Specialized Aethos, cuestión de carácter

Contenido

Nos fuimos hasta Portugal para probar, primero en carretera y luego en carrera, la Specialized Aethos, bicicleta de serie con frenos de disco más ligera del mundo. Un singular modelo que, como su nombre proveniente del griego indica, rebosa carácter.

Pocas veces se nos presenta un plan tan apetecible. Este era el menú. De entrante, un viaje a Aveiro, una preciosa localidad costera de Portugal. El plato principal, la Specialized Aethos en su versión tope de gama, la S-Works. Una bici de 5,9 kilos y un precio que alcanza los 14 500 euros. Y el postre, participar con ella en la Aveiro Spring Classic, una carrera de 122 kilómetros, escaso desnivel y recorrido de lo más variado. Solo de recordarlo, ya me entra hambre de nuevo…

Probamos la Specialized Aethos

Una experiencia mayúscula

Para que una experiencia sea total, es imprescindible cuidar hasta el más mínimo detalle. En este sentido, Specialized tenía la lección perfectamente aprendida, ya que nada más llegar a la habitación del hotel, tras volar a Oporto, nos encontramos con todo el material necesario para llevar a cabo este curioso test: casco, zapatillas, equipación completa, geles, barritas… todo cuidado con sumo esmero.

Probamos la Specialized Aethos en Aveiro

La prueba constaba de dos partes. La primera, el sábado por la mañana, empezamos con una charla informativa sobre la bicicleta. Se trataba de un meeting para que los representantes de todos los medios, staff de Specialized e influencers nos conociéramos. Además, era el momento de la primera toma de contacto con la Aethos, de ajustarla a nuestras medidas y montar pedales, gps…

Probamos la Specialized Aethos en Portugal

Enseguida arrancamos una salida tranquila, momento perfecto para terminar de conocer a todos colegas, hacer algunas fotos y terminar de realizar los últimos ajustes a la S-Works Aethos. Tras una salida de un par de horas y 60 kilómetros, regresamos al hotel, donde intercambiamos las primeras impresiones sobre esta bicicleta. Más tarde, por la tarde, dimos un paseo a pie por el centro de Aveiro, disfrutando de todo su encanto. Llegada la noche, tocaba hacer bondad y recargar baterías, ya que a la mañana siguiente nos esperaba una carrera, la Aveiro Spring Classic.

Siguiendo la filosofía de las Clásicas de Primavera, que discurren por terrenos cambiantes (asfalto, adoquines, sterrato) a lo largo de una única jornada, la Aveiro Spring Classic es una cicloturista cronometrada que propone dos recorridos: 122 km y 550 metros de desnivel acumulado y 90 km y 410 metros de desnivel acumulado. El pasado 27 de marzo se celebró su quinta edición, que reunió a más de 1200 ciclistas en la localidad de Aveiro, conocida por su ría y sus canales. Un evento muy especial que discurre por municipios como Ílhavo y Vagos y que es garantía de adrenalina y de respeto por el medioambiente.

Modo carreras

Llegó el domingo y nos esperaba una carrera en formato clásica, la Aveiro Spring Classic, que consta de 120 kilómetros de asfalto, grava, adoquines y repechos. Un terreno rápido perfecto para exprimir la Specialized Aethos.

Probamos la Specialized Aethos

Tras desayunar, calenté un poco y me posicioné en la salida. Pistoletazo de salida y, como era de esperar, los corredores salen con muchas ganas. Pronto nos encontramos los primeros repechos y ya se empiezan a formar los primeros grupos. Menos mal, porque éramos 1200 ciclistas. En ese terreno solo tienes que ponerte de pie y notar cómo la Aethos avanza libremente, debido a su ligereza y rigidez, lo que le otorga una gran reactividad. La sensación que transmite es realmente sorprendente, ya que no se malgasta absolutamente nada de potencia. Al contrario, toda ella se transforma inmediatamente en avance hacia delante.

Probamos la Specialized Aethos

En los tramos llanos, la Aethos se percibe igualmente eficaz, porque aunque no lo parezca a primera vista, su aerodinámica está muy estudiada. En las partes de tierra y, especialmente sobre los adoquines, es donde la Aethos desvela toda su magia, gracias a la comodidad y seguridad que transmite. Es entonces cuando te quedas con la pregunta en la cabeza de “¿cómo es posible que una bici tan rígida y ligera sea a la vez cómoda y me transmita esa confianza?”

Posiblemente tenga algo que ver que en Specialized hicieran más de 100 000 prototipos computerizados y desarrollaron un software propio para poder analizar todos los datos y dar con la fórmula perfecta. Así lograron mantener esos clásicos tubos redondos y los tirantes unidos al tubo superior, pero mejorando la rigidez y la estabilidad con la adopción de algunas formas cónicas. Igualmente, conseguir un cuadro de serie de solo 585 gramos (versión S-Works con carbono FACT 12r) y que admita un ciclista de hasta 120 kilos tiene un mérito enorme. Gracias a unas variaciones en el laminado con respecto a la S-Works Tarmac SL6, optando por láminas más largas y continuas, se redujo la presencia de carbono en un 11%. De ahí esa cifra tan ridícula en talla 56.

Probamos la Specialized Aethos

Y por si esto fuera poco, la geometría es prácticamente idéntica a la Tarmac SL7 con la que Julian Alaphilippe ganó el último Mundial. Solo en cuanto a reach y stack encontramos alguna variación, que juegan a favor de una mayor comodidad para la Aethos, ya que es 10 mm más alta y tiene un alcance 3 mm menor.

Finish line

Llegué a meta exhausto. Pero con una sonrisa en la cara por haber tenido el placer de probar a fondo la Aethos y sentir toda su ligereza, rigidez, reactividad y comodidad.

Es difícil calificarla con un solo adjetivo. Sin embargo, me atrevería a llamarla polivalente, no porque cumpla decentemente con cada aspecto que buscamos los ciclistas en una bici, sino porque lo hace todo extraordinariamente bien. Es ligera, acelera como un tiro, brinda una calidad de conducción excepcional y, además, es cómoda y absorbente cuando tiene que serlo.

Probamos la Specialized Aethos

¿Puntos negativos? Además de su precio, al alcance de muy pocos bolsillos, tal vez el sobrio diseño del cuadro no es el más espectacular del mundo estéticamente hablando. Tampoco la pintura es llamativa. De todas formas, esto se te va de la cabeza después de rodar unos cuantos kilómetros con ella y contagiarte de ese carácter de la Aethos. Entonces quieres más. Y más.

Geometría

(EN TALLA 56)
Geometría bicis
A – 560 mm
B – 562 mm
C – 73,5°
D – 73,5°
E – 991 mm
F – 410 mm

Más info en: aveirospringclassic.com

Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.