Lubricantes Momum, marcando nuevos standards

Tipo de bici:
xc
Tiempo de prueba:
52 días
Equipación rider:
KTM Scarp MT Prime / Lee Cougan Crossfire Air Nebula XX1 AXS RS Special / Cannondale Scalpel Hi-Mod 1

Contenido

Momum, la marca afincada en Barcelona, nos ha presentado dos opciones de lubricante que destacan por su capacidad de evolucionar en un segmento tan competitivo como es éste. ¿Buscas una cera con rendimiento de aceite? ¿O prefieres un aceite con un alto nivel de limpieza? Momum los tiene.

No llega a dos años que Momum nació como marca y muchos podrían pensar que es poco tiempo para aportar novedades, pero las personas tras ese proyecto llevan una vida involucradas en el mundo del ciclismo y tienen un alto nivel de conocimiento del mundo de los lubricantes, en concreto de las ceras. Eduard Aguilera es el fundador de la enseña y fue uno de los detonantes en la explosión de las ceras en España.

Los dos lubricantes de Momum: MIC Wax Lube y MIC Dry Oil Lube
Los dos lubricantes de Momum: MIC Wax Lube y MIC Dry Oil Lube

La gama de Momum es muy sencilla de comprender, con tan solo dos referencias. En un segmento donde las marcas suelen tener decenas de productos, Momum se desmarca con una oferta de dos lubricantes de gama alta, uno con base de cera y otro con base de aceite, para cubrir las necesidades y preferencias personales de cualquier usuario.

Como nos dicen desde la marca, “no le vemos sentido a presentar gamas de 8, 10 o 12 referencias, con productos que se solapan y apenas se diferencian en condiciones de uso y rendimiento”.

“Hemos priorizado tanto el rendimiento como la limpieza, los dos pilares básicos en los que un buen lubricante debe destacar”.

Eduard Aguilera, gerente de la empresa, explica el objetivo que se ha buscado: “Hemos desarrollado unos lubricantes a la vanguardia de lo disponible en el mundo de las materias primas y, con ese objetivo como base, presentado dos productos ideales para aquellos que buscan un lubricante de la mayor calidad a un precio competitivo, priorizando tanto el rendimiento como la limpieza, los dos pilares básicos en los que un lubricante debe destacar”.

Eduard Aguilera, gerente de Momum, en Sea Otter Europe
Eduard Aguilera, gerente de Momum, en Sea Otter Europe
Foto: Ezequiel Sánchez

“La limpieza en una transmisión es la señal más clara de su buena salud: indica mantenimiento y ausencia de residuos que desgastan sus partes”.

En cuanto a los detalles de ambos, desde Momum se explica que “ambos lubricantes buscan la limpieza, es algo que se valora mucha entre los usuarios más exigentes y que siempre es inversamente proporcional al nivel de humedad del producto. Las ceras se consideran un lubricante seco y destacan por su limpieza. Hemos apostado por una novedad, la cera microcristalina, y potenciamos su capacidad lubricante con la cerámica que usamos.

“En el caso del aceite, el MIC Dry Oil Lube, hemos desarrollado una fórmula que se evapora en un 90%, por lo que la creación y acumulación de residuos es mínima. En contraposición, su capacidad lubricante, finura y durabilidad son espectaculares”.

“Con MIC Wax hemos conseguido algo tan bueno que puede medirse con los mejores aceites. Ha sido testado este año en el Tour de Francia y La Vuelta por dos equipos WorldTour con resultados espectaculares de durabilidad. ¿Una cera en equipos top de carretera? Tenemos el producto”.

Momum MIC Wax: limpieza de cera, rendimiento de aceite

El primer lubricante de Momum nace con la particularidad de que su base esla cera microcristalina, un elemento que desconocemos su uso de otras marcas en el mundo de los lubricantes de bicicleta. Ésta destaca por sus partículas activas de pequeño micraje y perfección de formas, lo que le aporta un gran rendimiento y suavidad en la superficie tratada, la cadena. Es una cera que tiene una duración muy superior a la media.

Ha sido desarrollada con la ayuda de riders profesionales como el Campeón de España de XCO, David Valero, y la ha usado en competición por el MMR Factory Team y el Team KMC-Orbea, mejor equipo UCI del 2020, de Victor Koretzky, Milan Vader, Thomas Litscher y Malene Degn, y cuyo patrocinador principal es una marca de cadenas, un detalle que tiene su miga.

El Team KMC-Orbea de Victor Koretzky confía en los lubricantes Momum
El Team KMC-Orbea de Victor Koretzky confía en los lubricantes Momum

También ha sido la elección del Megamo de Jofre Cullell y Clàudia Galicia, o apellidos ilustres como el del suizo Lukas Flückiger.

Los lubricantes Momum también han sido la elección de Jofre Cullell
Los lubricantes Momum también han sido la elección de Jofre Cullell
Foto: Roger Salanovas

“Que el KMC-Orbea, mejor equipo del mundo en 2020 y cuyo sponsor principal es una marca de cadenas, use nuestros lubricantes, es la mejor presentación del nivel de rendimiento de nuestro material”.

El “dopaje” de su composición sucede cuando esta base de cera microcristalina es enriquecida con partículas cerámicas de última generación inferiores a 3 micras. Esto aporta una alta capacidad lubricante a la fórmula y, debido a su minúsculo tamaño, penetra en todas las partes de la cadena, incluso las internas, que es donde mayor fricción se genera.

Aplicación del lubricante Momum MIC Wax
Aplicación del lubricante Momum MIC Wax

Para usarla, basta con agitar el bote y aplicar el lubricante en la parte interna de una cadena desengrasada y seca. Luego hay que dejar secarlo un mínimo de un cuarto de hora antes de emprender la marcha. Un detalle importante: antes de lubricar la cadena por primera vez, esta debe estar desengrasada y limpia.

“Usar partículas tan diminutas es lo que llevó a bautizar nuestros lubricantes con el nombre de MIC, además de acuñar el claim ‘Tiny particles for huge performance’ o ‘Partículas diminutas para un enorme rendimiento”.

Momum MIC Wax, que probamos a fondo, se comercializa en tres formatos: 15 ml (2,90 euros), 120 ml (11,91 euros) y 500 ml (34,90 euros).

Momum MIC Dry Oil: rendimiento inacabable y limpio

Este lubricante usa como base un aceite sintético biodegradable desarrollado en el laboratorio de la marca en Barcelona y, al igual que con el MIC Wax, potenciado con las mismas partículas cerámicas. Como en la cera, debido al minúsculo tamaño de sus partículas, llega a todas las partes internas de la cadena. En este sentido, Aguilera incide: “La formulación incluye ciertos aditivos y detalles que preferimos no desvelar, pero el micraje de la cerámica es de 2,68 micras, y esto no es un detalle secundario”.

Pero, ¿qué se obtiene de estas partículas cerámicas? Pues básicamente lubricación de emergencia, lubricación seca, ya que siguen dando rendimiento incluso cuando el resto de componentes pudieran haberse evaporado. Es por eso que, a pesar de ser un aceite, se considera lubricación seca, pues elfilm de aceite es muy fino y de baja viscosidad.

La gran ventaja de esta película es que está pensada para no absorber polvo y, por ello, el residuo que se genera es mínimo.

Aplicación del lubricante Momum MIC Dry Oil
Aplicación del lubricante Momum MIC Dry Oil

Momum ha optado por un aceite sintético, más resistente a la oxidación externa y que soporta mejor las oscilaciones de temperatura, con un rango de acción amplísimo; desde -195°C hasta 1400°C. Este detalle técnico es de suma importancia, sobre todo si tenemos en cuenta que el teflón, que se usa en muchos aceites y que atrae suciedad, se funde a 326,8°C, mientras que la cerámica de Momum tiene un punto de fusión a 2973°C. Así pues, su poder lubricante aguanta mucho más que el teflón.

Visualmente y en reposo, el MIC Dry Oil revela una capa rosada (el aceite) y unos restos blancos en el interior del envase (las partículas cerámicas). Como en la cera, es necesario agitarlo, aunque con mayor intensidad que la cera, antes de aplicarlo para conseguir una eficaz mezcla de sus componentes.

Momum MIC Dry Oil se comercializa en tres formatos: 15 ml (3,05 euros), 120 ml (12,50 euros) y 500 ml (36,91 euros).

Sensaciones

Pudimos probar el Momum MIC Wax cuando todavía era un prototipo sin envase definitivo. Y desde el principio nos encantó por su limpieza, pues no acumula suciedad en las rulinas de cambio, donde sí penalizan muchos competidores, y su finura en los cambios.

Además, su durabilidad –potenciada por la cerámica– está muy por encima de los standards en cera (salidas de más de 120 km de MTB en condiciones secas) y jamás escuchamos que la cadena “cantara”. Estábamos familiarizados con el uso de ceras a base de agua, pero Momum MIC Wax ofrece un extra de finura y mayor duración. El arma perfecta en condiciones secas.

En el caso del MIC Dry Oil nos encontramos con un lubricante muy limpio, pues es seco, pero que aguanta infinidad de kilómetros. Eso es así porque el aceite es el mejor componente lubricante que existe y de ahí que en lluvia y condiciones húmedas tendrá una durabilidad superior.

El Team KMC-Orbea en lo más alto del podio de la Copa del Mundo de Nove Mesto Na Morave
El Team KMC-Orbea en lo más alto del podio de la Copa del Mundo de Nove Mesto Na Morave

Además, en contraposición a otros lubricantes específicos de agua y barro, su composición ligera y seca hace que no se acumule barro en la transmisión y se eviten los chupados de cadena. 

Así pues, no se trata tanto de cuál es mejor lubricante (la cera es más limpia, el aceite es más duradero), sino de qué uso precisas y de tu preferencia personal. En este sentido, a diferencia de otras marcas, Momum lo pone fácil, ya que en lugar de tener un catálogo repleto de productos reduce su gama a solo dos lubricantes, ambos de alta calidad y suma limpieza. 

Momum, marca que también comercializa el guardabarros GEOphagus, las válvulas TAV Mousse y los puños GERAGRIP Balboa y los superligeros GERAGRIP #1, está distribuida por Musette Premium.

Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.