En Marcha: Luz Sigma Buster 2000, potencia y calidad

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Contenido

Los días cortos del invierno hacen que cada vez salgamos más de noche con la bici y para ello necesitamos una buena luz, como la Sigma Buster 2000.

Sigma es un conocido fabricante alemán con más de treinta años de experiencia. Desde sus inicios, ha trabajado la electrónica para el ciclismo y pueden decir que son los creadores del primer ciclocomputador para bicicleta, el Cyclecoach (1982). Desde entonces, Sigma no ha parado de evolucionar, como evidencia el Buster 2000, el faro más potente que han creado hasta la fecha.

La luz Sigma Buster 2000, como su propio nombre indica, cuenta con 2.000 lúmenes de potencia gracias a tres leds CREE de alta calidad. Estos leds están ubicados en un pequeño faro, de tan solo 180 gramos, que podremos fijar sin herramientas al manillar o ponérnoslo con un soporte en el casco. Como opción, también lo podemos colocar en soportes tipo GoPro, ya que todos estos accesorios se incluyen de serie. El foco está fabricado en aluminio anodizado y destaca por ser muy sólido, lo que garantiza una buena durabilidad y resistencia a los impactos.
La batería es uno de los puntos fuertes de la luz Sigma Buster 2000. Posee cuatro celdas Panasonic de 6400 mAh de capacidad que nos garantizan hasta 20 horas de luz, dependiendo del modo que utilicemos. En uno de los extremos cuenta con un botón (Check) que pulsándolo nos dice cuanta batería nos queda.

Para fijarla al cuadro cuenta con dos tiras de silicona que, una vez colocadas, se fijan perfectamente a la superficie del
cuadro y no deslizan. El dato más curioso es que la batería cuenta con un puerto USB que podemos utilizar para cargar otros aparatos, ya sean un GPS o un Smartpone, por ejemplo.

A DISFRUTAR DE LA NOCHE
En los últimos años las luces han evolucionado rápidamente. Con la mejora de la tecnología y, sobre todo, con la aparición de las luces chinas “low cost”, los fabricantes están sometidos a una carrera por ver qué luz tiene más lúmenes, aunque esto no garantice una mejor iluminación, sobre todo si el fabricante no es del todo fiable. En este aspecto, destaca la Sigma Buster 2000. Si a priori te podían parecer pocos lúmenes, debemos tener en cuenta que esta potencia es real, y si los comparamos con otras luces teóricamente más potentes, nos daremos cuenta
rápidamente de la diferencia.
La Sigma Buster 2000 es la luz con más potencia que hemos probado hasta la fecha. Su potencia nos ha parecido extrema, ya que nos permite ver muchos metros por delante, con independencia del modo que utilicemos.
Además de potencia, la Sigma Buster 2000 cuenta con una abertura extrema, que ayuda a ver el camino con gran amplitud. Para que os hagáis una idea, la Buster es capaz de iluminar el manillar y la copa de los árboles a la vez sin utilizar el modo más potente.

La autonomía de la Buster está marcada por el fabricante en unas espectaculares 20 horas, y teniendo en cuenta que no hace falta utilizar la máxima potencia ni bajando, os aseguramos que tenéis batería para salir durante semanas. La buena calidad de la batería, unida a detalles como el poder cargar el móvil con ella, hacen que la Sigma Buster 2000 sea una de las más completas que hemos probado. Su único punto débil es que toda estas prestaciones hacen que el tamaño y el peso sean superiores a la media.
Hemos colocado la Buster en el manillar y el casco, siendo esta última nuestra opción preferida. El poco peso del foco hace que llevarla en el casco se note poco, y el mando remoto colocado en el manillar nos facilita mucho la tarea de ir cambiando de modo. Lo único que echamos de menos es una sujeción más firme para dicho mando, ya que la tira de silicona tiende a rotar con el uso.
Como dato final, la Sigma Buster 2000 cuenta con un práctico mando remoto que podemos fijar al manillar. Este mando, de tan solo 14  gramos, tiene dos botones que nos permiten controlar los diferentes modos de luz. Con el superior controlaremos los cuatro modos fijos, mientras que con el inferior controlaremos los tres modos intermitentes. Este mando es inalámbrico y se fija al manillar sin herramientas gracias a una tira de silicona.
La Sigma Buster 2000 nos ha parecido una opción perfecta para el invierno. Buena batería, muchos detalles y, sobre todo, calidad de
iluminación. El precio es superior a la media, pero también lo es su calidad.

VALORACIÓN

NOS GUSTA
• Autonomía y calidad de iluminación.
• Mando remoto.
• Puerto USB en la batería.

A MEJORAR
• Soporte del faro al manillar de plástico.
• Batería voluminosa.

Comentarios
Más en:
También te puede interesar

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa

Síguenos en las Redes

¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.