Horquilla Öhlins RXF34 m.2, la apuesta de la marca sueca por el Down Country

Contenido

La horquilla Öhlins RXF34 m.2 ha sido creada pensando en el Down Country, cuidando al máximo la ligereza, la sensibilidad y la rigidez del modelo.

Öhlins es una marca fuertemente arraigada a la competición y desde el momento en que decidieron apostar por el Mountain Bike, lo hicieron desde la competición. Inicialmente se centraron en las disciplinas gravity, pero poco a poco fueron expandiéndose hacia usos más relajados. Con el crecimiento espectacular que está teniendo el Down Country (DC), ese XC más divertido y agresivo, Öhlins no podía dejar pasar la ocasión de crear un nuevo producto que cumpliera con sus altos estándares de calidad y su particular visión. El resultado es la nueva horquilla Öhlins RXF34 m.2.

Horquilla Öhlins RXF34 m.2

LA RXF34 m.2 es la cuarta horquilla del catálogo de Öhlins y se sitúa justo por debajo de la RXF36 m.2. Se trata de una horquilla de 120-130 mm de recorrido que está diseñada específicamente para el nuevo XC, por lo que busca un comportamiento y características diferentes del resto de horquillas de la gama.

Horquilla Öhlins RXF34 m.2

A grandes rasgos se ha trabajado en tres aspectos clave para conseguir un producto 100% DC: ligereza, sensibilidad y rigidez. La RXF34 m.2 es una horquilla pensada para pedalear durante horas, por lo que se ha tenido especial cuidado en no elevar el peso de la horquilla innecesariamente. Además, se ha dotado a su funcionamiento de una plataforma de pedaleo que la haga efectiva, pero sin dejar de ser sensible cuando la bici lo necesita.

La rigidez general de la horquilla también se ha adaptado al uso al que va destinado, consiguiendo que sea todo lo rígida que una bicicleta de 120-130 mm de recorrido debe ser. Todo junto forma un paquete que podemos definir como una horquilla XC con comportamiento y prestaciones de Trail.

A nivel interno, la horquilla Öhlins RXF34 m.2 se basa en tecnologías ya existentes en la marca, ya sea en MTB, MX, MotoGP o Fórmula 1. El nuevo cartucho OTX18 se basa en el exitoso cartucho TTX18, así como el diseño del eje flotante que minimiza la fricción. La mezcla entre flexibilidad y rigidez que vemos en el resto de sus horquillas también se ha aplicado aquí, pero con especificaciones concretas. Lo que sí es completamente nuevo es el cartucho de aire, el sistema de espaciadores internos y el nuevo chasis superligero. Es de la combinación de tecnologías existentes y tecnologías nuevas de donde sale la nueva RXF34 m.2.

Empezando por la estructura, el chasis de la nueva RXF34 m.2 se fabrica en una única medida (ruedas de 29” y offset de 44 mm), la más habitual. Este chasis está fabricado pensando en obtener una alta rigidez y la máxima resistencia a los impactos, algo que redunda en un control más preciso. Esta rigidez no es máxima, ya que se ha buscado un buen equilibrio entre rigidez y flexibilidad, una de las señas de identidad en todas las horquillas Öhlins. Externamente podemos ver este trabajo en la zona del puente, donde la RXF34 m.2 cuenta con un escalado que minimiza el material allí donde es posible, a pesar de aceptar cubiertas de hasta 2,6” de anchura. Cuenta con anclaje post mount directo a 160 mm, aunque es compatible con discos de hasta 203 mm.

En la parte inferior, la RXF34 m.2 cuenta con mayor espacio para albergar aire, algo que redunda en la calidad de amortiguación. Esta mejora se aprecia durante toda la curva de compresión y nos permite ajustar mejor el tacto de la horquilla para adaptarse a los gustos de cada usuario.

Internamente la RXF34 m.2 estrena cartucho hidráulico, el nuevo OTX18. Se trata de un hidráulico diseñado específicamente para Down Country y es una evolución del cartucho TTX18 empleado en la horquilla RXF38 m.2. Su peso es un 27% más ligero y está diseñado para responder rápidamente a las vibraciones del terreno típicas en uso DC. A nivel de ajustes cuenta con 15 clics para ajustar la compresión en baja velocidad, 15 clics para ajustar el rebote y 2 clics para ajustar la compresión en alta velocidad.

Llama la atención que solo cuente con 2 clics para esta última regulación, pero desde Öhlins nos remarcaron que es una regulación que no necesita un margen tan amplio de regulación como el resto. Para el uso al que va destinado creen que es mejor contar con dos posiciones que funcionen claramente que no añadir más y que no sean tan útiles, algo en lo que coincidimos plenamente. Como no podía ser de otra forma en una horquilla que subirá durante muchos kilómetros, la Öhlins RXF34 m.2 cuenta con una palanca para activar el Climb mode y será altamente personalizable en talleres especializados, como ya es tradición en la firma escandinava.

Para conseguir un peso contenido, la RXF34 m.2 estrena una nueva cámara de aire más ligera y robusta que las anteriores. Cuenta con una cámara positiva que podemos regular tanto en presión de aire como en volumen gracias a unos nuevos espaciadores. Se pueden colocar hasta 6 espaciadores dentro de la cámara de aire, por lo que podremos regular la curva de compresión con un margen muy elevado. Para aumentar la sensibilidad inicial, cuenta con una segunda cámara negativa que se ajusta automáticamente, además de que la superficie de la cámara y las juntas están tratados para minimizar la fricción y favorecer el suave desplazamiento de la horquilla en sus primeros milímetros.

El resultado de todo este trabajo es una horquilla de tan solo 1698 gr, un peso muy bueno si pensamos que está certificada para su uso en e-Bikes. RockShox y FOX tienen horquillas similares con un peso más contenido, pero su enfoque es más XC y su rigidez estructural o la capacidad de personalización es más limitada. La apuesta de Öhlins por el DC pasa por su espectro más agresivo y, si bien han conseguido una horquilla ligera, creemos que su enfoque es más robusto y sensible que el resto de opciones del mercado.

La horquilla Öhlins RXF34 m.2 está pensada para el Down Country

Como hemos comentado en otras ocasiones, el DC es una disciplina que alberga usuarios que tanto vienen del XC como del Enduro, por lo que hasta ahora no contábamos con opciones “realmente endureras” en este tramo de recorrido. Para hacernos una idea, la Öhlins RXF34 m.2 encajará perfectamente en bicicletas como las nuevas Santa Cruz Tallboy, Trek Top Fuel o Giant Trance.

Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.