Grupo SRAM GX Eagle AXS, el GX se pasa a la gama alta

Contenido

La tecnología avanza imparable. Hace años que vemos cómo la electrónica ha encontrado su camino en el MTB y cada vez son más los productos que se cuelan en nuestra bici de la forma más inalámbrica posible. Sin ninguna duda, las ventajas que ello conlleva son enormes pero, como siempre, la máxima tecnología viene acompañada del máximo precio. Por suerte para todos, no siempre las novedades son exclusivas de los bolsillos más pudientes. Bienvenido, SRAM GX Eagle AXS.

Tecnología alemana, corazón americano

El SRAM GX Eagle AXS lo podríamos describir como el mejor grupo de gama media del mercado, si es que podemos seguir hablando del GX como un grupo de gama media. Ciertamente, el GX Eagle mecánico se ha ganado la fama de ser un grupo fiable, robusto y suficientemente ligero para cualquier disciplina, y el nuevo GX con tecnología AXS sigue esta misma filosofía, pero sube de categoría añadiendo la tecnología inalámbrica AXS.

Así funciona el grupo SRAM GX Eagle AXS

Aunque SRAM es una marca completamente americana, su desarrollo se ha llevado a cabo en la sede europea de Schweinfurt (Alemania) y su misión ha sido la de llevar la tecnología AXS a todo el mundo. Esta tecnología lleva en el mercado dos años y a día de hoy ha podido demostrar su robustez y fiabilidad, algo que en sus inicios fue ampliamente cuestionada.

Lo primero que podemos decir del SRAM Eagle GX AXS es que conserva todas las tecnologías de sus hermanos mayores X01 y XX1, pero es casi un 50% más económico. El precio de la actualización (o Upgrade Kit, como lo llaman en SRAM) es de 620 euros e incluye cambio, pulsador, protector de batería, batería, cargador con cable y herramienta para su ajuste (Chain Gap).

Hoy en día SRAM puede decir con orgullo que ha vendido más de 3 millones de grupos Eagle en todo el mundo, por lo que el lanzamiento del SRAM GX Eagle AXS no se hace como un grupo completamente nuevo, sino como un upgrade

Contenido del Upgrade Kit del SRAM GX Eagle AXS
Contenido del Upgrade Kit del SRAM GX Eagle AXS

Como en el ecosistema Eagle todas las piezas son compatibles entre sí, los que ya disfrutéis de un grupo SRAM Eagle mecánico solo tendréis que comprar cambio y pulsador para estar totalmente actualizados.

La aparición de este nuevo grupo, sin embargo, no supone la desaparición de la versión mecánica. El cambio de tiro por cable sigue igual de vivo que siempre, pero con la tecnología AXS se ofrece una nueva opción para el usuario que quiera un cambio más robusto y suave. Lógicamente, la versión AXS es más cara que el modelo de tiro por cable, ya que tiene más piezas y su construcción es más compleja, pero tampoco hay un salto tan grande como en los grupos de gamas superiores.

A pesar de la llegada del SRAM GX Eagle AXS, el modelo de tiro por cable se mantiene
A pesar de la llegada del SRAM GX Eagle AXS, el modelo de tiro por cable se mantiene

Como en el resto de grupos AXS, la versión GX ofrece las mismas ventajas de personalización de sus hermanos mayores y cuenta con la misma experiencia de cambio, suave y precisa. Hay que pensar que estos pulsadores no empujan cable ni mueven una leva, sino que simplemente aprietan un botón electrónico, por lo que el cambio es extremadamente suave y permite hacerlo con facilidad en cualquier circunstancia.

Además, contamos con una estética muy limpia en el manillar, algo que con los años cada vez es más difícil de conseguir al haber incorporado tijas telescópicas y doble mandos de bloqueo como algo habitual en nuestras bicis.

Como en el resto de grupos AXS, la personalización de la experiencia se hace desde la App de SRAM y en ella podemos configurar el cambio como queramos. Subiremos más o menos piñones, lo haremos de forma seguida o por pulsaciones, en un sentido u otro, etc. Esta aplicación también registra toda nuestra actividad, por lo que sabremos en todo momento cuánto usamos cada piñón, cuál es el más usado, cuántas veces cambiamos, etc. Con ello podremos afinar más, por ejemplo, a la hora de escoger el tamaño de nuestro nuevo plato. Además, si no sabemos cuánta batería nos queda, también nos informará de ello.

El SRAM GX Eagle AXS es una realidad y ya está disponible en tiendas. Solo existirá una versión de color, el gris lunar de la versión mecánica presentada el año pasado.

Cambio SRAM GX Eagle AXS

Pero vayamos por partes. Empezando por atrás, el cambio SRAM GX Eagle AXS es el corazón del sistema. Estéticamente se parece mucho a sus hermanos mayores, aunque su color es diferente y la caja está fabricada en acero. Los rodamientos también son de acero, no cerámicos como los de los grupos superiores, y se prescinde de anodizados en su acabado, algo que lo distancia solo en la parte estética. 

El SRAM GX Eagle AXS comparte todas las tecnologías de sus hermanos pero opta por materiales no tan ligeros
El SRAM GX Eagle AXS comparte todas las tecnologías de sus hermanos pero opta por materiales no tan ligeros

En el resto de características es calcado a los modelos superiores, incluyendo las tecnologías Cage Lock, Roller Bearing Clutch, X-Horizon, X-SYNC y Overload Clutch. Esta última es especialmente interesante, ya que en un cambio de esta categoría es vital asegurar la longevidad. El Overload Clutch hace que cuando el cambio recibe un golpe, éste se libere para que el motor no sufra. Al instante vuelve a engranar y sigue funcionando como si nada, algo que en los vídeos de SRAM podemos ver perfectamente. Con esta tecnología, los cambios AXS son más robustos que cualquier otro cambio mecánico, un argumento de peso para los mas reticentes al cambio.

Así funciona la tecnología Overload Clutch del SRAM GX Eagle AXS

En este sentido, para mejorar la durabilidad y proteger todavía más el cambio, se ha diseñado una nueva tapa para la batería.

La tapa de la batería del SRAM GX Eagle AXS
La tapa de la batería del SRAM GX Eagle AXS

Esta tapa queda perfectamente integrada en el cambio y protege tanto la batería como la parte trasera del cambio.

Ofrece protección a la batería del SRAM GX Eagle AXS y es compatible con el resto de modelos AXS

De rebote también evita que podamos perder la batería, algo poco probable pero que puede llegar a suceder. Como es habitual en el ecosistema Eagle, esta tapa es compatible con cualquier cambio AXS, por lo que por 20 euros podremos proteger nuestro actual cambio X01 o XX1 AXS.

Esta tapa se incluye en el Upgrade Kit del SRAM GX Eagle AXS y también se vende como opción (20 euros)
Esta tapa se incluye en el Upgrade Kit del SRAM GX Eagle AXS y también se vende como opción (20 euros)

Otra de las características de este cambio es que es completamente resistente al agua y al polvo gracias a la certificación IP69K. Esta certificación, inicialmente diseñada para vehículos y para la higienización de alimentos, nos garantiza la estanqueidad del cambio en las peores condiciones, y solo tenemos que evitar el lavado con máquinas de agua a presión tipo Kärcher, algo que también debemos impedir en el resto de la bici.

En cuanto a la durabilidad de la batería, SRAM afirma que tenemos unas 20 horas de uso reales y la carga completa de la batería tarda una hora aproximadamente. La batería, que pesa 25 gr, es compatible con el resto de cambios AXS, así como con la tija telescópica Reverb AXS o incluso con los grupos de carretera SRAM RED o Force eTap AXS. Lo que no es compatible con estos últimos grupos es la cadena, ya que las cadenas Eagle y sus correspondientes powerlocks son exclusivos para montaña y no nos sirven en los grupos de carretera. La parte electrónica, eso sí, nos permite combinar componentes y crear nuestro propio híbrido.

Y hablando de batería, ¿cómo saber si tenemos suficiente para la próxima salida? Tan sencillo como apretar el botón inferior del pulsador y según la luz que nos muestre sabremos en qué estado está la batería. Si parpadea una luz roja, es que estamos sin batería, si sale un color verde estaremos casi a tope y si sale rojo continuo es que nos queda la mitad. Así de sencillo. Lo bueno es que, para ahorrar batería, cuando no usamos la bici, el cambio hiberna y nos mantiene con batería incluso en esas semanas en que tenemos olvidada la bicicleta.

Como en el resto de cambios Eagle, el SRAM GX Eagle AXS es compatible con cassettes de 50 y 52 dientes y podremos usarlo sin problemas en cassettes que cuenten con un piñón pequeño de 11 dientes, como el SRAM PG-1230. Lógicamente, es mejor utilizar un piñón pequeño de 10 dientes para ampliar el rango de uso, pero si no es el caso, el cambio seguirá funcionando perfectamente.

Si decidimos pasarnos a la ultima tecnología y ya contamos con un pulsador AXS, el precio del cambio SRAM GX Eagle AXS es de 385 euros (batería no incluida) y tiene un peso que oscila entre 468 y 478 gr.

Pulsador SRAM GX Eagle AXS

El pulsador es la segunda parte de la ecuación y podemos decir que es exactamente igual que el XX1, solo que en un color (negro) y acabado diferente (sin anodizado). De serie vendrá con el gatillo estándar, pero como en el resto de pulsadores AXS se podrá mejorar con el pulsador Rocker Paddle. Al ser idéntico a los hermanos mayores, sus tecnologías son las mismas que en el resto de grupos (AXS, Eagle, MatchMaker X Integrated), por lo que su accionamiento y suavidad es idéntica.

El pulsador del SRAM GX Eagle AXS es el estándar, aunque se puede montar el Rocker Paddle
El pulsador del SRAM GX Eagle AXS es el estándar, aunque se puede montar el Rocker Paddle

En la parte inferior cuenta con el mismo botón que sus hermanos, un botón que nos sirve para emparejarlo con el cambio trasero y para comprobar la batería del cambio. En este sentido, los cambios AXS tienen un encriptado propio que evita que podamos conectarnos a otros cambios AXS cercanos, por lo que podemos estar tranquilos de que si apretamos este botón no cambiaremos de marcha a ningún compañero de grupeta.

El ecosistema AXS hace gala de un diseño limpio y muy logrado
El ecosistema AXS hace gala de un diseño limpio y muy logrado

Este botón, además, también tiene una tercera función, el micro ajuste. Apretando este botón y hacia arriba o hacia abajo en el pulsador, ajustaremos el cambio de forma milimétrica. Como ocurre con el cambio, el pulsador forma parte del ecosistema AXS, lo que nos permitirá emparejarlo con otros componentes (cambio SRAM RED eTap AXS, botones blip box, etc.)

Así se empareja el cambio SRAM GX Eagle AXS

A nivel de batería, cuenta con una pila CR2032 para su funcionamiento, que no es recargable. La vida útil es de unos dos años, por lo que podemos despreocuparnos de esta parte durante mucho tiempo.

Con un peso de entre 70 y 82 gr, el pulsador SRAM GX Eagle AXS tiene un precio de 155 euros.

En mAXSa

Hace casi dos meses que recibimos una de las primeras unidades del SRAM GX Eagle AXS que corrían por el mundo y tardamos poquísimo en instalarlo. Desmontamos nuestro SRAM Eagle GX mecánico y montamos el nuevo AXS, algo bastante sencillo al no tener que pasar cables por el interior del cuadro de nuestra bici de pruebas. Una vez colocado todo en su sitio solo tuvimos que emparejar cambio y pulsador y a rodar.

Durante las primeras semanas no pudimos modificar el funcionamiento del grupo con la App, ya que aun no nos aparecía como disponible, pero una vez que lo pudimos configurar, lo pusimos a nuestro gusto. Para haceros una idea de cuáles son nuestras preferencias, apretando el pulsador en la parte baja subimos piñones y apretando la parte alta, bajamos. También nos gusta que, al mantener apretado el pulsador, éste suba o baje automáticamente todos los piñones.

El SRAM GX Eagle AXS cuesta casi la mitad que sus hermanos mayores y solo añade unos 100 gr
El SRAM GX Eagle AXS cuesta casi la mitad que sus hermanos mayores y solo añade unos 100 gr

Esta función está desactivada de serie, ya que en bicicletas eléctricas está desaconsejada por la fuerza que éstas tienen. Para el resto de usos es una gozada llegar a una subida y simplemente mantener apretado el pulsador para que todos los piñones vayan subiendo sucesivamente.

Por suerte para nosotros, con los años nos hemos vuelto probadores de morro fino y nos hemos acostumbrado a probar la máxima tecnología. Recientemente hemos probado varias bicis con cambio AXS, por lo que estamos bastante habituados a su funcionamiento. Más allá de la ergonomía de la palanca, que de serie no nos gusta y que siempre recomendamos cambiarla por la Rocker Paddle, el funcionamiento de este grupo es exactamente el mismo que en sus hermanos mayores.

Esto es lo mejor que se puede decir de un componente de “gama media”, ya que si es más barato y funciona exactamente igual, pocos argumentos nos quedan para pasarnos a la gama alta. Ciertamente el factor peso sigue estando ahí, pero el extra de peso que hay entre el XX1 AXS y el GX AXS es mínimo (unos 100 gr. aproximadamente)

El SRAM GX Eagle AXS se posiciona como un producto de gama alta a un precio bien competitivo
El SRAM GX Eagle AXS se posiciona como un producto de gama alta a un precio bien competitivo

Si nuestra prioridad es el peso podemos entender que nos decantemos por la versión tope de gama, pero si nos preocupa mucho este aspecto también podemos seguir optando por un cambio de tiro por cable, que a día de hoy siguen siendo más ligeros que los electrónicos y su funcionamiento es exquisito.

En cuanto a suavidad, los AXS son los grupos más suaves del mercado, sin discusión. Olvídate de cables y de fundas, de fricciones o de mantenimientos. Aquí todo va “al aire” y por tanto no hay fricción alguna. ¿Tu bici tiene cableado interno y las curvas que tiene hacen que el tacto de la maneta sea chicloso? Prueba un SRAM GX Eagle AXS y te cambiará la experiencia de cambio para siempre. El pulsador es supersuave y cuesta muy poco cambiar, algo que en posiciones forzadas o cuando vamos muy cansados, agradecemos enormemente. 

Los grupos AXS son los que ofrecen un funcionamiento más suave del mercado
Los grupos AXS son los que ofrecen un funcionamiento más suave del mercado

Ese tacto al instante puede ser contraproducente si estamos conduciendo por un terreno bacheado y llevamos el dedo muy cerca del pulsador, aunque es algo que no solemos hacer. También es cierto que no solo con tocar el pulsador éste cambia. Hay que tocarlo un poco más, como si habláramos de los números del teclado de un móvil antiguo. Una vez que apretamos el botón notamos un clic, por lo que siempre sabremos de forma sonora si hemos cambiado o no. Este clic es el que precede al sonido electrónico del movimiento del cambio, una especie de zumbido que es auténtica música para los ciclistas más tecnológicos.

Si vas en grupeta y cambias con tu SRAM GX Eagle AXS, todos tus compañeros se van a girar para mirarte con envidia… y lo sabes.

¿Quieres conocer los secretos del SRAM GX Eagle AXS?

Por lo que respecta la precisión, pocas pegas le podemos poner al SRAM GX Eagle AXS. Una vez ajustado y reajustado en marcha gracias al micro ajuste del pulsador, no nos hemos encontrado ni un solo problema de imprecisión. Hemos probado el cambio con diferentes cassettes (con 50 y 52 dientes) y siempre ha funcionado suave y preciso. A la que notábamos un pequeño clic o resistencia al cambio, acabábamos de ajustarlo con el micro ajuste y listos.

Este ajuste, eso sí, no es tan fácil de usarlo en marcha como el que hacemos girando el tensor en una maneta de cambio por cable, pero ahí está para cuando lo necesitamos. Con un poco de cuidado y práctica enseguida conseguiremos micro ajustar el SRAM GX Eagle AXS sin dejar de dar pedales.

A nivel de robustez tenemos que decir que no lo hemos testado de una forma severa. El cambio se ha llevado algún raspón, pero nada que el GX mecánico hubiera sufrido sin inmutarse. Con algún cambio XX1 AXS sí hemos tenido percances mayores y nunca ha dejado de funcionar, por lo que si el GX sigue en la misma línea de fiabilidad estamos seguros de que tendremos cambio para rato. Esto es algo especialmente relevante en un grupo como este ya que, si bien el precio del conjunto es bastante más económico que el de los grupos tope de gama, sigue siendo más caro que un cambio mecánico.

Conclusión

Suave, preciso y con la mismas tecnologías que los X01 y XX1 AXS, el SRAM GX Eagle AXS llega para convencer a todo el mundo de que la tecnología inalámbrica es el futuro. Su precisión, suavidad de accionamiento y robustez son argumentos de peso para pasarse al mundo inalámbrico y desde ya nos costará la mitad que antes

El SRAM GX Eagle AXS aúna precisión, suavidad, robustez y un precio competitivo
El SRAM GX Eagle AXS aúna precisión, suavidad, robustez y un precio competitivo

Seguramente hay muchos bikers atraídos por esta tecnología que no terminaban de dar el paso por el elevado coste de estos componentes, pero con la llegada del SRAM GX Eagle AXS este freno desaparece.

Si el SRAM GX Eagle mecánico ya era nuestro grupo favorito, con la llegada del hermano AXS el GX se convierte en uno de los estandartes de SRAM, que ya montan de serie bicis como las BMC Twostroke y BMC Fourstroke. Miedo nos da pensar qué será lo próximo en salir de la factoría de SRAM

Gama

SRAM GX Eagle AXS
Cambio GX Eagle AXS 12 vel. (batería no incluida)
Precio:
385 euros
Pulsador SRAM GX Eagle AXS 12 vel., mando 2 botones
Precio:
155 euros
Upgrade kit SRAM GX Eagle AXS (cambio, pulsador, protector de batería, batería, cargador con cable, Chain Gap)
Precio:
620 euros
Tapa de la batería del cambio Eagle AXS
Precio:
20 euros
Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.