Sigma ROX 4.0

El Sigma ROX 4.0 es un pequeño y ligero ciclocomputador que se sitúa en medio de la gama ROX, justo entre el ROX 2.0 y el todopoderoso ROX 11.1. Ofrece muy buen rendimiento a un precio contenido

Contenido

El Sigma ROX 4.0 es un pequeño dispositivo que se sitúa en medio de la gama ROX, justo entre el ROX 2.0 y el todopoderoso ROX 11.1. Con unas dimensiones de tan solo 44,9×73,6×18,4mm y 51 gr de peso, el Sigma ROX 4.0 es uno de los dispositivos más ligeros y minimalistas que han pasado por nuestras manos, sobre todo si lo miramos lateralmente. Es muy fino, por lo que abulta muy poco cuando lo montamos en el manillar. 

Gracias al certificado IPX7 podremos rodar bajo la lluvia con total tranquilidad y lo haremos durante muchas horas, ya que tiene una batería de 550 mAh (Li Ion) que podremos recargar fácilmente mediante cable USB-C. Con más de 30 funciones que podremos escoger fácilmente gracias a la App Sigma Ride, el ROX 4.0 asegura un manejo de lo más sencillo, incluso con guantes.

El Sigma ROX 4.0 es ligero y tiene unas dimensiones muy contenidas
El Sigma ROX 4.0 es ligero y tiene unas dimensiones muy contenidas

Cuenta con tres grandes botones que sirven para configurar las pantallas, cambiarlas o cualquier otra cosa que queramos hacer en marcha. Estos botones son especialmente grandes, por lo que es fácil acertar y darles sin tener que buscarlos o hacer fuerza para que funcionen.

Tecnología de navegación en el Sigma ROX 4.0

Otra de las características interesantes del ROX 4.0 es que viene de serie, a pesar de su precio, con toda la tecnología disponible para posicionarnos rápidamente sobre el mapa. Cuenta con sensores GPS y GLONASS, que funcionan de manera especialmente rápida.

¿Te ha pasado alguna vez que cambias de zona y al encender el GPS este tarda en encontrarte? El Sigma ROX 4.0 es uno de los ciclocomputadores que más rápido nos ha situado en el mapa. Además de los sensores GPS que nos ayudarán a orientarnos durante nuestras rutas, el ROX 4.0 tiene barómetro incorporado. Así pues, las mediciones de altimetría serán superprecisas.

La pantalla de este ciclocomputador es de 2,4 pulgadas
La pantalla de este ciclocomputador es de 2,4 pulgadas

Nada de llegar a casa con menos metros de lo normal y tener que subir la ruta a alguna plataforma para “calibrar” la altimetría. El ROX 4.0 lo hace de serie y de la manera más fiable que existe hoy en día. Este es uno de sus grandes alicientes, ya que el barómetro suele estar presente solo en dispositivos de gama alta.

Sensor de luz ambiente, notificaciones inteligentes, pantalla transflectiva, conectividad ANT+ y BLE y compatible con sensores de cadencia, pulso y velocidad son algunas de las características que también tiene el ROX 4.0. Pero no son las únicas. También tiene funciones específicas para bicicletas eléctricas. Si tienes una e-bike que viene de serie sin consola desde donde ver los modos de asistencia o la batería restante, el ROX 4.0 se vincula a tu e-bike para informarte de la autonomía que te queda, el alcance de la misma, la relación potencia humana/potencia del motor, el nivel de asistencia escogido y la iluminación.

Ya no es necesario que te gastes el dinero en un caro dispositivo para tu e-bike que solo te servirá en ese modelo. El ROX 4.0 te dirá la información más necesaria en tus e-salidas. Pero después lo podrás utilizar en tu bici de montaña muscular o en la de carretera.

Lo mejor de todo del conjunto es el precio. El Sigma ROX 4.0 arranca en 89,95 euros, lo que lo convierte en una de las opciones más económicas del mercado.

Sensaciones sobre el terreno

Encender el ROX 4.0 es sencillo. Basta con apretar ligeramente el botón inferior y se enciende superrápido. Esto es algo que pasa habitualmente en este dispositivo. Todo funciona muy rápido, sin largos tiempos de espera o carga. La recepción de satélites es especialmente rápida y enseguida nos coloca en el mapa. El emparejamiento con un smartphone o cinta pectoral (incluida en nuestra unidad de pruebas) también es especialmente veloz, por lo que en pocos segundos estamos rodando geolocalizados.

Lo primero que hicimos con el Sigma fue configurar sus pantallas. Acostumbrados a otros dispositivos, los datos que queríamos ver en pantalla eran los mismos a los que ya estamos habituados y los quisimos colocar en el mismo orden. Esto no lo conseguimos, ya que la pantalla del ROX 4.0, a pesar de ser bastante generosa (2,4”), solo puede configurar tres datos por pantalla.

La velocidad, batería y la hora siempre aparecen y no se pueden eliminar o cambiar por otros, por lo que tenemos que priorizar qué queremos ver en cada pantalla teniendo en cuenta que la velocidad ocupa el espacio central, el más grande.

El Sigma ROX 4.0 cuenta con sensores GPS y GLONASS
El Sigma ROX 4.0 cuenta con sensores GPS y GLONASS

Como dato curioso, la parte superior derecha cuenta con una pequeña ventana redonda llamada Red Circle. Se trata de un campo más donde introducir datos, pero al estar separada y ser redonda, nos sirve para colocar datos importantes que queramos llevar resaltados.

Llevar 6 datos en pantalla es suficiente para la mayoría de salidas, pero si necesitas más, podrás configurar hasta 6 pantallas diferentes a las que llegarás tocando los botones laterales. De serie viene incluso una pantalla preestablecida con datos para e-bikes y lo bueno es que hacer visibles o no las pantallas es muy rápido desde la aplicación Sigma Ride.

Seguimiento de rutas

A nivel de seguimiento de rutas, hemos apuntado que carece de cartografía. Así pues, no hay mapas que podamos “rutear”. Sin embargo, cuenta con unas indicaciones giro a giro. Estas son muy útiles, sobre todo en pistas o carreteras.

Gracias al emparejamiento con la App Komoot, el ROX 4.0 nos indica giro a giro dónde tenemos que ir cuando seguimos una ruta que nos hayamos bajado/diseñado en Kommot. De este modo en rutas donde no hay muchas dudas, podemos seguir perfectamente el camino sin tener que mirar ningún mapa.

Lógicamente en la montaña, sobre todo siguiendo senderos o donde haya caminos que se cruzan, estas indicaciones son poco útiles. Pero para el resto son perfectas. Incluso cuenta con una función de vuelta a casa, por si nos despistamos y tenemos que regresar al origen de la salida.

Para el seguimiento de rutas, se puede emparejar con la app alemana Komoot
Para el seguimiento de rutas, se puede emparejar con la app alemana Komoot

En cuanto a gráficos, la pantalla es grande y todo se lee fácilmente, sobre todo gracias su alto contraste. Pero la resolución es algo baja. Con 59×23 píxeles y dos colores, las formas son bastante cuadradas y, aparte de los números, el resto de datos se ven algo sencillos. Por ejemplo, hay la opción de mostrar el perfil que vamos haciendo durante la ruta y aquí sí se nota que necesita algo más de resolución. 

Autonomía y soporte en el Sigma ROX 4.0

En cuanto a la batería, Sigma anuncia hasta 25 horas de funcionamiento. Pero en nuestras rutas no hemos llegado a tanto. Normalmente nos dura entre tres y cuatro salidas, en función de lo largas que sean. Con el ROX 4.0 emparejado al smartphone y la cinta pectoral, la duración de la batería se reduce considerablemente, lo habitual en estos casos. Pero pasa fácilmente de las 15 horas de uso real (cargando la batería cuando queda un 20% aproximadamente).

Para acabar, el soporte de manillar que viene de serie con el Sigma ROX 4.0 es especialmente práctico. Se abre completamente, por lo que podemos montarlo en el manillar sin desmontar nada ni forzarlo. Viene con unas gomas para adaptarlo a manillares 31,8 y 35mm y es muy corto. Así pues, podemos colocarlo en potencias cortas o de mucha angulación sin problemas. Para uso endurero es perfecto y solo necesitaríamos que el dispositivo contara con algún agujerito donde pasarle una cuerda de seguridad, por si tenemos alguna caída y sale disparado.

Conclusión

¿Es todo bueno en el Sigma ROX 4.0? Ciertamente no. Nos gustaría que la resolución de la pantalla fuera mayor, que pudiéramos configurar todos los datos de las pantallas o incluso agregar más datos en cada una de ellas. Sin embargo, a tenor de su precio (desde 89,95 euros), nos parece una compra maestra.

Es más avanzado que el Sigma Pure GPS y puede competir con el Garmin Edge 130 Plus (el Garmin Edge 830 que probamos se dispara de precio).

Este Sigma ofrece un muy buen rendimiento a un precio realmente competitivo
Este Sigma ofrece un muy buen rendimiento a un precio realmente competitivo

Sus funciones especiales para e-bikes lo convierten en una opción especialmente interesante y el barómetro o su rapidez de conexión y geolocalización lo colocan a la altura de los mejores del mercado, pero con un precio que supera, por poco, los cuentakilómetros de toda la vida.

Ficha Técnica

Dimensiones
44,9×73,6×18,4 mm
Pantalla
2,4 pulgadas de alto contraste
Funciones
Más de 30 y con barómetro

Peso:

51 gramos

Precio:

89,95 euros / 129,95 euros (con HR Set) / 189,95 euros (con Sensor Set)

Valoración

Nos gusta
· Relación calidad-precio
· Pantalla grande y de fácil visión
· Barómetro y ppciones específicas para e-bikes
A mejorar
· Resolución algo justa para algún tipo de dato concreto
· Sin cuerdecita de seguridad
· Imposibilidad de configurar todos los datos de las pantallas
Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.