Test de la Pivot Firebird 29

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Si hace unos pocos años nos hubieran dicho que podríamos rodar con bicis de 160 mm y ruedas de 29 pulgadas, habríamos pensado que era imposible. Si además nos hubieran señalado que serían ligeras, pedalearían bien y que bajarían prácticamente como un modelo de DH, habríamos pensado que nos estaban tomando el pelo. Y si nos hubieran enseñado la Pivot Firebird 29, habríamos alucinado. Como ahora. Este es el test que hemos hecho de la Pivot Firebird 29.

Caballito frontal con la Firebird 29
Con la Firebird 29, la diversión y las sensaciones están aseguradas

La nueva Firebird 29 es todo músculo. Desde su gruesa pipa de dirección hasta sus generosos rodamientos, todo en ella nos indica que es una bici para disfrutar bajando. Sin contemplaciones. En su construcción se ha utilizado carbono de alto módulo unidireccional para conseguir unos valores de peso y resistencia muy buenos. Así, anuncia un peso de tan solo 3,2 kg. Como es costumbre en Pivot, los detalles del cuadro están cuidados al máximo y la estética es simplemente espectacular.

Imagen lateral de la espectacular Pivot Firebird 29
La estética de la Pivot Firebird 29 es espectacular

Las entradas de los cables por la pipa de dirección están perfectamente rematadas y, aunque internamente estos cables no van guiados, no han llegado a hacer ruido en ningún momento. En la parte interna del tubo superior tiene una pequeña concavidad para albergar el tamaño extra del amortiguador FOX Float X2 Factory. Y podemos encontrar diversas protecciones de plástico que resguardan el cuadro en varios puntos. También cuenta con roscas para colocar un portabidón debajo del tubo diagonal. Es una ubicación muy americana, pero poco útil.

Look de la Firebird 29

Estéticamente nos recuerda a la laureada Phoenix de DH, de la que adopta algunas características. Todos los rodamientos y bieletas están sobredimensionados para ganar en rigidez y su sistema de suspensión es muy similar, aunque con las lógicas variaciones de compresión que una bici más “pedaleable” exige.

Imagen lateral de la Firebird 29 en la que se aprecian los rodamientos y birretas sobredimensionados
Los rodamientos y bieletas están sobredimensionados en la Firebird 29

La importancia de las medidas

Como en el resto de modelos de doble suspensión de la marca de Arizona, la Firebird 29 emplea el DW Link, un sistema de suspensión que no deja de sorprendernos en cada nueva aparición. En este caso entrega 162 mm de recorrido y lo hace con unas vainas de tan solo 431 mm, más cortas que muchas bicis de XC. Uno de los grandes responsables de estas medidas es el empleo de un eje trasero Super Boost Plus, de 157 mm de ancho.

Esta medida, más propia de DH, hace que la rueda trasera tenga un eje más ancho y la línea de cadena se pueda separar más de la bici, posibilitando que podamos montar cubiertas más anchas y que tengan mayor espacio para el barro. Este eje, además, permite acortar las vainas hasta medidas inusuales y es el responsable de la extrema rigidez de la parte trasera. Es cierto que también limita el posible cambio de ruedas por ser una medida poco frecuente, pero las mejoras que aporta lo compensan sobradamente.

Variedad de opciones

Está disponible en cuatro tallas y en dos colores diferentes. Tiene 10 años de garantía contra defectos de fabricación y un año contra defectos estéticos o rodamientos. Además, la marca permite su uso en competición sin perder la garantía. Como es habitual en Pivot, se ofrecen seis configuraciones diferentes de bici completa, más dos opciones de cuadro más componentes. La Firebird 29 admite dos tamaños de rueda, 29” o 27,5 Plus. Para ello solo tendremos que cambiar la parte inferior de la cazoleta de la dirección por una más alta (incluida con la bici) y girar el flip chip, manteniendo así la misma geometría que en 29”.

Geometría de DH en la Pivot Firebird 29

¿Qué es el flip chip? Si nos gusta jugar con cambios geométricos, la Firebird 29 cuenta con un flip-chip en el rodamiento principal de la bieleta superior que nos permitirá dejarla a nuestro gusto. Girando esta articulación, podremos cambiar el ángulo de dirección en 0,5° y la altura de la caja de pedalier en 6 mm. La configuración más baja es la más lógica en esta bici y con ella conseguimos que el ángulo de dirección tenga unos relajados 65°. Estos, combinados con un pedalier a 348 mm del suelo, convierten a la Firebird 29 en una auténtica lapa.

Estas medidas, unidas a un tubo superior larguísimo (624 mm en talla M) y a una distancia entre ejes de 1.216 mm, dejan claro para qué está diseñada la Firebird. Sus vainas supercortas hacen que la parte trasera también sea muy reactiva a los cambios de sentido. Y aseguran una combinación perfecta entre agilidad y estabilidad.

La geometría de la Pivot Firebird 29 asegura estabilidad y agilidad

Sensaciones sobre la Pivot Firebird 29

Las primeras sensaciones son las de una bici cómoda, con una buena posición de pedaleo. El ángulo de sillín es bien vertical (75,7°) y nos sitúa muy encima del pedalier, por lo que podemos pedalear con facilidad en una posición muy natural.

Obviamente estamos en una bici de puro Enduro, pero las primeras sensaciones que percibimos son muy buenas, con un pedaleo muy efectivo que amplía el rango de uso de la bici. Con el amortiguador abierto, la suspensión oscila con nuestro pedaleo, ya que es muy sensible. Pero cuando lo cerramos y pedaleamos de forma redonda prácticamente no se mueve.

Al rodar por terreno complicado, la tracción que aporta el sistema y sus potentes cubiertas hacen que podamos subir sin derrapar, y solo deberemos preocuparnos por mantener la trazada.

La suspensión de esta Pivot Firebird 29 es muy sensible

La parte delantera es un poco alta debido al recorrido de la horquilla. Esto hace que en tramos con mucho desnivel la dirección flote, algo lógico si pensamos en el tipo de bici que es. De todos modos, su geometría larga de tubo superior hace que esta característica no sea muy negativa. De hecho, fácilmente llegaremos a controlar estas situaciones. Es también aquí donde notamos la agilidad que aportan sus cortas vainas.

La entrada en curvas cerradas es muy natural, puesto que es una bici juguetona de detrás. Nos permite movernos por senderos de subida con bastante soltura. Es por ello que, incluso siendo una máquina de Enduro, podemos usarla para un uso más suave que nos permita hacer salidas más largas.

A fondo cuesta abajo

Bajando es donde mejor nos hemos encontrado con ella. ¡Se nota la herencia de la Phoenix! Este montaje tiene todo lo necesario para apuntarnos a cualquier carrera de Enduro con garantías.

Sus suspensiones son muy absorbentes y permiten un uso fuerte y controlado. Las bajadas largas son su terreno predilecto, y cuanto más rotas, mejor. Es alucinante soltar frenos y dejar que la bici corra, porque va como un tiralíneas.

Pivot Firebird 29 bajando por un sendero
Las bajadas son el terreno predilecto de la Pivot Firebird 29

En este aspecto la rigidez global de la bici es fácilmente apreciable, sobre todo en la parte trasera. Y nos permite ir rápidos y seguros por muy complicado que sea el terreno. Su lanzado ángulo de dirección y una caja de pedalier bastante baja contribuyen a maximizar esta sensación.

Velocidad, dame velocidad

En los tramos de altas velocidades se encuentra como pez en el agua. Pero es en los tramos revirados donde más partido le hemos sacado. Es una bici más ágil que estable y nos permite saltar y cambiar de trazada con facilidad.

El sistema de suspensión DW Link es uno de los mejores del mercado y, más allá de las medidas que permite, se caracteriza por tener una curva de compresión progresiva, con un tacto inicial suave y una parte final más pronunciada. La parte media es la que manda y es en la que rodaremos más tiempo, por lo que es en la que más se ha trabajado para tener una bici que, mientras esté absorbiendo, no se venga abajo y se coma todo el recorrido.

Ligera, rígida y con una buena efectividad de pedaleo son argumentos para comprar una buena doble de XC. Parece mentira que estas cualidades se den cita en una bici tan endurera como la Pivot Firebird 29. Pero es que el Enduro ha cambiado mucho. 

Imagen lateral del cuadro de la Firebird 29
El cuadro es robusto y muy rígido

Conclusión

La Pivot Firebird 29 se coloca dentro de la nueva tendencia de bicis de Enduro con ruedas de 29”. Hace unos pocos años hubiéramos pensado que era imposible conseguir una bici ágil, ligera y efectiva con un recorrido trasero de 162 mm y ruedas de 29”.

Sin embargo, actualmente estos pensamientos han quedado superados. Y modelos como esta Pivot nos demuestran que una bici de puro Enduro, más próxima que nunca al funcionamiento de una DH, puede llegar a ser versátil y divertida para el día a día.

Salto de la Firebird 29 en un sendero
La Pivot Firebird 29 es una Enduro versátil

Más información: https://camdaubikes.com y https://pivotcycles.com

Precio de la unidad probada: 8 058 euros

Texto: Albert Roncero

Fotos: Ezequiel Sánchez

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.