SCOTT Addict Gravel 2022, para volar sobre grava

Contenido

La SCOTT Addict Gravel es la primera incursión decidida de la marca suiza en el Gravel. Un modelo que combina polivalencia, aerodinámica, integración, ligereza y geometría específicas para esta creciente disciplina.

SCOTT Addict Gravel Tuned

Lógicamente, la combinación de todas las características nombradas asociadas a un modelo equivaldría a algo así como el Santo Grial de las bicis de Gravel. Justo lo que SCOTT ha buscado en la Addict Gravel. Para empezar, el cuadro HMX es muy ligero (930 gr pintado y en talla 54). Junto con la horquilla (395 gr), el cockpit (335 gr), la tija de sillín (150 gr) y la abrazadera (14 gr), solo pesa 1824 gramos.

Monta de serie cubiertas de 45 mm
Monta de serie cubiertas de 45 mm

Para conseguir este impresionante registro –el modelo tope de gama pesa 8,1 kg con cubiertas de 45 mm y potenciómetro–, se han adoptado distintas soluciones ya presentes en la Addict RC de carretera. Entre ellas, la tija de sillín, la abrazadera o la construcción hueca de la puntera.

Asimismo, la rigidez se ha tenido especialmente en consideración, motivo que explica que en zonas como en el pedalier y el tubo de dirección se alcancen los mismos registros que en la Addict RC.

Ingeniería suiza

Al ser una bici que tiene que rendir en terrenos no asfaltados, la absorción y la comodidad cobran un papel preeminente que no es imprescindible en su hermana de carretera. Es por ello que la Addict Gravel presenta un laminado de carbono específico para mitigar las vibraciones, unos tirantes más bajos, un paso de rueda que admite cubiertas de hasta 45 mm y equipa el nuevo manillar integrado Syncros Creston iC SL X. Este puede montarse con cinta de manillar estándar de 3 mm de grosor. O de 4,5 mm, más absorbente, para un uso 100% Gravel.

Así se guían los cables a través del manillar integrado Syncros Creston iC SL X
Así se guían los cables a través del manillar integrado Syncros Creston iC SL X

Este manillar, con 16° de flare y 60 mm de reach, es ahora más cómodo y apto para ciclistas con las manos más grandes. Es compatible con el uso de ciclocomputadores Garmin y Wahoo, cámaras de acción y algunas luces.

Aerodinámica en la SCOTT Addict Gravel

La SCOTT Addict Gravel cuenta con tubos de perfil aero y monta una tija de sillín de tipo “D”. Además, y totalmente relacionado con la integración, esconde cualquier cable a la vista. Los ingenieros de la firma han implementado el laureado cableado interno de la Addict RC. Este se guía desde el manillar, pasa por dentro de la potencia y posteriormente se guía por el cuadro. Un gran trabajo de ingeniería que da como resultado un aspecto limpio y elegante.

La Campeona de Europa 2021 de Maratón, Natalia Fischer, exprimiendo la SCOTT Addict Gravel
La Campeona de Europa 2021 de Maratón, Natalia Fischer, exprimiendo la SCOTT Addict Gravel

También pensando en los usuarios aventureros, dispone de soportes sobre el tubo superior para montar una bolsa. Permite montar guardabarros y hasta tres portabidones, dos en el triángulo principal. Estos ciclistas también agradecerán que la bici se comercialice en versión 1x como con transmisión de doble plato. La SCOTT Addict Gravel también llega en versión femenina Contessa.

Imagen limpia y sin cables a la vista en la SCOTT Addict Gravel
Imagen limpia y sin cables a la vista en la SCOTT Addict Gravel

Estará disponible en nuestro mercado en otoño con un precio que arranca en 2699 euros. La versión más exclusiva, la Tuned, tiene un precio de 8799 euros. Llega en 5 tallas: XS/49, S/52, M/54, L/56 y XL/58.

Los secretos de ingeniería de la SCOTT Addict Gravel al descubierto

Geometría

(EN TALLA M/54)
Geometría bici de carretera
A – 540 mm
B – 554,5 mm
C – 71°
D – 73,5°
E – 1029,2 mm
F – 425 mm
Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Síguenos en las Redes

¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.