Test puños Momum GERAGRIP Balboa

Los puños Momum Geragrip Balboa son ideales para largas jornadas en bici en las que al final del día llegas “con los callos abiertos”.

Contenido

Los Momum GERAGRIP Balboa son unos puños de silicona de reciente creación. Este tipo de puños aparecieron hace pocos años y rápidamente se convirtieron en los favoritos de muchos bikers. Sobre todo para aquellos con un perfil más XC o maratón. La firma Momum ha presentado recientemente sus creaciones en este segmento, que vienen avaladas por muchas horas de test al máximo nivel.

Los corredores del MMR Factory Racing y de Buff Scott MTB Team han sido los encargados de testar la calidad y diseño de los puños Momum. Fruto de este trabajo, Momum ha compuesto una gama formada por tres modelos diferentes. Esta gama se compone de dos modelos de silicona y uno de espuma.

El más llamativo es el GERAGRIP #1, un puño de espuma de peso superligero (15 gr) que no necesita tapones. Por su parte, la familia de silicona cuenta con los modelos Shaggy y Balboa. Ambos tienen las mismas características y solo se diferencian por su diámetro. Los Shaggy cuentan con un diámetro de 32 mm, mientras que los Balboa son un poco más anchos (34 mm).

A fondo con los puños Momum GERAGRIP Balboa

La versión que hemos probado es la Balboa. Se trata de unos puños diseñados para el público de manos grandes o para aquellos ciclistas que busquen un extra de comodidad y absorción.

Detalle de un puño rojo Momum GERAGRIP Balboa
Anchos y cómodos, así son los Momum GERAGRIP Balboa

Los Momum GERAGRIP Balboa están fabricados completamente en espuma de silicona, lo que les proporciona una gran adherencia. Además, cuentan con los bordes redondeados. La marca destaca de ellos su durabilidad, algo que es de agradecer en un componente como tan expuesto a roces y caídas como los puños.

De serie vienen con un juego de tapones, miden 130 mm de largo y están disponibles en cinco colores diferentes (amarillo, rojo, verde, naranja y negro). Tienen un precio de venta recomendado de 20,90 euros y están distribuidos por Musette.

Sensaciones en marcha

La adherencia de los Balboa es uno de sus puntos fuertes. Tanto si llevamos guantes como si no, se han mostrado muy adherentes, especialmente cuando el calor apretaba y las manos empezaban a sudar. En cuanto a comodidad, no podemos decir menos, aunque para nuestro gusto y manos (algo pequeñas), la versión Shaggy hubiera sido suficiente.

Estos puños son ideales para largas jornadas en bici, aquellas en que al final del día llegas “con los callos abiertos”. En estos casos la filtración de irregularidades de los Momum GERAGRIP Balboa hace que las salidas sean más cómodas y que las manos no sufran tanto.

Consejo de aplicación en los Momum GERAGRIP Balboa

A la hora de colocarlos en el manillar, como ocurre con buena parte de los puños de este tipo, la tarea es algo complicada. Si tenéis un compresor de aire, el proceso es sencillo y rápido. Pero si no tenéis uno a mano, os recomendamos echar alcohol en abundancia para que deslicen por el manillar.

Si lleváis manillares de carbono ultraligeros, con paredes muy finas, hay que ir con cuidado al colocarlos. Los bordes del manillar pueden cortar el puño por su parte interna y deteriorarlo en el momento de su colocación.

Conclusión

Estos puños Momum GERAGRIP Balboa nos han parecido una buenísima opción para el usuario más «machaca». Tienen un precio correcto, hay una buena variedad de colores y su durabilidad es alta. Siguen montados en nuestra bici de pruebas y, aunque ya hemos tenido algún revolcón, se mantienen como el primer día.

Para más información, visita: https://momum.cc

Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.