Campagnolo Ekar, transmisión 100% para Gravel que llega pegando fuerte

Tipo de bici:
escaladora
Tiempo de prueba:
63 días
Equipación rider:
Casco Giro Aether MIPS / Gafas 100% Speedcraft XS / Maillot Campagnolo Plutonio / Culotte Campagnolo Vanadio / Calcetines Campagnolo Litech / Zapatillas Giro Sector

Contenido

El Campagnolo Ekar es la primera transmisión específica para Gravel de la marca de Vicenza, y llega con 13 velocidades, un peso superligero y configuración 1x. Sin duda, argumentos más que suficientes para convertirse, de facto, en algo más que una alternativa a las opciones actuales que hay en el mercado. 

El grupo Camapgnolo Ekar montado en la Ridley Kanzo Fast

El Campagnolo Ekar no es un grupo más en el catálogo de la marca transalpina. Es una transmisión que –llámame atrevido– puede marcar un nuevo rumbo en este icónico fabricante de transmisiones y ruedas, entre otros.

El Campagnolo Ekar es el primero grupo de Gravel y 1x de la marca
El Campagnolo Ekar es el primero grupo de Gravel y 1x de la marca

Año tras año, en las presentaciones internacionales, siempre preguntaba a sus responsables por la llegada de un grupo de Gravel. Siempre recibía respuestas esquivas, pero no negativas como en cuanto al MTB –modalidad en la que Campagnolo hizo sus pinitos a finales de los 80 pero supo retirarse a tiempo, pues ese no era su terreno–, que tras años de desarrollo por fin ven la luz.

Cierto es que Campagnolo es sinónimo de ciclismo de carretera, de competición y de tradición. Sin embargo, la combinación de ésta con la modernidad y con los gustos y tendencias actuales es lo que da lugar a una transmisión como Ekar, que tiene un peso récord de solo 2385 gramos y que aterriza en pleno apogeo del Gravel. 

Vídeo del Campagnolo Ekar en el monte Ekar (Italia)

El Campagnolo Ekar, al detalle

Creada desde cero y específicamente para la práctica del Gravel, esta transmisión monoplato que recibe su nombre en honor a un monte italiano situado cerca de Asiago, adopta 13 velocidades y llega en versión mecánica. Su cambio, de 275 gramos, permite la adopción de un piñón de solo 9 dientes (9-36 o 9-42), un argumento distintivo ante la competencia. 

El Campagnolo Ekar en configuración 9-42 con plato de 38 dientes
El Campagnolo Ekar en configuración 9-42 con plato de 38 dientes

Entrando en materia, la trayectoria 2D del paralelogramo se ha diseñado expresamente para este grupo 1x, con un preciso movimiento mecánico que saca el máximo partido a las 13 velocidades. A diferencia del exclusivo Campagnolo Super Record EPS usado en el WorldTour, las rulinas son de distinto tamaño –de 12 dientes la superior y de 14 dientes la inferior–, y garantizan el buen funcionamiento del cambio y una eficaz retención de la cadena. Además, para facilitar la sustitución de la rueda, el cambio se puede bloquear fácilmente hacia delante. 

Para hacerse una rápida idea de lo que supone idear un cambio, Campagnolo informa que solo en el Ekar se combinan más de 70 partes móviles. Para su fabricación se ha recurrido a la fibra de carbono, a la poliamida reforzada con carbono y a aleaciones 7075 y 6082 anodizadas. Y para los tornillos, al acero inoxidable, garantía de resistencia ante los azotes de las inclemencias meteorológicas.

En cuanto al cassette, el Ekar ofrece tres configuraciones distintas. La llamada Endurance (340 gr) es un 9-36 (9-10-11-12-13-14-16-18-20-23-27-31-36). La opción intermedia, llamada Gravel Race (390 gr), es la que hemos probado y cuenta con un 9-42 (9-10-11-12-13-14-16-18-21-25-30-36-42). Por último, Campagnolo ofrece la combinación Gravel Adventure (415 gr) en la que se prescinde del piñón de 9 dientes y se opta por un 10-44 (10-11-12-13-14-15-17-19-22-26-32-39-44).

El cassette del Campagnolo Ekar cuenta con 13 coronas
El cassette del Campagnolo Ekar cuenta con 13 coronas

El cassette está fabricado en dos monobloques que combinan la ligereza del aluminio en las coronas más grandes con la robustez del acero, al que se le aplica un tratamiento de níquel-cromo satinado para minimizar el rozamiento y el desgaste. El cassette tiene montado el nuevo núcleo N3W, que ya incorporan las ruedas Campagnolo Shamal Carbon DB, que es más ligero y 4,4 mm más corto que el clásico núcleo Campagnolo.

Según la marca, este será su nuevo estándar y es compatible con todas sus ruedas para frenos de disco ya sean de 11 o 12 velocidades. La marca también anuncia que otros fabricantes como DT Swiss, Roval o Tune, entre otras, ya vendrán con este núcleo.

Campagnolo lanza el nuevo núcleo N3W, que será su nuevo estándar
Campagnolo lanza el nuevo núcleo N3W, que será su nuevo estándar

Por lo que respecta a las bielas, Campagnolo ha montado este Ekar con unas esbeltas bielas de carbono UD, disponibles en cuatro longitudes: 165, 170, 172,5 y 175 mm. En ellas se montan semipernos de acero AISI 630 para garantizar durabilidad y eficiencia, y se recurre a la tecnología ProTech, que consigue unir los dos semipernos dentro del eje de pedalier con una única tuerca. Esta tecnología se basa en un plato de retención externo que protege los rodamientos de la suciedad y del agua, y en un manguito central estanco que evita la entrada de elementos externos.

Las bielas del Camapgnolo Ekar son de carbono y cuentan con protector
Las bielas del Camapgnolo Ekar son de carbono y cuentan con protector

Las nuevas cazoletas Ekar ProTech van acopladas con los rodamientos de acero inoxidable oversize externos, que se montan sobre los dos semipernos Ultra-Torque, anclados a las bielas. En este sentido, Campagnolo anuncia una extensa compatibilidad de los distintos ejes de pedalier con cuadros actuales gracias a una amplia gama de cazoletas roscadas y PressFit (BSA, ITA, BB86, BB30, BB386, PF30, BB Right, T47).

Con el fin de proteger la integridad de las bielas de carbono de rozaduras y golpes, la marca monta de serie unos discretos protectores plásticos negros en las puntas. Suman un peso insignificante, pero las mantendrán como nuevas y nos ahorrarán preocupaciones.

Y si hablamos de platos, la marca ofrece cuatro opciones: 38 dientes (Adventure), 40 dientes (Pure Gravel), 42 dientes (Fast Gravel) y 44 dientes (eGravel). El factor Q del Campagnolo Ekar es de 145,5 mm, idéntico al del Super Record EPS y garantía de un pedaleo cómodo y eficiente.

La cadena, un elemento que causó verdaderos quebraderos de cabeza a los ingenieros en el desarrollo de sus transmisiones de 12 velocidades, es otro puntal en el Campagnolo Ekar.

El factor Q del Campagnolo Ekar es idéntico al del Super Record EPS
El factor Q del Campagnolo Ekar es idéntico al del Super Record EPS

Se trata de la cadena más fina creada hasta la fecha por la firma de Vicenza (mide solo 4,9 mm de ancho y es 0,25 mm más estrecha que la de 12 velocidades), pero ha sido concebida para aportar robustez y durabilidad. Es por ello que sus eslabones internos de acero C60 reciben un tratamiento con níquel-teflón para adaptarse a los rigores de la conducción en Gravel.

Fabricada en la sede de la marca, recibe un baño de ultrasonido que asegura que la fórmula de lubricación se impregne completa y uniformemente en todos los eslabones.

Según el fabricante, esta cadena Campagnolo Ekar C13 ofrece un rendimiento idéntico a la de 12 velocidades y se ofrece con dos opciones de cierre; el tradicional pin Campagnolo (118 eslabones) y el nuevo C-Link (117 eslabones), que permite su limpieza con mayor comodidad. En ambas versiones, el peso es idéntico: 242 gr.  

Otro punto en el que Campagnolo dedica muchos esfuerzos es en los mandos. Los nuevos Ergopower del Ekar son cómodos y ergonómicos, y se han adaptado al uso para Gravel con la configuración 1x.

Los mandos Ergopower del Campagnolo Ekar destacan por su comodidad
Los mandos Ergopower del Campagnolo Ekar destacan por su comodidad

Con el fin de garantizar el mejor ajuste a todo tipo de manos, las palancas de freno, de aluminio, permiten ajustar su alcance. Además, se benefician de la tecnología Vari Cushion, que absorbe las vibraciones del camino para proporcionar un mayor confort en marcha. Las palancas tienen un diseño similar a las del Super Record EPS, con una doble curva y unas puntas ligeramente arqueadas hacia fuera.

Las levas del Camapgnolo Ekar tienen una doble curva y las puntas están ligeramente arqueadas hacia fuera
Las levas del Camapgnolo Ekar tienen una doble curva y las puntas están ligeramente arqueadas hacia fuera

Sin embargo, a diferencia del tope de gama de carretera, no se ofrece el sistema AMS, que permite definir cuándo queremos que actúe y si preferimos un tacto más suave o más directo. De hecho, esto tiene sentido ya que en un uso todoterreno la frenada es muy diferente a la que tiene lugar sobre el asfalto, por lo que tampoco es un punto crítico.

Como ya nos tiene acostumbrados Campagnolo, se mantiene su concepto “one lever one action” por el que cada palanca cumple con un solo cometido, por lo que se evitan confusiones en su uso.

Así se ven los mandos del Camapgnolo Ekar en marcha
Así se ven los mandos del Camapgnolo Ekar en marcha

En este caso, el Campagnolo Ekar consta de tres palancas; las dos de frenos, la palanca para subir marcha, que precisa de pulsar hacia adentro con la mano derecha, y la nueva palanca para bajar marchas. Esta palanca, con forma de “C” y cortada a láser, permite su accionamiento con el pulgar tanto si te agarras sobre la barra del manillar como si te coges en la curva del mismo.

La palanca en forma de "C" del Campagnolo Ekar
La palanca en forma de «C» del Campagnolo Ekar

Para pasar a coronas más grandes, Campagnolo habilita el mecanismo Ultra-Shift, que permite subir hasta tres piñones de una tacada.

En cambio, para bajar marchas el mecanismo es simple, es decir, baja una corona cada vez que pulsamos la palanca. El peso de los mandos es de 420 gr. 

Sensaciones con el Campagnolo Ekar

Este 2020 está siendo un año raro, excepcional en todos los sentidos. Cancelada la presentación internacional del Ekar en Italia debido a la pandemia, Campagnolo nos mandó una Ridley Kanzo Fast montada con esta transmisión, que hemos probado durante un mes y medio en nuestras rutas habituales. 

Probamos el Campagnolo Ekar en esta Ridley Kanzo Fast
Probamos el Campagnolo Ekar en esta Ridley Kanzo Fast

La marca no nos informó de ninguna de sus tecnologías hasta su lanzamiento, pero nos pidió que no publicásemos nada sobre el grupo hasta esa fecha. Esto hizo que en nuestras salidas tuviéramos que extremar las precauciones ante la presencia de curiosos. Y es que por aquel entonces ni el grupo ni la Ridley Kanzo Fast se habían desvelado todavía.

El Campagnolo Ekar inspira una gran facilidad de uso
El Campagnolo Ekar inspira una gran facilidad de uso

Sin embargo, si hay algo que llama poderosamente la atención del Ekar es la facilidad de uso que inspira. Una leva para subir marchas y otra para bajar. Sin confusiones y con un tiro muy efectivo en todo su amplio rango. De hecho, en toda la prueba no falló ni una sola vez. 

Nos gustó mucho que para subir marchas podemos servirnos de la tecnología Ultra-Shift, que permite cambiar hasta tres velocidades a la vez. Sin embargo, hubiéramos preferido que a la inversa también se hubiera dispuesto un cambio múltiple. Es decir, que para pasar del piñón grande al pequeño no tengamos que pulsar 12 veces la leva en forma de “C”.

Gracias a la tecnología Ultra-Shift, el Camapgnolo Ekar permite subir hasta 3 coronas a la vez
Gracias a la tecnología Ultra-Shift, el Camapgnolo Ekar permite subir hasta 3 coronas a la vez

Lo cierto es que sus 13 velocidades, solo igualadas por la transmisión de 1×13 de Rotor, que tiene una penetración testimonial, suponen una ventaja competitiva muy importante contra sus dos principales competidores, Shimano y SRAM.

Mientras que el gigante nipón todavía se mantiene en 11 velocidades con su GRX, algo que lo sitúa en clara desventaja, SRAM ya adopta 12 velocidades en su versión electrónica (11 todavía en la mecánica) y, eso sí, permite un uso inalámbrico en su versión AXS. La ventaja del extra de velocidades es que permite un rodar más fluido, sin cambios bruscos.

En el caso del Ekar, Campagnolo ha optado por destacar esta fluidez en el tramo bajo del cassette, manteniendo un aumento de un solo diente en las seis primeras coronas. Así pues, cuando quieres rodar rápido, siempre encuentras una velocidad adecuada a tu cadencia de pedaleo.

El escalonado del Camapgnolo Ekar permite rodar rápido y con fluidez
El escalonado del Camapgnolo Ekar permite rodar rápido y con fluidez

Eso está muy bien, hasta que te encuentras con un muro o con una pendiente de más del 10%. Entonces descubres que el escalonado del Ekar, tan sumamente fluido en las coronas iniciales, muestra unos saltos notables hasta llegar al 42, el máximo que ofrece en las configuraciones con piñón pequeño de 9 dientes. En las subidas duras, el Campagnolo ofrece menos opciones que el SRAM, que monta hasta un 50, o el GRX (46). Y si te levantas rodando sobre grava, corres el riesgo de que la rueda trasera patine.

Para las subidas más duras, el Campagnolo Ekar ofrece hasta un piñón de 44 dientes
Para las subidas más duras, el Campagnolo Ekar ofrece hasta un piñón de 44 dientes

Es cierto que existe una versión con 10-44 más pensada para un uso polivalente y tranquilo, pero creemos que la gracia del Campagnolo Ekar es poder montar un piñón de 9 dientes con el que tirar fuerte hacia abajo o en llano.

Además, a diferencia del cassette de Leonardi de MTB que se ofrece en el mercado de accesorios, esta corona de 9 dientes no ofrece rozamiento ni le cuesta cambiar al 10, por lo que está perfectamente concebida. Con este Campagnolo, lo que puedes perder en esa diferencia de 8 dientes de entre el 42 del Ekar y el 50 del SRAM lo ganas con una mayor fluidez para rodar.

Con el Campagnolo Ekar y sus 13 velocidades es fácil encontrar la marcha ideal
Con el Campagnolo Ekar y sus 13 velocidades es fácil encontrar la marcha ideal

Si eres un gravelero rodador que disfruta con largas tiradas, puedes escoger entre el 9-36 (más gran fondo) y el 9-42 (más polivalente). En este sentido, el Campagnolo Ekar se antoja como un grupo ideal, porque siempre encuentras la marcha ideal. Si, en cambio, quieres escalar, cosa para la cual en principio no está pensado el Gravel, el SRAM está mejor provisto.

Si en la ergonomía el Campagnolo Ekar no tiene rival, en cuanto a frenada también es claramente superior. Sus frenos hidráulicos –no existe opción de frenos de llanta– son muy potentes y sus discos de acero inoxidable, de 160 mm en nuestra unidad de test, y las pastillas DB310 de mezcla orgánica detienen la bici en todo tipo de condiciones.

La Ridley Kanzo Fast montaba discos de 160 mm
La Ridley Kanzo Fast montaba discos de 160 mm

De hecho, incluso pensamos que para Gravel no hace falta montar un disco de tanto diámetro y que con un par de 140 mm bastaría. Más que nada, para evitar problemas con el bloqueo de las ruedas. Campagnolo, en este sentido, también ofrece la opción de montar discos de 140 mm.

Los discos de freno del Campagnolo Ekar son idénticos a los del resto de la gama y cuentan con bordes redondeados
Los discos de freno del Campagnolo Ekar son idénticos a los del resto de la gama y cuentan con bordes redondeados

No en vano, las pinzas de freno, firmadas por Magura, con anclaje Flat Mount y que usan aceite mineral, destacan por su potencia y modulación y jamás adolecen por el uso intenso. 

Pinza de freno trasera del Campagnolo Ekar
Pinza de freno trasera del Campagnolo Ekar

Total look de Campagnolo Ekar

Para enfatizar su apuesta por el Gravel, la firma de Vicenza lanza una colección de ropa para hombre y mujer específica para esta modalidad.

La marca lanza una colección específica Campagnolo Ekar
La marca lanza una colección específica Campagnolo Ekar
Foto: Campagnolo

Se compone de dos maillots y de un modelo de culotte con diferentes compartimentos para almacenar comida o distintos enseres, además de calcetines, gorras, un portabidón y un guardabarros trasero Ass Savers.

También llegan tres robustas bolsas resistentes al agua. Una pequeña para el tubo superior (Node R), otra para montar dentro del cuadro (Internode 2), y la más grande para colocarse bajo el sillín (Cluster 7). Todos estos productos ya están disponibles es la web de Campagnolo.

Bolsa Camapgnolo Ekar Node R
Bolsa Camapgnolo Ekar Node R
Foto: Campagnolo
Bolsa Campagnolo Ekar Internode 2
Bolsa Campagnolo Ekar Internode 2
Foto: Campagnolo
Bolsa Campagnolo Ekar Cluster 7
Bolsa Campagnolo Ekar Cluster 7
Foto: Campagnolo

Veredicto

Campagnolo se ha tomado su tiempo en lanzar su primer grupo específico de Gravel. Eso sí, lo ha hecho con las ideas muy claras y con un concepto que presenta pocas fisuras, más allá de la limitación del cassette cuesta arriba o del cambio individual para bajar marchas.

El Ekar es ligero, mecánico y monoplato, tres condiciones muy interesantes para disfrutar por pistas. La fluidez que aportan sus 13 velocidades es una gozada, ya que siempre sientes que te queda otra marcha más y ruedas con la cadencia adecuada.

Además de una precisión de uso intachable y de una comodidad sin rival en los mandos, sus frenos son una garantía en cualquier circunstancia. Tantas son sus virtudes, que muchas marcas ya lo montan de serie en sus bicicletas (Specialized Diverge, Ridley Kanzo Fast, Wilier Jena, Basso Palta, Pinarello Grevil, Titici F-GR02, y 3T Strada y Exploro Race, entre otras).

Finalmente, su precio (1696 euros), aunque elevado, es sensiblemente inferior al del grupo Campagnolo Chorus DB, lo que no debería ser un gran escollo a la hora de decantarse por esta distintiva transmisión italiana de última hornada que llega pegando fuerte.

Funcionamiento
9 / 10
Valor de compra
8 / 10

Valoración

Te gustará
· 13 velocidades y piñón de 9 dientes
· Ligereza y funcionamiento
· Ergonomía y frenada
· Concepción 1x
No tanto
· Corona máxima de 42 dientes (en 9-36 y 9-42)
· Sin Ultra-Shift para bajar marchas
· Solo mecánico
Comentarios

Contenido

Compra on-line nuestra revista
Te la enviamos a casa
¿Te molan nuestros posts?
Apúntate a nuestra newsletter.