Horquilla RockShox ZEB 2021, a la conquista del Enduro

Con la horquilla RockShox ZEB, la firma estadounidense lanza un producto para brillar en competiciones tan exigentes como las Enduro World Series.
Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

La horquilla RockShox ZEB es la opción para Enduro de la marca estadounidense. Un nombre completamente nuevo pero que tiene relación directa con RockShox. ZEB es la contracción de Zebulon Pike, el nombre del mítico explorador americano que en 1806 intentó coronar por primera vez el Pikes Peak (4300 m), la montaña más alta del macizo sur de las montañas rocosas.

Muy cerca de esta montaña se encuentra la sede mundial de diseño de RockShox, por lo que su descenso de más de 2400 m de desnivel cargado de piedras, curvas cerradas y rocas afiladas era el tipo de terreno en el que pensaban mientras diseñaban esta nueva horquilla.

Características de la horquilla RockShox ZEB

La horquilla RockShox ZEB es completamente nueva. La evolución del Enduro hacia circuitos cada vez más técnicos y físicos requería una nueva horquilla que fuera capaz de soportar las peores condiciones. La evolución de la Lyrik había puesto el listón muy alto, pero aún se situaba lejos de las prestaciones de la Boxxer de Descenso. Es en este hueco donde ubicamos la ZEB, una horquilla de Enduro con barras de 38 mm y pletina simple que llega con configuraciones de hasta 190 mm de recorrido.

El campeón de las Enduro World Series, Sam Hill, con la horquilla RockShox ZEB Ultimate
El triple campeón de las Enduro World Series, Sam Hill, con la horquilla RockShox ZEB Ultimate

Cada año vemos cómo las bicicletas de MTB, en todas las disciplinas, aumentan sus recorridos y relajan sus geometrías para hacerlas más downhill-friendly, por lo que la nueva hornada de bicis de Enduro mega capaces necesitaban de una horquilla que también lo fuera.

A la hora de desarrollar esta horquilla se puso mucho énfasis en la rigidez, sobre todo en la torsional. ¿Por qué? Porque una buena rigidez torsional hace que la horquilla trabaje más fina durante todo su recorrido, y las mejoras son palpables sobre todo cuando el piloto la fuerza en curvas cerradas o en terreno roto.

Técnicamente hablando, RockShox podría haber conseguido una horquilla más rígida, pero no es lo que querían los pilotos. En comparación con la Lyrik, la horquilla RockShox ZEB tiene un 21,5% más de rigidez torsional, un 7% más de rigidez lateral y un 2% más de rigidez frontal. Con estos números se ha conseguido una horquilla que tiene una perfecta relación entre rigidez y peso, datos ambos muy importantes cuando de ganar carreras se trata.

La ZEB es la respuesta de RockShox a las demandas del Enduro más agresivo
La ZEB es la respuesta de RockShox a las demandas del Enduro más agresivo

Llama la atención que no se haya cambiado el diámetro del eje de la rueda, ya que se sigue utilizando un eje de 15 mm. Según RockShox, valoraron el uso de uno de 20 mm, pero la incompatibilidad con la mayoría de bujes del mercado, así como un incremento poco destacable en cuanto a rigidez, desestimaron su incorporación. 

Hablando de peso, la horquilla RockShox ZEB ha trabajado este aspecto y hace que nos recuerde bastante a la nueva SID Ultimate en algunos puntos. Su puente mecanizado es una de las partes que más nos la recuerda, aunque guardando las lógicas diferencias que el mayor diámetro implica. Las formas angulosas del puente también se muestran en las botellas, con un especial trabajo en la zona del puente, donde vemos incluso rebajes para conseguir un peso reducido.

En el apartado estético, la horquilla RockShox ZEB es imponente, pero el diseño de las botellas también implica cambios a nivel interno, ya que se consigue que los casquillos tengan un mejor apoyo y puedan soportar las importantes cargas a las que se va a someter a la horquilla sin reducir la sensibilidad de funcionamiento. Hablando de longitud, comparada con la Lyrik, la horquilla RockShox ZEB es solo 5 mm más larga que ésta.

RockShox sometió a la ZEB a numerosas pruebas para mejorar su rigidez
RockShox sometió a la ZEB a numerosas pruebas en Colorado Springs para mejorar su rigidez

El puente, por su parte, cuenta con dos versiones diferentes, y se encuentra más adelantado, si lo comparamos con el de la Lyrik. Esto se ha diseñado así para ser compatible con los nuevos cuadros de Superenduro, donde las pipas de dirección son cada vez más sobredimensionadas.

Existirá otra versión con un puente más pequeño que encaje mejor con cuadros de pipa menos sobredimensionada, aunque a nivel de rigidez ambas versiones serán iguales. Como ya vimos en la SID, este nuevo puente es compatible con un guardabarros integrado (a la venta por 23 euros), que se atornilla por la parte trasera y nos permite integrar un accesorio fundamental para muchos usuarios.

Otro dato que llama la atención es que la horquilla RockShox ZEB estará disponible en dos medidas de tubo de dirección, 1,5” y 1,8”. Ambas serán cónicas y aseguran su total compatibilidad con cualquier cuadro del mercado. En su parte inferior, el anclaje de freno es Post Mount directo para discos de 200 mm, aunque se podrán montar discos de 220 mm con el uso de un acople.     

Detalle del guardabarros integrado RockShox
Detalle del guardabarros integrado RockShox

Internamente, el hidráulico escogido para la ZEB no podía ser otro que el Charger 2.1, que ya hemos probado en otros modelos 2020 y que tan buenos resultados está dando en las Lyrik y Pike. El mayor diámetro de las barras de la horquilla RockShox ZEB hace que el Charger sea diferente y no sea compatible con el de la Lyrik, aunque a nivel de funcionamiento tengan las mismas características.

En la horquilla RockShox ZEB se utilizará la versión RC2, que cuenta con ajustes independientes de compresión en alta y baja velocidad, y se combinará con la nueva cámara de aire DebonAir, recientemente mejorada. Esta cámara mantiene al biker más tiempo en la parte alta del recorrido, lo que permite mantener mejor la geometría cuando más se necesita, en los tramos más verticales.

Lógicamente, el volumen de aire en la horquilla RockShox ZEB es mayor que en las Pike o Lyrik, por lo que su presión de uso es menor y cuenta con un mayor volumen de aire negativo que acerca su funcionamiento al de las Boxxer.

La renovada cámara de aire DebonAir, presente en la horquilla RockShox ZEB
La renovada cámara de aire DebonAir, presente en la horquilla RockShox ZEB

Internamente trabaja con el nuevo aceite Maxima Plush Fluid, que reduce la fricción y aumenta la vida útil de la horquilla, aunque en la horquilla RockShox ZEB utiliza 20 ml más de aceite en cada barra que la Lyrik. Al igual que ésta, utiliza retenes SKF para aumentar la sensibilidad, su diseño es capaz de albergar neumáticos de hasta 2,8” de anchura y no existirá una opción con bloqueo remoto al manillar.

Como novedad, aparece un modelo pensado específicamente para el mundo e-bike. Se ha recuperado el Dual Position Air, un sistema de cambio de recorrido que era habitual hace unos años y que vuelve a encontrar su sitio en este tipo de bicicletas. Con un simple giro del dial podremos cambiar el recorrido de la horquilla entre 150 mm y 180 mm, lo que nos facilitará subir por pendientes pronunciadas y seguir disfrutando de todo su recorrido cuando toca bajar, siempre sin perder rendimiento.

Una familia de 5 modelos

La familia de la horquilla RockShox ZEB cuenta con 5 modelos. El modelo tope de gama sigue apellidándose Ultimate y en él se dan cita todas las tecnologías de la gama: barras de 38 mm, hidráulico Charger 2.1 RC2, cámara de aire DebonAir, retenes SKF y aceite Maxima Plush. Estará disponible para ruedas de 27,5” y de 29”, con recorridos que van desde los 160 mm hasta los 190 mm.

Horquilla RockShox ZEB Ultimate en acabado cobre (copper)
Horquilla RockShox ZEB Ultimate en acabado cobre (copper)

Como en el resto de horquillas, existirán offsets diferenciados según el diámetro de la rueda y podremos escoger entre 38 mm y 44 mm para 27,5”, o 44 mm para 29. En cuanto a estética, aparece un nuevo color gris Slab que será exclusivo de la versión Ultimate, pero también podremos escogerla en negro brillante. El peso, uno de los grandes argumentos de esta megahorquilla, se queda en 2281 g (versión 29”/ 170 mm / eje Maxle Stealth y tubo sin cortar), un ligeramente inferior al de su competidora directa, la nueva FOX 38 Factory (2363 g en el mismo recorrido y diámetro de rueda). El precio de tanta calidad es de 1089 euros y ya está disponible. 

La versión ZEB Select+ es prácticamente igual al modelo tope de gama y será el modelo que venga de serie en muchas bicicletas de gama alta, por lo que no estará a la venta.

El modelo que sí lo estará es el ZEB Select que, por 869 euros contará con las mismas barras y botellas de 38 mm, hidráulico Charger RC, cámara de aire DebonAir, retenes SKF y aceite Maxima Plush. Presenta las mismas opciones de diámetro de rueda, offset y recorridos, pero su peso es ligeramente inferior (2270 g para la versión 29” y 170mm de recorrido). Estará disponible en color negro mate.

Horquilla RockShox ZEB Select de 190 mm con guardabarros
Horquilla RockShox ZEB Select de 190 mm con guardabarros

Para e-MTB, la horquilla RockShox ZEB contará con dos opciones específicas, que se diferencian según su cámara de aire. Existirá un modelo que use cámara de aire DebonAir, hidráulico Charger R con ajuste de rebote (compresión regulada de fábrica), retenes SKF y aceite Maxima Plush. Este modelo estará disponible en color negro mate y para ruedas de 27,5” y 29” en recorridos que van desde los 150 mm a los 180 mm. Existirá un único offset de 44 mm para ambos diámetros y su peso declarado es de 2279 g en versión 29”, con 170 mm de recorrido, eje Maxle Ultimate y tubo sin cortar. ¿Su precio? 759 euros. 

La segunda versión específica para e-MTB utiliza la nueva cámara de aire Dual Position Air con cambio de recorrido, el mismo hidráulico Charger R, retenes SKF y aceite Maxima Plush. Estará disponible en las mismas versiones que el modelo DebonAir, pero con una única opción de recorrido que va de los 150 mm a los 180 mm en modo abierto. Su precio es ligeramente superior, 869 euros, y como el resto de la gama ya está disponible en las tiendas.

Estos modelos cuentan con un cartucho hidráulico más sencillo que los modelos superiores, pero como ya es costumbre en RockShox podremos mejorarlo comprando solo el kit de actualización del pistón Charger 2.1 RC2 (365 euros).

Más Info

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.