Potencia y tija de sillín con suspensión Redshift ShockStop

Contenido

Probamos el kit de tija de sillín y potencia Redshift ShockStop para determinar si realmente consigue hacer nuestras salidas más cómodas… y a qué precio.

El test de los productos Redshift ShockStop se realizó en una BH GravelX Carbon
El test de los productos Redshift ShockStop se realizó en una BH GravelX Carbon

El Gravel está en plena expansión y cada vez hay más ciclistas que abrazan esta disciplina. Sin embargo, algunas rutas pueden dejarte algo machacado en la zona de los hombros y en la espalda. Pensando en estos riders y en sus necesidades, Redshift propone estos dos versátiles componentes, que hemos probado durante tres meses en una BH GravelX Carbon con ruedas Campagnolo Shamal Carbon Disc Brake.

Tija de sillín Redshift ShockStop

Fabricada en aluminio 6061 T6 y con un discreto acabado en negro mate, esta tija Redshift ShockStop esconde un sistema de suspensión a cargo de un paralelogramo suspendido que ofrece hasta 35 mm de absorción vertical. El responsable de esta absorción es un muelle interno, que permite un amplio nivel de ajuste en la precarga.

Así funciona la tija de sillín con suspensión Redshift ShockStop

La tija está indicada para riders de 50 hasta 110 kilos, aunque a partir de 90 kilos es necesario insertar un segundo muelle dentro del principal, que también viene de serie. Para facilitar el ajuste, el fabricante proporciona una tabla con los ajustes recomendados en función del peso del rider. 

La tija de sillín Redshift ShockStop ofrece 35 mm de recorrido de suspensión
La tija de sillín Redshift ShockStop ofrece 35 mm de recorrido de suspensión

La sensación al montar sobre la tija es de estar flotando, ya que se comprime en cada bache o si empujamos sentados en el sillín en una subida pronunciada. Sin embargo, para evitar la sensación de hacer tope con el ajuste más suave (el recomendado), optamos por endurecer un par de puntos el ajuste, acción que se realiza de forma sencilla roscando el tapón de ajuste de la precarga del muelle en la base de la tija, que cuenta con una numeración del 1 al 5. Entonces la cosa cambió a mejor, con un tacto más rígido y preciso.

Además, la sensación de un mayor control en terreno accidentado nos convenció completamente, a pesar de perder sensibilidad. Hay que decir que, a pesar de los cambios en el ajuste de la precarga, el recorrido se mantiene en 35 mm.

Otro punto importante a tener en cuenta es que debido a que la tija se comprime al sentarnos (Redshift recomienda usar la tija con un sag de 20%), hay que adelantar el sillín al menos 5 mm y subirlo 6 mm con respecto a nuestra posición habitual. Esto puede chocar un poco al principio y los más acérrimos de los bikefittings tal vez lo encuentren una marcianada. O incluso arriesgado, pues la altura del sillín y la distancia del sillín al manillar varían cuando la suspensión se comprime.

La parte trasera de la tija Redshift ShockStop cuenta con numeración para facilitar el ajuste de altura
La parte trasera de la tija Redshift ShockStop cuenta con numeración para facilitar el ajuste de altura

Lo cierto es que no solo no notamos ninguna molestia en las rodillas, sino que la comodidad que aporta en tramos irregulares es muy alta, igual que la absorción de vibraciones. Además, genera un extra de confianza que te empuja a probar esa línea picante que antes evitabas por miedo a una caída. Y siempre garantiza el mismo ángulo de sillín, por lo que a pesar del recorrido de suspensión jamás estaremos descompensados. 

La suavidad que aporta la tija Redshift ShockStop solo se ve comprometida por los 548 gramos que deja en la báscula
La suavidad que aporta la tija Redshift ShockStop solo se ve comprometida por los 548 gramos que deja en la báscula

El punto negativo, si el peso es una de tus preocupaciones, es que deja en la báscula 548 gramos. Sí, es el doble de lo que suele pesar una tija convencional. Aún así, ni en las tijas más absorbentes de carbono conseguirás un tacto sedoso y esa sensación de flotar sobre el sillín como con esta Redshift ShockStop. Su precio no es económico, pero se ve robusta y diseñada para durar, por lo que nos parece una buena inversión en comodidad para cualquier bici de Gravel o de paseo.

Ficha Técnica

Material
Aluminio 6061 T6
Recorrido
35 mm
Longitud
350 mm
Diámetro
27,2 mm (permite adaptarse a otros diámetros con cuñas)

Peso:

548 g (con el muelle estándar)

Precio:

229,99 dólares USA (envío gratis)

Más información:

Potencia Redshift ShockStop

El complemento ideal al sistema de suspensión diseñado por la marca estadounidense es esta potencia. En este caso, su recorrido alcanza los 20 mm (10 mm si se usa con manillar plano) y su funcionamiento recurre al uso de elastómeros internos. En concreto, la potencia viene con cinco elastómeros, dos instalados y tres más adicionales, que hacen referencia a los distintos pesos de los ciclistas y que, por consiguiente, son responsables de su mayor o menor rigidez.

Así absorbe la potencia con suspensión Redshift ShockStop

Así pues, como en la tija, tienes que probar hasta dar con tu setting ideal. En este sentido, puedes hacer variaciones en la rigidez con incrementos de 10 kilos de peso corporal. El límite de peso del ciclista para usar esta Redshift ShockStop es de 135 kilos.

La potencia Redshift ShockStop proporciona 20 mm de suspensión
La potencia Redshift ShockStop proporciona 20 mm de suspensión

Fabricada igualmente en aluminio 6061 T6 en acabado negro mate, tiene la particularidad de poder montarse en ambas direcciones. De este modo se obtiene una postura más cómoda (6 grados) o más deportiva (-6 grados). Además, exclusivamente en 100 mm de longitud, se ofrece una versión más relajada (30 grados). 

Una vez en marcha, percibimos que su funcionamiento cambia en función de dónde apoyes las manos. No tiene nada que ver si estás sobre la barra del manillar o sobre las puntas, donde es más sensible por el efecto de la palanca. Y requiere un tiempo hasta que te acostumbras a ello, porque al principio es algo chocante, como si el manillar se hundiera.

El robusto soporte para montar ciclo computador se vende como opción
El robusto soporte para montar ciclocomputador se vende como opción

Sin embargo, igual que con la tija, al cabo de poco nos sentimos a gusto, y es en tramos de Gravel donde se aprecian sus beneficios. Realmente llegas con menos cansancio en brazos y hombros, pues consigue absorber vibraciones y baches. Y no solo eso, sino que te empuja a buscarle las cosquillas a ese sendero o a entrar un poco más fuerte en la curva, siempre sabiendo que no vas a perder el tren delantero. 

Potencia Redshift ShockStop de 90 mm de longitud
Potencia Redshift ShockStop de 90 mm de longitud

Si la tija de sillín nos ha impresionado, la potencia nos parece definitivamente imprescindible. También es más robusta y pesada que una potencia estándar, pero aquí realmente no vemos un problema, ya que el control que aporta en la dirección –una vez has dado con el ajuste adecuado– es muy alto. Realmente parece que no vayas con la misma bici. Y con este pack –que la marca vende conjuntamente en oferta por 359,99 euros a través de redshiftsports.com– logras que tu bici rígida de Gravel pase a ser una mini doble suspensión para rodar más suave y no tener que evitar ese sendero divertido que te hace tilín. 

Por último, Redshift también comercializa unos robustos soportes de aluminio para ciclocomputadores (Wahoo, Garmin, Cateye y otros), por lo que podrás rodar cómodamente y con una lograda integración. 

Ficha Técnica

Material
Aluminio 6061 T6
20 mm
20 mm
Longitudes
90, 100, 110 y 120 mm
Diámetro
31,8 mm

Peso:

274 g (en versión de 100 mm)

Precio:

159,99 dólares USA (envío gratis)

Más información:

Valoración

Nos gusta
· Comodidad y polivalencia
· Absorción y posibilidad de ajuste
· Calidad de fabricación
A mejorar
· Peso elevado
· Precio
Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.