Llega la horquilla RockShox SID 2021

Contenido

La RockShox SID es una de las familias más veteranas dentro del catálogo de la marca norteamericana (1998), pero sigue manteniendo su característica aureola de competición.

De las primeras horquillas RockShox SID a estas RockShox SID 2021 han pasado más de 20 años, aunque su esencia sigue intacta. Componentes superligeros, con lo último en tecnología y listos para ofrecer el máximo rendimiento en la Copa del Mundo.

La gama SID representa lo máximo en XC para la firma estadounidense y para 2021 aparecen dos nuevos modelos de horquilla y un amortiguador.

Probamos la Horquilla RockShox SID 2020

La RockShox SID 2021, con su característico color azul de sus orígenes, se ha adaptado al XC actual y se ha rediseñado completamente para ser más robusta, tener mejor tacto y ser más ligera.

La gama de horquillas contará con versiones SL (Ultimate y Select) para XC, y versiones SID a secas, más robustas y enfocadas al uso Trail. Además, también se presenta un nuevo amortiguador que será común para ambas gamas, el SIDluxe.

RockShox SID SL, para XC puro

Lo primero que llama la atención con las RockShox SID SL es que han cambiado mucho externamente. Se ha rediseñado completamente toda su estructura, por lo que ahora contamos con botellas, barras, corona y tubo de dirección completamente nuevos.

Estéticamente se parecen a las RockShox SID 2019, pero gracias al estrechamiento que ha recibido en la zona inferior de las botellas, la RockShox SID 2021 es 166 gramos más ligera que la SID Ultimate de carbono de 2019.

Otra novedad es que la versión tope de gama (Ultimate SL) abandona el tubo de dirección y puente de carbono para pasar a fabricarse en aluminio mecanizado. La complejidad del desarrollo de una pieza de carbono tan importante como esta ha hecho que los ingenieros de RockShox hayan preferido optar por el aluminio. Es por ello que la cabeza está completamente mecanizada en este material.

Con este trabajo se ha conseguido rebajar algunos gramos respecto al modelo anterior sin perder propiedades, aunque es en las nuevas botellas CSU y en el cartucho Charger Race Day donde más se ha conseguido rebajar peso del conjunto.

Para que te hagas una idea, el nuevo cartucho Charger Race Day para barras de 32 mm pesa 96 gramos, mientras que el cartucho Charger 2 RLC de la antigua SID pesa 186 gramos. Curiosamente, en la versión Charger Race Day para barras de 35 mm, equipada en la SID a secas, el peso es aún menor: solo 88 gramos.

A nivel de regulaciones, la RockShox SID SL 2021 cuenta con regulación de compresión en dos posiciones (abierto y cerrado) y control de rebote en baja velocidad. Como es lógico, el bloqueo lo podremos controlar desde el manillar gracias al mando TwistLoc. De todas maneras, existirá otra versión sin bloqueo remoto.

En la otra barra también encontramos novedades importantes. La cámara DebonAir ha sido rediseñada y ahora es una cámara específica para uso XC. Esto permite a la horquilla trabajar más tiempo en su posición alta, evitando así los hundimientos de la horquilla y cambiando la geometría de la bici cuando nos montamos en ella.

Internamente, las RockShox SID 2021 utilizan aceite Maxima Plush para evitar el desgaste de las partes en contacto y reducir así la fricción. Además, permite un rendimiento constante a cualquier temperatura, por lo que disfrutaremos del mismo tacto en cualquier situación.

Para maximizar esta sensación, las RockShox SID 2021 también emplean retenes SKF, fruto de una colaboración que lleva cinco años de desarrollo con la marca sueca. SKF es mundialmente conocida por ser el mayor fabricante de retenes de alto rendimiento, por lo que los nuevos retenes de las SID cuentan con unos guardapolvos de ultra baja fricción que reducen la fricción y aumentan la sensibilidad inicial de forma notoria.

La parte negativa de las RockShox SID 2021, si es que tienen alguna, es que solo se fabricarán para ruedas de 29 pulgadas (no existirán versiones de 27,5”), ya que este es el estándar en el mundo actual del XC. Por otra parte, podremos montar el nuevo cartucho Charger Race Day de 32 mm en todas las horquillas SID y Reba de 100-120 mm de 2014 y posteriores, ya que se venderá como accesorio separado.

La RockShox SID SL Ultimate representa la máxima expresión de la marca americana y en ella se encuentran todas las novedades de la gama 2020, siendo por tanto el modelo más ligero.

Kate Courtney nos demuestra lo rápida que es la RockShox SID 2021

De serie la RockShox SID 2021 pesa 1326 gramos, lo que representa una rebaja de peso importante respecto al resto de horquillas XC del mercado. En 2020 la Ultimate SL vendrá de serie con offset de 44 mm para todos los modelos (se dejan de fabricar de serie offsets de 51 mm o superiores), estará disponible en color azul SID o negro High Gloss y estará disponible a partir de marzo de 2020, con unos precios que oscilarán entre 869 y 949 euros.

También existirá un modelo SID SL Select que será muy similar al Ultimate, con la única diferencia de que equipará un hidráulico Charger RL en vez del Charger Race Day. Estará disponible en color negro mate, con opciones de bloqueo TwistLoc en el manillar o directo en la horquilla y un peso anunciado de 1468 gramos. Estará disponible en tiendas a partir de marzo de 2020, con uso precios que oscilarán entre 649 y 729 euros.

Muy ligera, así es la RockShox SID 2021

RockShox SID, más robusta y versátil

Además de la SID SL, RockShox presenta un modelo más Trail llamado SID. Este modelo es parecido al SID SL, pero cuenta con numerosas y llamativas diferencias. Para empezar, sorprende que es una SID mucho más robusta, ya que, a diferencia de la SL, la RockShox SID 2021 cuenta con barras de 35 mm (el mismo diámetro que utiliza la Pike).

Las botellas también son diferentes, ya que tienen el mismo diámetro en toda su extensión y no cuentan con el rebaje inferior de la versión SL. Todo ello va encaminado a conseguir una mayor rigidez estructural, ya que esta horquilla cuenta con 120 mm de recorrido y está orientada a las nuevas bicis de XC-Maratón con más recorrido que se están popularizando por todo el mundo.

De la misma manera que en la RockShox SID SL, la RockShox SID 2021 abandona el puente y tubo de dirección en carbono, se fabricará solo para ruedas de 29 pulgadas y con un único offset de 44 mm, algo lógico si pensamos que las bicis cada vez son más largas de tubo superior y esta es la mejor medida para este tipo de geometrías.

También utilizan retenes SKF y aceite Maxima Plush para garantizar una mejor sensibilidad de funcionamiento, aunque la cámara DebonAir es ligeramente diferente al modelo SL.

En este modelo se ha diseñado una parte interna más parecida a las Lyrik o Pike, aunque el tacto que se ha buscado sea plenamente XC. Es por ello que la Rockshox SID 2021 trabaja con un 15-25% de Sag, a diferencia de las Pike o Lyrik, que trabajan sobre el 25-35%. Esto es debido a que la SID cuenta con menos recorrido y es primordial mantener la horquilla en su parte alta para no comprometer la geometría de la bici y no perder milímetros de recorrido con nuestro peso.

Como ocurre en la gama SL, la gama RockShox SID 2021 contará con dos modelos. El modelo tope de gama es el SID Ultimate, que aglutina todas las novedades 2021 y, a diferencia del modelo SID SL, tendrá la opción de equipar guardabarros atornillado directamente al puente. Esta horquilla pesa 1537 gramos y ya está disponible. Su precio oscila entre 979 y 1059 euros.

El modelo SID Select es la versión económica y solo difiere de la versión Ultimate en el hidráulico, ya que también equipará de serie el cartucho Charger RL. Tiene un peso de 1671 gramos y ya está a la venta con un rango de precios que oscila entre 759 y 839 euros.

Amortiguador RockShox SIDluxe

El SIDluxe es la última incorporación a la gama RockShox SID 2021 y es el amortiguador perfecto para las horquillas SID y SID SL.

Se trata de un amortiguador de puro XC donde se ha buscado conseguir el mínimo peso posible (227 gramos). Para ello se ha reducido su tamaño hasta el límite.

Con esto, además de disminuir el peso, también ha disminuido el volumen de aire, algo que encaja perfectamente con las preferencias de los ciclistas de XC. Esto no quiere decir que el amortiguador no sea sensible en su primer tramo ya que, al tener menor cantidad de aire en su interior, su inicio de funcionamiento es más suave y no necesita de grandes esfuerzos para que empiece a funcionar.

Esta menor cantidad de aire también hace que la curva de progresividad sea más marcada, por lo que su tramo medio se mantiene más firme y nos ayudará a evitar los molestos topes mecánicos cuando se comprima completamente.

Vídeo del amortiguador RockShox SIDluxe

Como en otros años, el tacto del amortiguador se podrá modificar fácilmente como en las horquillas, ya que cuenta con la posibilidad de regular el tamaño de la cámara de aire añadiendo hasta dos tokens en su interior.

Dan McConnell con la RockShox SID 2021
El australiano Dan McConnell, compitiendo con RockShox la SID SL 2021

Otra de las características que comparte con las horquillas SID Ultimate y SID SL Ultimate es que se ha ahorrado en todo por tal de tener el peso más ligero. Esto ha hecho que, tanto en las horquillas como en el amortiguador, los diales de rebote hayan desaparecido.

El ajuste manual del rebote se ha sustituido por un ajuste con herramientas (una pequeña llave allen de 2,5 mm) que, aunque sea sencillo, nos imposibilita hacerlo en marcha. Internamente también utiliza el aceite Maxima Plush para mejorar la sensibilidad y la lubricación interna.

Llega en dos colores, negro Ultimate High Gloss y azul Signature SID para combinar perfectamente con las nuevas horquillas.

En marcha con la RockShox SID Ultimate SL

Nada más recibir la SID Ultimate SL nos dispusimos a pesarla. El peso era el gran objetivo de la gama RockShox SID 2021 y queríamos comprobar por nosotros mismos si las cifras que teníamos eran correctas.

Horquilla en mano, con el tubo sin cortar y con el eje incluido (mando remoto aparte), la SID Ultimate SL pesó exactamente 1320 gramos. Para que os hagáis una idea, es 140 gramos más ligera que la FOX Performance 32 Step Cast que equipa nuestra BH Lynx Race de pruebas. Eso nos da una idea del buen trabajo que se ha realizado en este aspecto.

Los primeros kilómetros con la SID Ultimate SL nos mostraron que la horquilla es muy rígida y que tiene un tacto muy suave. Con un peso del rider de 72 kg, las horquillas de puro XC suelen flanear cuando entramos fuerte en curvas peraltadas o hacemos frenadas bruscas en bajadas verticales. Así pues, comprobar si la SID SL 2021 mejoraba en este aspecto fue uno de los primeros tests que le hicimos.

Dial RockShox SID Ultimate SL

Su puente más ancho se nota más rígido visualmente, pero también lo es en marcha. Es interesante coger la rueda delantera con las rodillas e intentar hacerla flexar haciendo fuerza con las manos en el manillar para ver hasta dónde cede. Aquí notamos una gran mejora con respecto a nuestra horquilla habitual. Y es algo que en bajadas complicadas o muy rotas notamos desde el primer momento.

La horquilla es mucho más sólida y nos hace ir mejor por la trazada cuando la cosa se pone fea, algo que agradecerán mucho los corredores más corpulentos. En este punto también es destacable la solidez que demuestra el bloqueo de la horquilla.

Este es otro de los puntos importantes para cualquier corredor XC, sobre todo si es un corredor pesado. Y es que los bloqueos suelen tender a tener un ligero movimiento con nuestro peso que aumenta con el peso del ciclista.

Dial aire RockShox SID Ultimate SL

La RockShox SID Ultimate SL también ha tenido en cuenta esto y viene con un bloqueo supersólido, perfecto para competición. En nuestro caso nos hubiera gustado contar con una tercera posición, sobre todo en el amortiguador. Pero entendemos que la opción de dos posiciones es la más demandada en el sector XC.

Lo que sigue sin gustarnos es el mando TwistLoc. Aunque es muy ergonómico y suave, la obligación de montar puños específicos y su mayor diámetro hace que no nos acabemos de sentir cómodos con él. Creemos que una opción de mando tradicional, algo que ya tenía RockShox en temporadas anteriores, nos daría la posibilidad de seguir contando con un bloqueo rápido y eficaz. Asimismo, podríamos seguir usando nuestros puños favoritos, sobre todo si nos gusta llevar puños finos.

RockShox SID Ultimate SL TwistLoc.
El mando TwistLoc de la gama RockShox SID 2021

Además de la rigidez global y de un peso de récord, la RockShox SID Ultimate SL también nos ha sorprendido por su tacto. Es mucho más sensible que en años anteriores y aquí sí ha mejorado mucho en uno de los puntos flacos que le criticábamos en temporadas anteriores. Las pequeñas irregularidades se absorben suavemente y tenemos un feeling muy al estilo RS-1, algo que nos encanta. Es un tacto que nos recuerda mucho a la Pike, pero con un menor Sag que nos mantiene en nuestra posición cuando pedaleamos.

Otro de los puntos que ayudan a tener un feeling muy fiel con el terreno es la regulación del rebote. Aunque tengamos que hacerlo con una llave allen, el rango de ajuste es realmente amplio y es fácil encontrar el setting ideal para nosotros.

Muchas veces nos encontramos que, por el tipo de terreno que frecuentamos, tendemos a llevar el rebote prácticamente abierto para que la horquilla absorba las pequeñas imperfecciones del camino. Este no es el caso de la SID Ultimate SL, ya que, en posición completamente abierta, el rebote es muy vivo, casi de muelle, por lo que no nos quedaremos sin encontrar el tacto que buscamos.

Ante grandes impactos, la RockShox SID Ultimate SL también nos ha demostrado que sabe tragar de lo lindo. Aunque sus 100 mm de recorrido parecen poco, se aprovechan completamente y lo hacen sin llegar a hacer topes metálicos que nos hagan sufrir por la vida útil de la horquilla. La progresividad en su tramo medio es más marcada que en temporadas anteriores, pero aun así nos permite disfrutar de los 100 mm de recorrido que tiene, algo poco habitual en la mayoría de horquillas del mercado.

Conclusión

Ligera, rígida y con un tacto de pura mantequilla, la SID Ultimate SL 2020 nos ha enamorado. Ha mejorado en todos los aspectos de una horquilla XC, pero lo ha hecho todavía más allí donde las SID lo necesitaban. Con opciones de 100 o 120 mm de recorrido y un amortiguador diseñado para trabajar con ellas, las RockShox SID 2021 llegan al año olímpico con los deberes hechos. Si el coronavirus no lo evita, estamos seguros de que veremos muchas botellas azules copando los podios del 2020.

Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.