Ritchey relanza el mítico manillar Bullmoose

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Ritchey WCS Bullmoose

Treinta y cinco años después, la marca estadounidense Ritchey, distribuida en España por Comercial Pous, ha relanzado el mítico Bullmoose, un manillar con potencia integrada que fue toda una revolución en su época.

Los orígenes de este manillar hay que buscarlos en 1978, cuando Tom Ritchey participó en el Repack Downhill de Marin (California, Estados Unidos) con una bici prestada. Podía haber ganado la prueba, pero a medio descenso se le resbaló el manillar y se dio la vuelta, por lo que tuvo que detenerse para colocarlo de nuevo en su lugar. A pesar de la parada, su tiempo no estuvo muy lejos del que marcó el ganador, por lo que pensó que todo lo que necesitaba para vencer era un manillar y una potencia mejorados.

Bullmoose originalY así fue como Ritchey diseñó un manillar y una potencia en una sola pieza que eliminara cualquier posibilidad de deslizamiento y que ofreciera más rigidez. El Bullmoose vio la luz en 1979, coincidiendo con el lanzamiento de su primera mountain bike, y partir de entonces se convirtió en un habitual de las bicis de montaña de la marca y de muchas otras compañías.

Ahora, Ritchey ha recuperado el diseño original, aunque introduciendo algunas mejoras. «El triángulo es una forma muy fuerte, y combinando ese diseño con la relación de resistencia-peso que ofrece la fibra de carbono y una abrazadera de aluminio forjado, he podido diseñar una pieza muy ligera y rígida», asegura Ritchey.

Con un peso de unos 350 gramos y un precio recomendado de 270 €, el WCS Bullmoose se ofrece en varias versiones:

  • Potencia de 70 mm y manillar de 720 mm de longitud.
  • Potencia de 80 mm y manillar de 730 mm.
  • Potencias de 90, 100 o 110 mm y manillar de 740 mm de longitud.
Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.