema inmune

Consejos para mantener las defensas altas si practicas deporte

-El descanso y el sueño, tanto la cantidad como la calidad. Lo aconsejable es dormir entre 7 y 9 horas diarias para que el cuerpo descanse como es debido. Por ello, si cuesta conciliar el sueño, es importante adquirir hábitos saludables para ir a dormir como una habitación fresca y sin luz, evitar siestas de más de 20 minutos, etc.

-La alimentación. Una dieta inadecuada o insuficiente produce una caída de las defensas. Por tanto, una dieta equilibrada y completa ayuda a fortalecerlas.

-El sobreentrenamiento. De hecho, el sobreentrenamiento es el paradigma de la bajada de defensas que el ejercicio desmedido causa en nuestro organismo.

-El frío y/o los cambios de temperatura. La mayoría de las prácticas deportivas, y la nuestra en concreto, se practican al aire libre, hecho que nos expone a las inclemencias meteorológicas. Hay que abrigarse adecuadamente según la temperatura ambiental durante los entrenamientos y competiciones.
Ya ves que existen formas muy concretas de fortalecer nuestro sistema inmune. Por un lado, la actividad física mejora el estado de ánimo y el metabolismo. Esto, a su vez, provoca emociones positivas, disminuye la tensión, calma la mente, sube las defensas y protege el sistema cardiovascular, entre otros beneficios. Por otra parte, un estilo de vida adecuado, eliminando hábitos tóxicos y durmiendo correctamente, nos ayuda a sentirnos más fuertes.

¿Necesitas más motivos para hacer deporte? ¡Vamos!

Comentarios

Opinión Experta

Alfonso
Rodríguez Paredes

Alfonso Rodríguez Paredes
Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.